Páginas

martes, 8 de septiembre de 2009

¿Qué harías con...?

NAVES DEL BARRANCO
.
.
La antigua Lonja de pescado fue construida entre 1876 y 1883 siguiendo los ejemplos de arquitectura en hierro que llegaban de Europa. En nuestra ciudad contamos con pocos ejemplos de este material constructivo, pero obras como este antiguo mercado, el puente de Triana o la desaparecida Pasarela del Prado de San Sebastián dan una idea de la importancia y calidad que alcanzó este material en Sevilla.
.
El edificio perdió su primitivo uso hace ya varios años, siendo restaurado por el Ayuntamiento y dedicado a sala de exposiciones y conciertos tras su cierre con cristaleras. Además, alberga en su interio una oficina de Turismo. Las exposiciones que alberga no suelen tener una temática concreta, en este espacio hemos podido disfrutar desde exposiciones sobre planteamientos urbanísticos hasta muestras de Diseño Gráfico (como la reciente celebrada por la revista Clone).
.
Hace unos años surgió la idea de remodelar toda esta zona de la ciudad para construir un Centro de Interpretación de la Semana Santa. La idea no es nueva, en varias ocasiones se ha hablado sobre la idoneidad de contar en nuestra ciudad con un espacio dedicado a la Semana Santa, sin embargo el planteamiento era totalmente innovador. Si en otras ocasiones se apostaba por reutilizar un edificio antiguo, en este proyecto se apostaba por unas instalaciones completamente nuevas, donde el agua y los jardines tenían un papel muy importante y donde se reurbanizaba una zona de la ciudad muy maltratada en los últimos años. El proyecto partió del antiguo delegado de Fiestas Mayores y tras el cambio de Gobierno, pasó al cajón de proyectos nunca realizados.
.
.
La propuesta
.
.
En esta ocasión, más que centrarnos en un edificio o monumento, queremos proponer un cambio radical en el entorno que lo rodea. Actualmente, las naves del Barranco, junto al Puente de Triana, se encuentran rodeadas por una serie de plazas en varios niveles totalmente desagradables para la estancia. El nivel superior es el que presenta un mejor estado, con solería, pero el resto es un conjunto de no-lugares de albero, con cuatro bancos y farolas y unos juegos infantiles. La zona, debido a este carácter secundario y marginal, es utilizado para hacer botellonas y como lugar donde habitan varios indigentes. La única nota que da algo de vitalidad al espacio es un quiosco con terraza, totalmente arrinconado y semioculto.
.
.
La idea que proponemos es una reforma integral de este espacio, transformando este no-lugar en una zona de estancia y paseo que realce los monumentos que tiene alrededor, no sólo el Barranco, sino el puente de Triana y la actual sede de la asociación de vecinos "Estación de Córdoba", un pequeño templete con cúpula situado junto al Barranco.
.
.
Sin duda, la zona más desagradable de todo este espacio es la explanada de albero, un auténtico desierto urbano. Si el material de por sí ya da un aspecto de suciedad y abandono, los constantes restos de botellonas y basura no mejoran mucho el lugar. Los naranjos plantados luchan por sobrevivir, y los bancos dispuestos en medio del descampado no invitan precisamente a sentarse sin ninguna protección bajo el sol que sin remedio baña toda la explanada.
.
.
En las imágenes se puede observar que este espacio no logra integrarse en la ciudad y no aporta nada a la misma. No es más que un espacio totalmente secundario y marginal en pleno centro histórico de la ciudad. A día de hoy es bochornoso que no se haya actuado en esta zona y se permita que exista semejante dejadez.
.
Las opciones para este espacio son inmensas. Se podría no sólo adecentar los diferentes niveles con solería, sino instalar más vegetación (no sólo árboles, sino también jardines), un mobiliario más adecuado, fuentes y elementos atractivos que inviten al ciudadano a disfrutar del espacio. Además, una vez arreglada toda esta zona, podría servir como complemento de las exposiciones que se celebrasen dentro de las Naves del Barranco, sacando parte de las mismas a la calle y dotando de mayor sentido a la plaza. Evidentemente no estamos hablando de poner dos bancos de forja, setos con rosales y varios árboles más sin ton ni son. Pensamos en un proyecto atractivo, bien pensado y con un buen diseño, moderno, que sirva de transición entre la zona del río (muy degradada en este tramo) y la zona monumental.
.
.
En un intento por humanizar el espacio, se han instalado juegos infantiles para atraer a los vecinos. Sin embargo, colocados a pleno sol y rodeados de inmundicia, no son el lugar más adecuado para llevar a los niños a jugar.
.


.
Detrás de las naves, junto a la sede de la asociación de vecinos se encuentra una pequeña plaza ajardinada que nada tiene que ver con el descampado contiguo. Se accede a ella por estos escalones que como se puede ver, no están en muy buen estado.
.
.
A través de imágenes no podemos haceros llegar el hedor que inunda esta zona, pero es realmente insoportable. Esta zona es usada como urinario público por indigentes y no tan indigentes.
.

.
En definitiva, pedimos una actuación integral en toda esta zona que ayude a ensalzar los monumentos que la rodean a la vez que contribuye a crear un espacio atractivo para el ciudadano y el visitante, que invite a estar en él más que a huir de él y que sirva de nexo de unión entre la zona monumental y el río. Por supuesto, la limpieza y la conservación son fundamentales, de nada serviría reformar este espacio sin no se actúa contra los focos de suciedad que a día de hoy lo convierten en un espacio desagradable.
.
Por último, creemos que sería una buena idea trasladar el monumento a Bartolomé de las Casas, actualmente junto al río, a esta nueva plaza, rematando la actuación. Se lograría con ello darle mayor realce al monumento a la vez que se protege del vandalismo que sufre en su actual emplazamiento. De hecho, fue restaurado antes del verano y ya se pueden observar varias pintadas de dudoso gusto en su superficie.
.
.

4 comentarios:

Sevalber dijo...

El sempiterno problema de los espacios duros que tanto abundan en las márgenes del río, lugares sin alma de barrio que son tierra de nadie. Hace años que dejé de frecuentar con mi hijo esas zonas de juegos infantiles, buscando otros lugares más amables.

Parece mentira que con lo que dura el verano por estas latitudes (¿sabe alguien cuando va a terminar el de este año?) sigue habiendo tantísimos lugares más propios para que corran caballos que para el disfrute del ciudadano.

Queda mucho por hacer en esta ciudad para convertirla, entre todos, en un lugar mucho más habitable. Muchas gracias por el reportaje.

Saludos.

eventoensevilla dijo...

Pues sí, queda muchísimo por hacer y parece que lo poco que se hace lo quieren hacer mal (como lo del metro en superficie...manda narices).

Lo de las grandes llanuras, ya sean de albero o de cemento, es algo que nunca terminaré de entender. Entre la trasera del centro comercial Plaza de Armas, el lateral de la estación de autobuses, la llanura al otro lado del puente del Cachorro, lo de las naves del Barranco, la otra llanura del Puente de Los Remedios... por citar algunas, es incomprensible. Se podrían hacer tantísimas cosas en estos espacios, pero aquí preferimos dejar descampados que no sirven para nada y q afean la ciudad. Como bien dices, el disfrute ciudadano debería ser la meta, pero aquí más bien parece algo a evitar.

Por cierto, que acabe ya el verano porque esto ya no es normal, necesitamos un respiro.

Un saludo!

InmaSB dijo...

Hola buenas tardes, ya que he visto el artículo sobre las Naves del Barranco, quería preguntar si alguien sabe cual es o fue el uso del edificio cercano que tiene una cúpula con óculo al estilo del panteón romano. Es que cada vez que paso por allí intento conocer a qué se debe esa construcción, pero nada. Muchas gracias de antemano y enhorabuena por el blog.

Sergio dijo...

Hola Inma. Lamento decirte que no he encontrado, hasta ahora, información sobre el 'Husillo del Barranco', nombre con el que se suele hacer referencia a este edificio. Espero descubrirlo algún día :)

Gracias a ti por tu interés!

Un saludo!