Páginas

lunes, 1 de agosto de 2016

El Edificio Picasso aporta una nueva monumentalidad a Santa Justa


Hace menos de un mes que la Junta de Andalucía inauguraba su nueva macro sede administrativa junto a la estación de Santa Justa. El edificio 'Picasso' (denominado así porque se encuentra en la avenida Pablo Picasso) es obra de los arquitectos sevillanos Antonio Cruz y Antonio Ortiz, reconocidos internacionalmente por sus múltiples proyectos, siendo la reciente ampliación del Rijksmuseum de Amsterdam una de las más aplaudidas.



La primera vez que vi los renders del edificio, allá por 2005, me dejaron algo frío, quizás por la propia evolución de la arquitectura de Cruz y Ortiz. Estando tan cerca otra obra suya, la estación de Santa Justa, con ese uso tradicional del ladrillo, el cambio hacia el hormigón y los grandes ventanales me chocaron bastante. El larguísimo proceso de construcción (2009-2016) nos dejó durante muchísimo tiempo un esqueleto que parecía no avanzar debido a los problemas presupuestarios de la Junta de Andalucía. Sin embargo, una vez acabado tengo que reconocer que el resultado me parece muy atractivo y sugerente. 


El edificio Picasso alcanza los 22.400 metros cuadrados construidos sobre una parcela de apenas 4.700 metros cuadrados. De planta un tanto peculiar, quizás como guiño al cubismo picassiano, el edificio dispone de varias crujías que se cruzan entre sí creando espacios interiores que sirven como accesos y jardines. Precisamente, la presencia de grandes árboles en la calle Pablo Picasso nos permite apreciar cómo un edificio puede cambiar en función de la vegetación. Hay quien considera que la presencia de árboles en la calle oculta los edificios impidiendo su contemplación. En mi caso, considero que los árboles le añaden aún mayor atractivo a los edificios siendo extremadamente útiles cuando la calidad arquitectónica de los mismos deja bastante que desear. En el caso del edificio Picasso podemos hacer esta comprobación simplemente dándole la vuelta a la manzana, ya que la fachada principal cuenta con arbolado mientras que la trasera, no. La rotundidad, relación con el espacio urbano y amabilidad del edificio cambian radicalmente:



Según podemos leer en la web de Cruz y Ortiz, el edificio se diseñó con "una crujía homogénea de 12'40 metros, sin pilares intermedios, idónea para usos administrativos, que da forma a los cuerpos edificatorios de ocho plantas que se entrelazan, generando una figura singular". El diálogo con los edificios del entorno, cada uno con un diseño completamente diferente, se matiza gracias al juego de volúmenes que componen el edificio. Las cubiertas inclinadas para acoger las instalaciones del mismo también le dan un gran atractivo al recortarse contra el cielo sin ofrecer una línea de cornisa continua y uniforme.


El entorno de Santa Justa gana un nuevo atractivo con este edificio que amplía la nómina de obras que Cruz y Ortiz han podido construir en Sevilla. Sin duda esta zona de la ciudad está llamada a convertirse en uno de los centros neurálgicos de la misma a pesar de estar tan desaprovechada en la actualidad. La estación de Santa Justa cuenta ahora mismo con varios solares a sus laterales que podrían acoger en un futuro una gran variedad de edificios. Si a esto le unimos la más que necesaria remodelación urbanística tanto del acceso principal a la estación como de la zona de la playa de vías, nos encontramos con un espacio de gran referencia en la ciudad que está completamente por hacer veinticinco años después de su creación. De la capacidad, ambición e imaginación del Ayuntamiento dependerá que este entorno se convierta en un acceso digno de la ciudad que aporte valor urbanístico y no el vacío urbano que es a día de hoy.



Más información sobre el edificio aquí

2 comentarios:

Carlos Bravo dijo...

Por cierto Sergio creo que han iniciado las obras de ajardinamiento del parque donde la ONCE??

Sergio Harillo dijo...

Pasé por allí hace una semana y no vi movimiento. Sé que se iban a adjudicar las obras, pero no sé cuándo empiezan. Y ya que sacas el tema, sobre el terreno vi que hay una gran parcela que se queda sin ajardinar, la más cercana a la glorieta, sólo se arregla la parte que queda dentro de las vallas, lo cual creo que es un error. Deberían aprovechar la obra para arreglar todo el espacio.

¡Saludos!