Páginas

lunes, 5 de diciembre de 2016

Sobre proyectos de ampliación y museos

Proyecto ganador de la ampliación del Museo del Prado. Imagen de su web


Leía la semana pasada la noticia sobre la nueva ampliación del Museo del Prado y no podía dejar de pensar en nuestros museos de Bellas Artes y Arqueológico, pendientes de proyectos de rehabilitación y ampliación desde hace años. 

En 2017 se cumplirán diez años desde la gran ampliación llevada a cabo por el arquitecto Rafael Moneo en el Museo del Prado a través de su famoso cubo construido en lo que había sido el claustro del monasterio de los Jerónimos. Con esta intervención se sumaban más de 14.000 metros cuadrados al que está considerado uno de los mejores museos del mundo. En 2009 se abría una nueva ampliación, el Casón del Buen Retiro, como sede del Centro de Estudios, pero con las vistas puestas en el bicentenario del museo en 2019 se ideó una segunda gran ampliación que terminaría de conformar el denominado 'Campus Prado' a través del antiguo Salón de Reinos, ocupado durante años por el Museo del Ejército.


El proyecto elegido ha sido el presentado por Norman Foster y Carlos Rubio, que han ideado una nueva fachada que mira al Casón del Buen Retiro y que permite ganarle metros cuadrados al edificio original respetando su fachada. El nuevo volumen que servirá como acceso actúa como sostén del nuevo espacio de exposiciones que se ubicará sobre el edificio. A falta de que se concreten nuevos detalles como la fecha del inicio de obras o los usos que tendrá, el Museo del Prado parece solucionar para varios años los problemas de espacio.

Proyecto de remodelación del Museo Arqueológico de Sevilla. Imagen de Guillermo Vázquez Consuegra


En Sevilla, los proyectos de ampliación del Museo de Bellas Artes y de reforma integral del Museo Arqueológico, llevan años en el cajón. De hecho, ambos deberían haber sido ya inaugurados, pero los años pasan sin que el Gobierno ejecute unos proyectos que se remontan al año 2010. En el caso del Bellas Artes, el informe realizado por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico está fechado en 2005, once años después, las costuras siguen estallándole al antiguo convento de la Merced. Peor está el Museo Arqueológico, con unas instalaciones completamente anticuadas y obsoletas. Guillermo Vázquez Consuegra firma el proyecto de intervención que debería convertir el museo en un referente a nivel internacional. Si a la falta de inversión estatal le sumamos la desidia autonómica, nos encontramos con dos museos funcionando a medio gas en los que se producen situaciones como que haya que desmontar parte de la colección permanente porque no hay espacio para una exposición temporal o que la sala diseñada para el Tesoro del Carambolo no pueda acoger dicha pieza porque no reúne las condiciones de seguridad necesarias. Y todo esto con el Año Murillo y el 1.900 aniversario de la llegada al poder de Adriano a la vuelta de la esquina. ¿Están preparados nuestros museos para dichos actos?

En el tiempo en el que estamos esperando una solución para nuestros museos, los Bellas Artes de Asturias, Valencia, San Sebastián o Bilbao han visto encarrilados sus proyectos de ampliación. También podemos hacer referencia a los 150 millones invertidos en el Museo de Colecciones Reales o a la non nata ampliación del IVAM de Valencia, lo que me lleva a preguntarme si tiene mucho sentido plantear macro proyectos que cuestan millones de euros para que luego se queden en un cajón por falta de presupuesto o de interés político. ¿Seguirán siendo útiles los proyectos redactados para el Bellas Artes y el Arqueológico cuando se pretendan impulsar con una década de retraso? ¿Habrán cambiado las prioridades y necesidades? ¿Somos lo suficientemente exigentes los ciudadanos para con nuestros espacios culturales?

4 comentarios:

Gabriel Maestre dijo...

Deseo lo mejor para el patrimonio sevillano, Sergio. Si tú tienes razón, ojalá se cumpla. Pero sigo pensando que la administración pública solo debe (¿y puede?) gastarse el dinero en una red de monumentos públicos que albergue una serie de colecciones públicas de arte y patrimonio. Y estrictamente nada más. Un saludo.

Gabriel Maestre dijo...

Por supuesto que estoy de acuerdo en que esos monumentos deben estar en condiciones dignas de albergar las colecciones. Lo del Arqueológico es de escándalo. Pero, por ejemplo, ¿por qué no ponen las exposiciones temporales promovidas por la administración pública en salas como Santa Clara o la del Lope de Vega, en vez de vaciar unas salas del Bellas Artes?

Sergio Harillo dijo...

Gabriel, tanto el Museo de Bellas Artes como el Arqueológico son públicos, tanto los edificios como las colecciones. En el caso de las exposiciones que comentas, no le veo mucho sentido a que el Museo de Bellas Artes monte una exposición en Santa Clara, por ejemplo. El problema en Sevilla es que los museos no están preparados para las necesidades actuales, por eso tienen tantos problemas.

¡Saludos!

Gabriel Maestre dijo...

Gracias por tu respuesta, Sergio. Lo que quería decir es que, en mi opinión, la Administración debe centrarse en mantener dignamente monumentos y colecciones públicos, y no gastar en cosas como ampliaciones o exposiciones temporales caras (sí en exposiciones como las que difunden contenidos del Prado o a algún pintor local, eso forma parte de la divulgación del patrimonio). Por eso me preguntaba si no deberíamos poner todas las exposiciones temporales de arte en una o dos monumentos públicos que se dedicaran siempre a tal efecto. También se me hace extraña la compartimentación en museos del estado/comunidad/ayuntamiento. Saludos