Páginas

miércoles, 18 de mayo de 2011

Día Internacional de los Museos



El día 18 de mayo se celebra a nivel internacional el Día de los Museos, una cita en la que los grandes contenedores de nuestra historia y cultura se convierten en los principales protagonistas. El objetivo de este día es dar a conocer la importantísima contribución de los museos a nuestra sociedad. En Cultura de Sevilla hemos querido hacer un recorrido por los diferentes espacios que hay en la ciudad, tanto los clásicos, como los recién inaugurados y los que aún están en proyecto. Empezamos con los más recientes.

Antiquarium. Se trata del museo más reciente inaugurado en la ciudad. En apenas dos semanas ha conseguido varios miles de visitantes que pueden conocer los restos romanos y almohades aparecidos durante las obras de construcción del mercado de la Encarnación. Las prisas han hecho que el museo se inaugure con el mínimo material didáctico. Aún quedan muchas cosas por hacer pero si el Ayuntamiento juega bien sus cartas, se puede convertir en un referente de la museografía en la ciudad. Hoy, con motivo del Día Internacional de los Museos abrirá sus puertas durante toda la noche (hasta las 8.00 de mañana jueves), al igual que el mirador del Metropol Parasol. Horario habitual de martes a sábado de 10 a 20, los domingos sólo por la mañana.

Castillo de San Jorge. Abrió sus puertas en diciembre de 2009 bajo el mercado de Triana mostrando al público los restos de la fortaleza que sirvió de sede a la Santa Inquisición en Sevilla. A pesar de ser uno de los mejores centros de la ciudad, la difusión del mismo ha sido prácticamente nula. Además, el Ayuntamiento ha reducido su horario de apertura, limitando el número de visitantes. Actualmente abre de lunes a viernes de 9 a 14 y los fines de semana de 10 a 14.

Casa de la Ciencia. El Pabellón de Perú construido para la Exposición Iberoamericana de 1929 acoge esta iniciativa del CSIC. La intención es hacer de este centro un lugar de referencia donde conocer la aportación andaluza a la ciencia, pero mientras duran las obras de remodelación del edificio se está llevando a cabo una importante agenda de exposiciones temporales. Abre de lunes a domingo de 10 a 21.



La ciudad de Sevilla cuenta con cuatro grandes museos que aglutinan parte de la historia y la esencia de su cultura. No pasan por su mejor momento y es por ello que hoy, cuando se celebra su Día, debemos acordarnos especialmente de ellos y exigir su mejora.

Museo de Bellas Artes. La joya de la corona de los museos sevillanos. La pinacoteca acoge las obras de lo mejor de la escuela barroca sevillana, una de las mejores de Europa. Murillo, Zurbarán, Valdés Leal, Alonso Cano, Juan de Mesa y Martínez Montañés, entre otros muchos, harán las delicias del visitante. Lamentablemente, el Museo necesita una ampliación que no termina de llegar por la negativa del Ministerio de Cultura a invertir en nuestra ciudad mientras acomete obras de mejora y ampliación por toda la geografía española. El museo sevillano adolece además de la falta de interés de la Junta de Andalucía, que ostenta la gestión del centro, y que muestra el menor interés posible a pesar de sus posibilidades. Para el día de hoy se han organizado una serie de visitas guiadas además de poder disfrutarse de la exposición con obras de la Colección Bellver.

Museo Arqueológico. La espectacular calidad de las piezas halladas en Itálica, hacen de este museo un referente para conocer obras romanas de primera magnitud. El Mercurio, la Venus o los torsos de atletas conservados en sus salas son sólo equiparables a los realizados en Roma. Sin embargo, su estado de conservación es muy preocupante con salas apuntaladas e instalaciones obsoletas. El proyecto de recuperación está aprobado y presupuestado en más de treinta millones de euros. Ahora sólo falta el compromiso del Ministerio de Cultura que, una vez más, se niega a invertir en uno de los museos más importantes de España.

Museo de Artes y Costumbres Populares. El centro de la Plaza de América cierra la tríada de grandes museos estatales en Sevilla. Al igual que sus hermanos, su estado es muy deficiente, con toda la planta superior cerrada por unas obras que no tienen fondos y que no se sabe cuándo llegarán.



Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Al otro lado del río nos encontramos con el cuarto gran museo sevillano. El CAAC es el vivo ejemplo de que cuando se quiere, se puede. En los últimos dos años ha visto recortado su presupuesto en dos millones de euros, sin embargo, su director ha programada para este año más exposiciones y actividades que nunca buscando el equilibrio presupuestario. El CAAC renace con fuerza pero sigue considerándose un centro que vive de espaldas a la ciudad, quizás por su ubicación, quizás por su contenido. Su gran asignatura pendiente es conectar con la población que debe tomarlo como lo que es, un museo de primera magnitud. Actualmente dispone de varias exposiciones en cartel por lo que hoy es la oportunidad perfecta para visitarlo.

Museo Militar. Dependiente también del Estado, es uno de los grandes desconocidos. Ubicado en la Plaza de España, hoy podría ser una gran oportunidad para conocerlo. Abre de martes a viernes de 9 a 14 y los sábados de 10 a 14. Su acceso se encuentra junto a la torre Norte de Plaza de España.

Museo Naval. La emblemática Torre del Oro acoge el museo naval de la ciudad, creado en 1944 para dar a conocer la relación de Sevilla con la navegación. Tras la última restauración del edificio se ha abierto la terraza superior desde donde se disfruta de unas magníficas vistas de la ciudad y su río. De martes a viernes de 10 a 14 y los fines de semana de 11 a 14 horas.



Tras los grandes museos estatales, llegamos a los privados, pocos en comparación con otras ciudades españolas, pero que cumplen una encomiable función.

Museo del Baile Flamenco. Fue la gran apuesta cultural de la bailaora Cristina Hoyos pero a día de hoy se encuentra al borde del cierre y con el edificio en venta. Sus gestores no han sabido o podido sacarle rentabilidad a un proyecto que por su temática, debería haber funcionado muy bien. La museografía es impecable y sería una pena que echara el cierre.

Centro de Investigación Diego Velázquez. Tras la compra del cuadro Santa Rufina, de Velázquez, la Fundación Focus Abengoa creó este centro dedicado a la figura del genial pintor sevillano. Actualmente, además de actividades temporales (exposiciones, talleres, conferencias...) cuenta con una colección permanente con obras tan interesantes como la Santa Catalina de Murillo que en su día formó parte del patrimonio de la iglesia del mismo nombre y que fue robado por los franceses durante la invasión napoleónica. Abierto todos los días de 10 a 14 y de 16 a 20 horas.

Museo de Carruajes. El museo de Plaza de Cuba ocupa la iglesia del antiguo convento de Los Remedios. Puede considerarse, junto con el Militar, otro de los grandes desconocidos de la ciudad. Su actividad principal pasa por la organización de eventos privados que tienen lugar en sus salas. Como colección permanente posee un interesante conjunto de carruajes de época.

Fundación Valentín de Madariaga. El centro que ocupa el antiguo Pabellón de Estados Unidos de 1929 acoge una interesante colección de arte contemporáneo relacionada con el medio ambiente. Además, organiza cursos, talleres y exposiciones temporales. Dos años después de su apertura, aún tiene que abrirse más a la ciudad para entrar a formar parte de su circuito cultural. Abre los viernes de 11 a 14 y de 17 a 20. Los fines de semana de 10.30 a 14.30 horas. Aquí puedes leer nuestra crónica de la inauguración.



Cierran este grupo de museos dos espacios que a pesar de sus grandes posibilidades, han sido un auténtico fracaso.

Costurero de la Reina. Tras la rehabilitación de este hermoso edificio, construido en 1893 por Juan Talavera de la Vega para los duques de Montpensier, el Ayuntamiento lo destinó a Centro Temático de la Exposición de 1929. La idea era que se convirtiera en el punto de partida de una serie de rutas que dieran a conocer el legado artístico y arquitectónico del evento internacional. El resultado, un fracaso. Actualmente funciona como oficina turística y apenas queda nada del uso que se le asignó. Puedes leer nuestra crónica sobre el proyecto aquí.

Centro de las Artes de Sevilla. Hace años, cuando el Partido Andalucista ocupaba el área de Cultura en el Ayuntamiento, se rehabilitó parte del monasterio de San Clemente para que acogiera el Museo de la Ciudad. Con el cambio de gobierno, el PSOE desechó la idea y creó el Centro de las Artes de Sevilla. De haber funcionado bien, podríamos tener algo así como el CCCB de Barcelona pero lo cierto es que el espacio de la calle Torneo apenas tiene actividades (los fines de semana, Endanza se encarga de darle contenido) y no tiene un rumbo fijo. Otro gran fracaso de la cultura municipal.



Por último llegamos al apartado dedicado a los espacios futuros, aquellos que o bien están en obras o bien planteados como proyectos a más largo plazo. Con ellos, Sevilla verá ampliada la nómina de museos.

Museo de la Cerámica. Las obras comenzaron el pasado mes de diciembre y no tienen fecha de culminación. Una vez abierto, acogerá parte de la colección de Cerámicas Santa Ana (edificio donde se asienta el museo), algunas piezas de la Colección Carranza y diferentes espacios culturales como salas de exposiciones temporales, biblioteca, centro de interpretación del Barrio de Triana...

Centro de la Navegación Atlántica. Las obras de readaptación del Pabellón de la Navegación de 1992 prosiguen a buen ritmo para convertir el edificio en un gran espacio cultural que dispondrá de un moderno montaje expositivo, salas de exposiciones temporales y espacios para congresos. La fecha prevista de inauguración es otoño de este mismo año.



Museo de Historia de la Ciudad. Hace unos meses el Ayuntamiento cedió parte del Pabellón de Colombia de 1929 a la Fundación Atarazanas para que le sirviera de sede. La institución anunció su intención de crear en este espacio un Museo que narrase la evolución de la ciudad apoyándose en una serie de maquetas históricas. De momento no hay fecha de apertura ni se ha vuelto a saber nada del tema.

Museo de Aníbal González. Tras la restauración de la Plaza de España, el Ayuntamiento se comprometió con la familia del insigne arquitecto a proyectar un museo dedicado a su figura en algún espacio del edificio regionalista. Nada más se ha dicho sobre el tema.

Sevilla afronta el Día Internacional de los Museos en precario. Sus museos no están en perfectas condiciones y eso es una mala carta de presentación. Durante mucho tiempo, la ciudad no le ha dado a estas instituciones la importancia que merecen, en parte por desconocimiento, en parte por desinterés. En Cultura de Sevilla repetimos una y otra vez que la Cultura debe empezar a formar parte del día a día de la ciudad porque es la única vía de conseguir una sociedad más justa y más igualitaria. Las administraciones hacen caso omiso y la ciudadanía no se preocupa por el tema. Ojalá el año que viene podamos celebrar un Día Internacional de los Museos en condiciones, con un amplio programa de actividades y con las instalaciones puestas a punto.

2 comentarios:

Maese Maesa dijo...

Supongo que tu intención era más dar una idea que ser exhaustivo, y habrá sido deliberado el que no hayas incluido en la lista ni el Centro Velázquez, ni el pequeño Museo Naval de la Torre del Oro, ni la Colección Carranza del Alcázar, debido en los tres casos a sus reducidas dimensiones. Pero me permito mencionarlos en mi comentario porque creo que los tres son dignos de ser tenidos en cuenta en este día por sus contenidos y, especialmente en el caso de la Carranza, por su interesantísma musealización ¿no crees?

Por otro lado, en cuanto a contenedores de Arte y Cultura, tampoco son desdeñables otros centros culturales, que aunque sin colecciones propias, organizan exposiciones y otras actividades, que aunque desiguales, ofrecen alternativas, como el Centro Cultural Cajasol, Casa de la Provincia, Sala Santa Inés o Casino de la Exposición.

La verdad es que es inevitable al hacer este tipo de recorridos mentales el quedarte con una sensación más agria que otra cosa, sobre todo porque está claro que esta ciudad se merecería mucho más, y no hablo de cantidad. No haría falta multiplicar el número de centros, sino dedicarle la atención que se merecen a los que hay.

Culturadesevilla dijo...

Efectivamente pretendía dar una idea de los museos que hay en la ciudad. En cuanto al Centro Velázquez y la Torre del Oro, no ha sido deliberado, es que se me han pasado.

Sobre centros culturales, pues los he omitido porque el post iba a ser demasiado extenso.

Un saludo!