Páginas

martes, 20 de diciembre de 2016

Alcorques que desaparecen tras las obras de reurbanización

Según el Plan de Gestión del Arbolado redactado por el Ayuntamiento hace más de un año, Sevilla contaba en ese momento con 9.180 alcorques vacíos que deberían ir reponiéndose en los próximos años.

El Ayuntamiento parece estar dispuesto a acabar con todos esos alcorques vacíos, aunque todo apunta a que la prioridad no será plantar árboles en ellos, sino hacer que desaparezcan tras la reurbanización de las calles donde se ubican.

El último ejemplo es la calle Juan Sebastián Elcano, en Los remedios, cuyo acerado acaba de ser ampliado y reformado después de años de abandono. El tramo más cercano a Plaza de Cuba ha sido remodelado eliminando una banda de aparcamientos para poder darle mayor holgura a los acerados y facilitar así el tránsito peatonal. El firme del acerado ha sido completamente renovado y, durante las obras, al igual que ha ocurrido en otras calles de la ciudad, no se han repuesto los alcorques que faltaban, tapados desde hace años con cemento o incluso acerado. El resultado final es un acerado más amplio que, sin embargo, no contará con sombra alguna durante los meses de verano. Se podría haber aprovechado la obra para reponer los árboles que faltaban eligiendo otra especie que se adapte mejor al entorno que los árboles actuales, pero se ha optado por la solución fácil y económica. La ciudad, el Medio Ambiente y los ciudadanos salimos perdiendo una vez más.

Sin duda es una manera de reducir el número de alcorques vacíos, aunque también es verdad que de este modo flaco favor se le hace al patrimonio vegetal de la ciudad y más cuando aspiramos a ser Capital Verde Europea.