Páginas

martes, 22 de mayo de 2018

La restauración del Pabellón Real afronta su recta final



En apenas mes y medio se cumplirá un año desde que comenzaron las obras de restauración de las fachadas del Pabellón Real de Plaza de América. El edificio, diseñado por Aníbal González, fue construido para la Exposición Iberoamericana de 1929, si bien las obras culminaron unos años antes, en 1915. Desde entonces se ha sometido a derribos y remodelaciones en su interior, pero nunca se había actuado en su delicada fachada.



La intervención actual, presupuestada en 1.150.000 euros, no sólo ha contemplado la limpieza de los paramentos de ladrillo de la fachada, sino que se ha actuado sobre todos los elementos cerámicos que decoran muros y cresterías, recuperándose los que se podían restaurar y haciendo nuevos los que habían desaparecido. Además se ha creado un nuevo sistema de ventilación en el perímetro del edificio que evite la humedad en los muros.





A pesar de los andamios ya es posible ver el resultado de la intervención, que afronta su recta final en estas semanas. Tras recomponer todos los elementos cerámicos de cresterías y escudos, estos días se está procediendo a reponer las dos figuras cerámicas que protegen la puerta principal a modo de maceros ataviados con la heráldica española.




La restauración de las fachadas del Pabellón es un paso previo a la dotación de un uso más acorde con el planteamiento original del edificio. A pesar del destrozo que se hizo del interior hace décadas (apenas se conserva el vestíbulo) su recuperación como espacio expositivo contribuiría a devolverle a la plaza el fin cultural con el que fue diseñada. A día de hoy se desconocen los usos futuros del edificio, ocupado ahora por oficinas municipales.


>> Actualización 12 de junio de 2018 con el primer macero ya restituido íntegramente:



Más información del edificio en el Blog de la Exposición Iberoamericana (enlace)

No hay comentarios: