Páginas

lunes, 13 de febrero de 2012

La Naves del Barranco serán un Mercado Gourmet


El Ayuntamiento ha presentado esta mañana el proyecto que ha preparado durante los últimos meses para las naves del Barranco, edificio construido entre 1876 y 1883 como Lonja de Pescado. En el próximo pleno municipal se pretende aprobar la reconversión de este singular edificio en un mercado Gourmet que acoja 25 puestos donde se vendan especialidades alimenticias, productos de calidad que complementen la oferta comercial de los tradicionales mercados municipales.


El proyecto se centra en el edificio histórico pero su área de actuación engloba los solares que tiene alrededor, remodelándose urbanísticamente todo este sector para acabar con la imagen de abandono y suciedad que tiene actualmente. En concreto, la estructura metálica sería restaurada y convertida en mercado con un espacio central diáfano en torno al cual se fueran disponiendo los 25 puestos. En la plaza contigua que da a la calle Radio Sevilla se construiría un sótano donde se aglutinarían los servicios necesarios para el funcionamiento del mercado (cámaras frigoríficas, servicios, carga y descarga de productos...) mientras que el edificio historicista que da hacia la calle Arjona se ocuparía con las oficinas del mercado. Tanto la plaza que da hacia el puente de Triana como el solar de albero que mira hacia el río se remodelarían con la incorporación de estructuras efímeras que pudieran servir para eventos temporales, muestras y demás usos asociados al mercado.


El Consistorio pretende sacar a licitación el proyecto el próximo mes de marzo con la intención de que las obras empiecen antes de verano con un plazo aproximado de doce meses. Se calcula que se podrían crear unos 30 puestos de trabajo durante las obras, con una inversión estimada que supera el millón de euros y la creación de más de un centenar de empleos una vez abra sus puertas el Mercado Gourmet, que se inspira en el de San Miguel de Madrid. Se trataría por tanto de una concesión administrativa y la inversión recaería en el sector privado que según ha asegurado el alcalde ya ha mostrado su interés por este proyecto.


Con esta actuación se consigue no sólo recuperar un edificio histórico fundamental en el patrimonio sevillano, sino integrar de una vez por todas este espacio, tan céntrico, en la ciudad. Durante años se ha denunciado el vergonzoso estado de esta zona, frecuentada por indigentes y botellonas de fin de semana, a las puertas del centro histórico. Si sale adelante este proyecto se ganaría un nuevo balcón hacia el río Guadalquivir y una conexión turística y cultural con el barrio de Triana. Sólo una pega, a las preguntas de un periodista sobre la postura de la Comisión Provincial de Patrimonio ante este proyecto, el alcalde ha dicho que entienden que la Comisión no tiene nada que decir en este asunto. Quizás ese haya sido uno de los puntos que se han pasado por alto en la tramitación del proyecto, siendo un edificio histórico y protegido, la Comisión tiene bastante que decir, otra cosa es que si el respeto al patrimonio es escrupulosamente legal, la bendición de la Comisión esté garantizada.

1 comentario:

Lopez de Coca dijo...

Por fin, alguién con visión en le Ayuntamiento!!Yo desde que ví el mercado de San Miguel de Madrid, estoy diciendo que se podía hacer algo parecido en Sevilla, en este mismo espacio, pero todos me decía que no, que ese proyecto en Sevilla no tendría futuro, pero sí!Por fin podremos tener algo en Sevilla que de un poco de modernidad en la cultura sevillana, me encanta!!Espero que además de los 25 puestos alimenticios haya opción de comer allí o tomar tapas, sería todo un puntazo!Sobre todo al medio día, ya que el sitio es estupendo!