Páginas

sábado, 29 de octubre de 2016

Siete obras en ArtSevilla

Cuando leía hace unos días el post que Pilar, en su blog El Dado del Arte, le dedicaba a la Feria SWAB de Barcelona en el que destacaba las diez obras que más le habían llamado la atención, me pareció una forma muy ilustrativa de resumir un evento de estas características, así que mutatis mutandi he querido hacer algo similar con las siete piezas que más me han gustado de la exposición central de ArtSevilla en la Sala Santa Inés.



La instalación 'Cabeza del Zodiaco' es la propuesta con la que Yao Junjie acude a Arts dentro del expositor que la Chinese Friendly International comparte con la Minzu University. Se trata de una composición sumamente sencilla pero a la vez cargada de detalles en la que doce piedras han sido escogidas por su forma para representar, por medio de incisiones, los doce símbolos del zodiaco chino. La alusión a la obra de Ai WeiWei que pudo verse en el CAC Málaga hace unos meses es más que evidente, y el artista no sólo no lo oculta, sino que dispone por el suelo una serie de folletos e imágenes de las esculturas de WeiWei.



Marta Castro es una de las participantes del stand de la Facultad de Bellas Artes de Sevilla con su obra 'Rebuilding'. Siempre me han llamado mucho la atención las obras en las que la materia y el propio soporte de las mismas juegan un papel importante. En esta triple composición de colores neutros la materia aparece como una capa más que subyace debajo de la pintura, una materia que en realidad siempre está ahí, aunque normalmente quede eclipsada por la capa artística.


Uno de los trabajos más interesantes de cuantos se exponen en Arts es la obra de la tinerfeña Mar Gascó, que acude en representación de la Cátedra de Arte y Enfermedades de la Universitat Politècnica de Valencia. La propia artista reflexionaba ayer sobre el significado de su obra incidiendo en que más allá de lo conocido como arteterapia, ella utiliza el lenguaje artístico para expresar lo que conlleva convivir con una enfermedad. Además de una serie de fotografías, Mar Gascó expone tres pequeñas piezas tituladas 'Biopsy' en las que la artista reflexiona sobre la enfermedad de Crohn (inflamación del intestino) reinterpretando con flores secas la flora intestinal. "No han sido agrandadas para poder ser vistas por el ojo humano (...), nos hemos hecho diminutos para, por un instante, explorar las texturas orgánicas".


Del stand del Camberwell College of Arts de Londres destacan las piezas de Soonjin Moon en las que la porcelana sirve como materia prima para crear delicados paisajes. Conviene detenerse con tiempo en estas pequeñas joyas surgidas de platos y tazas para recrearse en la técnica con la que han sido cortados minuciosamente para extraer una nueva composición.


Cuando oigo en alguna ocasión la famosa frase "a mí el arte contemporáneo no me gusta, no lo entiendo" siempre tengo la misma respuesta: "pues es el que mejor puedes comprender porque vives en la misma época que el artista que lo está creando, él sufre, ve y se siente amenazado por las mismas cosas que tú". Es lo que me ocurrió cuando me puse delante de la obra 'Parejas' de Fran Somoza, de la Facultad de Bellas Artes de la Complutense de Madrid. Una obra relativamente sencilla que tiene todo un mundo detrás, un mundo tan grande como estés dispuesto a explorar. Dos cabezas en un fondo indescriptible. No es difícil pensar en los horrores de las múltiples guerras que se están desarrollando ahora mismo en diferentes partes de este mundo en el que vivimos y que la televisión se encarga (o no) de contarnos puntualmente como si fueran el complemento ideal a debates de investidura, crisis políticas y recortes económicos.



El dibujo es un don, hay quien nace con él y a quien no. Dicen que se puede aprender a dibujar pero mis múltiples garabatos sobre papel intentándolo me han demostrado que hace falta algo más que práctica para ser capaz de EXPRESAR con algo tan simple como un lápiz y un papel. Elías Samuel Sánchez Hurtado forma parte del stand de la Facultad de Bellas Artes de Sevilla con cuatro dibujos. La arquitectura irreal, los paisajes postapocalípticos, la gama de grises, el contraste entre lo terrestre y un cielo donde no ocurre nada, son trazos que componen unas obras de gran belleza que también invitan a reflexionar sobre nuestro lugar en el mundo. En los dibujos no aparece rastro alguno de ser humano, aunque alguien debió construir esas arquitecturas. ¿Se ha extinguido la raza humana? ¿Qué quedará de nosotros si continuamos aniquilando el planeta y destruyéndonos entre nosotros? ¿Quiso el autor reflejar alguno de estos aspectos al hacer su obra?



Mi predilección por la escultura es un tema recurrente en el Blog. Lamentablemente en Sevilla son pocas las ocasiones en las que se puede hablar de escultura. O al menos de escultura contemporánea. Cierro la entrada con esta pieza de Alejandro Suárez titulada 'Prometeo', nombre del titán 'amigo de los hombres' que desafió a los dioses para entregarle a la humanidad el fuego y contribuir de este modo al desarrollo de la civilización. Por semejante traición a los olímpicos, Zeus lo castigó de manera implacable. No sólo envió a la famosa Pandora con su cajita repleta de todos los males que atormentan a la Humanidad, sino que encadenó al titán en el Cáucaso y envió un águila (símbolo del padre de los dioses) para que se comiera su hígado. Al ser inmortal, las vísceras de Prometeo se regeneraban cada noche, por lo que al día siguiente el águila volvía para volver a arrancarle el hígado. Y así durante toda la eternidad. Prometeo, el benefactor de los humanos (otros mitos dicen que fue él quien modeló al primer hombre con barro) fue finalmente liberado por Hércules en su camino hacia el Jardín de las Hespérides. El artista en este caso ha retratado al titán como un niño, despojándolo de toda su grandeza y ha sustituido la antorcha de fuego por tres globos. El rostro del niño-titán se cubre con una cabeza de buey, que forma parte de otra de las historias asociadas a Prometeo. Curiosamente, se trata del mismo escultor que realizó el minotauro que se pudo ver hace unos meses en una exposición en el CICUS y que tanto llamó mi atención. Escultura y mitología, estoy deseando ver qué más tiene que ofrecer este incipiente escultor.

Son mis siete piezas destacadas de la exposición central de ArtSevilla que se podrá visitar en Santa Inés hasta mañana (hoy sábado hasta las 21 y mañana domingo de 12 a 19 horas) pero la programación expositiva se completa con ArtsGráfica en el CICUS y una serie de espacios alternativos que colaboran con la propuesta 'The Guest'. 

>> Más información sobre lo que se puede visitar en Arts aquí