Páginas

lunes, 24 de enero de 2011

Centro de la Navegación Atlántica en el Pabellón de la Navegación

Apenas quedan unos meses para que el Pabellón de la Navegación vuelva a abrir sus puertas como centro cultural y de ocio y hemos querido conocer de primera mano qué nos encontraremos cuando se inaugure. Javier Sanchidrián, director del Pabellón, ha recibido a Cultura de Sevilla y nos ha contado los pormenores del proyecto.

Para hacernos una idea de la importancia del proyecto, el presupuesto ronda los 10 millones de euros, de los cuales 4 millones se destinarán al contenido expositivo. El Pabellón está siendo remodelado íntegramente, actualizando y modernizando sus instalaciones al tiempo que se interviene en el edificio y su torre anexa, que también está incluida en el proyecto de musealización.

El Pabellón de la Navegación dotará a la ciudad de un gran espacio cultural que englobe no sólo una exposición permanente, sino toda una oferta de ocio que lo convertirá en un referente nacional. La planta inferior del edificio, la que da al río, será un amplio espacio diáfano de unos 3.000 metros cuadrados destinado a eventos temporales, ya sean congresos o exposiciones temporales. Para ello se ha diseñado un sistema de paneles móviles que permitirán acotar diferentes salas más pequeñas destinadas a congresos, mientras que siempre quedará una amplia estancia de 1.000 metros cuadrados para las exposiciones temporales.

La planta superior, con acceso desde el Camino de los Descubrimientos, está reservada para la exposición permanente del Centro, que girará en torno a la Navegación y su evolución desde el descubrimiento de América hasta nuestros días. Para ello se han diseñado cuatro salas que irán contando al visitante, de forma didáctica e interactiva, diferentes aspectos de la navegación.

La sala primera es sin duda la más espectacular con un mar de luces que, por medio de la tecnología LED, consigue crear todo un mundo de sensaciones. El visitante discurrirá entre olas de luz para ir conociendo las vidas de aquellos personajes anónimos que dejaron todo lo que tenían atrás y se lanzaron a la aventura de conquistar los mares. Contenidos interactivos relatarán sus emociones, sus vivencias y expectativas transmitiendo su experiencia al cruzar el Océano Atlántico.

La segunda sala recupera parte de los contenidos de Expo’92 para mostrar la evolución de la tecnología naval desde 1500 hasta la actualidad. Por medio de maquetas, paneles y diverso material expositivo conoceremos cómo ha evolucionado la tecnología en estos 500 años y cómo las mejoras técnicas creaban nuevas necesidades y retos que culminaban en nuevos avances.

Uno de los puntos fuertes de la visita será la tercera sala donde en la que el visitante conocerá, de primera mano, cómo era la vida a bordo de un buque. De una forma totalmente interactiva, se podrá manejar un timón o sufrir los efectos de un temporal, padeciendo en primera persona cómo era el día a día de un barco.

La última sala del Pabellón se ubica frente al río, en la zona de cristaleras. Aquí se mostrará la evolución histórica de la ciudad de Sevilla y su relación con el río.

Tras la visita del Pabellón se accederá a la Torre Schindler para contemplar la ciudad desde su mirador. En la torre, que también será remodelada y rehabilitada, habrá una mínima museografía que contextualice al visitante, pero su principal atractivo será disfrutar de la ciudad desde un punto privilegiado.

El Pabellón de la Navegación fue creado con unas expectativas de visitantes y de usos difícilmente alcanzables hoy en día, por ello, la primera decisión que se tomó de cara a esta nueva etapa fue la de adecuar los contenidos a esos nuevos usos. La museografía, diseñada por la empresa sevillana GPD, pretende apelar a las sensaciones del visitante, mostrando todos los aspectos relacionados con la Navegación. Además, se optó por la creación de un espacio alquilable que supusiera una fuente de ingresos para el Pabellón al tiempo que supliera un vacío existente en la ciudad. Hasta ahora Sevilla no cuenta con una sala de exposiciones temporales de grandes dimensiones que permita llegar a la ciudad muestras tan interesantes y populares como la de Titanic, los Guerreros de Xi’an o Faraones. A partir del año que viene el Pabellón de la Navegación contará con ese espacio y esperemos que Sevilla entre en el circuito de esas exposiciones.

Exposición permanente, congresos, exhibiciones temporales… pero en el nuevo Centro también hay espacio para el ocio y el recreo, con la oferta de dos restaurantes que saldrán a explotación privada, una cafetería, una mediateca y aulas didácticas, todo un complejo cultural que abrirá sus puertas presumiblemente a finales de 2011. Para facilitar la entrada al complejo se creará un nuevo acceso principal por el Camino de los Descubrimientos (hasta ahora el Pabellón contaba con múltiples accesos, pero ninguno principal), una avenida que actualmente presenta un pésimo estado de conservación pero que está llamada a convertirse en uno de los epicentros de la vida social sevillana. Una vez abierto al tráfico, el Camino de los Descubrimientos atravesará la Cartuja de norte a sur, sirviendo de frontera entre el Pabellón y su futuro vecino, el complejo comercial y de oficinas que Cajasol ya construye en frente. Además, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo se encuentra a pocos pasos, al igual que el Jardín Americano y otros activos que antes o después se pondrán en servicio como son el Auditorio y el Pabellón del Futuro. Todo ello con la futura parada de Metro de las líneas 2 y 4 en la misma puerta y la pasarela peatonal diseñada entre la torre Schindler y Plaza de Armas. Todo son bondades para un proyecto que contribuirá a aumentar la oferta cultural y turística de la ciudad y que formará un tándem con otros atractivos que giran en torno a la misma temática: Acuario, Atarazanas y Torre del Oro. Sólo falta que la ciudadanía haga suyo un proyecto que Sevilla lleva esperando 18 años.


Desde Cultura de Sevilla queremos agradecer a Javier Sanchidrián y Charo Sánchez su colaboración y excelente disposición para realizar este reportaje que esperamos contribuya a dar a conocer este magnífico proyecto.

Pabellón de la Navegación (web)


4 comentarios:

Hispalense, dijo...

¿Lo del Pabellón de la navegación esta vez va en serio, o se quedará otra vez en humo ? Lo digo porque lo de este edificio me recuerda a lo del acuario de las Delicias o incluso a la interminable restauración de Santa Clara. Por lo demás, muy bueno el reportaje, aunque,desde mi punto de vista, lo has chafado con la foto de la torre de Cajasol (yo estoy absolutamente en contra de ella).

Culturadesevilla dijo...

Según me comentó el director del Pabellón, el proyecto no sólo va muy en serio sino que pronto tendremos más noticias sobre él. Las obras van muy avanzadas y se espera que antes del verano se comience con la musealización.

Sobre la última imagen, simplemente es para ilustrar cómo quedará esa zona y del potencial que tiene el futuro Centro de Navegación Atlántica.

Un saludo!

Dani dijo...

Pues sí, gran reportaje! Ojalá el proyecto salga adelante y contemos en Sevilla con un nuevo Centro que revitalice la Vida Cultural de la Ciudad... vamos, que me conformaría con que saliera adelante tan sólo la mitad de todo lo que se comenta en el reportaje!!

un saludo

Culturadesevilla dijo...

Dani, no lo digas muy alto que ya estamos muy acostumbrados a que al final los proyectos sean la mitad de lo inicialmente anunciado ^^

Un saludo!