Páginas

martes, 15 de noviembre de 2016

La Puerta del Príncipe de la Catedral luce restaurada


Las leyes de Patrimonio españolas recomiendan que cuando se lleve a cabo una actuación sobre un edificio histórico los añadidos contemporáneos sean reconocibles, evitando los mimetismos y los historicismos. Cada época tiene su propia identidad y se entiende que imitar los estilos del pasado es una corriente que no beneficia a la evolución del propio edificio.

Hace un siglo, cuando el arquitecto Fernández Casanova, comenzó la construcción de la Puerta del Príncipe o de San Cristóbal de la Catedral de Sevilla, si bien empleó el estilo neogótico que tan de moda estaba en aquellos años, utilizó una piedra diferente a la que se había empleado en la construcción gótica del templo. Ahora, tras la restauración llevada a cabo por el Cabildo Catedral, esa diferencia de color nos permite diferenciar a la perfección qué pertenece a la obra gótica y qué es un añadido de finales del siglo XIX.






La Puerta del Príncipe fue construida entre 1887 y 1895. El año que viene se cumple por tanto el 130 aniversario del inicio de las obras, y gracias a la inversión de 135.000 euros, la efemérides no pasará desapercibida habida cuenta del resultado de los trabajos. El Cabildo Catedral decidió hace unos meses incluir este acceso y la Puerta de la Concepción del Patio de los Naranjos, dentro del programa de mantenimiento que se hace anualmente en las puertas de la Catedral. De este modo se evita un mayor deterioro de la piedra y de los elementos decorativos que las componen al impedir que la suciedad se acumule en exceso. El resultado de la intervención es espectacular, no sólo se ha garantizado la correcta conservación de los elementos decorativos de esta puerta, sino que ha recuperado un color que nadie se podía imaginar que estuviera detrás de la suciedad acumulada durante décadas.

3 comentarios:

Tania (Sevilla desde La Giralda) dijo...

Muchas gracias Sergio.

Pasé por allí el domingo, está preciosa.

Lo único que pensé que con el sol del verano mirar la puerta debe ser cegador.

Saludos.

nini desempleado dijo...

Qué bonito.

¿No se sabe si se restaurarán también los laterales de la puerta? Parecen parte de la misma ejecución del XIX.

Y la zona del ábside de la Capilla Real, ¿se restaurará? Está muy mal, las manchas casi no dejan ver los motivos en relieve ni los escudos y algunas águilas han perdido sus cabezas.

Sergio Harillo dijo...

Creo que ha sido restaurada toda la puerta, incluyendo los contrafuertes, lo que pasa es que la piedra es diferente, de ahí el cambio de color.

Las fachadas de la zona de cabecera de la Catedral también se van a restaurar. De momento se está actuando en una parte pero la intención es seguir por el resto de la fachada incluyendo el ábside de la Capilla Real.

¡Saludos!