Páginas

lunes, 25 de julio de 2016

Avance de las obras en el Parque Fernando de Magallanes

Cimientos de la nueva pérgola del Parque Fernando de Magallanes


Las obras de construcción del nuevo Parque Fernando de Magallanes, junto al complejo Puerto Triana avanzan en su zona norte, donde el Centro de Remo está prácticamente finalizado. También se trabaja en la cimentación y construcción de la nueva pérgola de veinte metros de ancho y trescientos de largo que recorrerá longitudinalmente todo el parque de norte a sur, actuando como frontera entre la calle y el espacio verde.


Árboles que deberán ser retirados para la construcción de la pérgola

La construcción de esta zona verde ha sido polémica desde que se adjudicó la obra. El arquitecto responsable del proyecto, Guillermo Vázquez Consuegra, optó por eliminar toda referencia al recinto de la Exposición Universal de 1992. Se demolió lo que quedaba de la Puerta de Triana, se derribó la Puerta del Guadalquivir (la única que quedaba en pie del recinto) y tan sólo se han podido salvar las dos farolas-veleta tras llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento.


Pruebas de cómo quedará la nueva pérgola

Uno de los elementos que más me han chocado del proyecto es la pérgola que recorre todo el recinto de norte a sur. La instalación de la misma conlleva la retirada de varios árboles, un extremo bastante cuestionable al tratarse de una zona verde. Si ya tenemos unos árboles de gran porte, ¿era necesario retirarlos para colocar una pérgola metálica? Quizás hubiera sido interesante que dicha pérgola dialogara con los árboles ya existentes interrumpiéndose allá donde los hubiera o sorteándolos para darle un mayor dinamismo a la estructura. Además, la contundente pérgola crea un bosque de columnas metálicas que rompe en gran parte la visión del río. Por lo que se puede ver en la obra, parece que la pérgola está diseñada para acoger enredaderas cuyos troncos se apoyarán en los pilares metálicos para alcanzar la parte superior y 'colonizarla', pero teniendo en cuenta el relativo mantenimiento que tenemos en las zonas verdes de la ciudad, en las que las pérgolas son elementos que no se suelen cuidar, habría que preguntarse si esta opción ha sido la más indicada para un espacio así. Sólo hay que desplazarse unos metros para ver cómo está la pérgola que da sombra a las paradas de autobús del Consorcio de Transportes, completamente abandonada y con toda su vegetación muerta.

Árboles que deberán ser retirados para la instalación de la pérgola

Bosque de pilares de la nueva pérgola



Ya en la zona de la antigua Puerta del Guadalquivir se ubican las nuevas instalaciones que acogerán un centro deportivo dedicado al remo y al piragüismo, actualmente ubicado en unas casetas provisionales junto al puente del Cachorro. Este edificio, visible únicamente desde el río, ocupa el hueco dejado por las escalinatas de la Puerta del Gualdaquivir. Junto a él se está construyendo una gran rampa que comunicará ambos niveles del Parque, el superior donde se encuentra la pérgola y el paseo del río.

Nuevas instalaciones deportivas para remo y piragüismo. Imagen de hace unas semanas

Mástil de farola veleta ya restaurado

En la parte superior del edificio deportivo ya se encuentran completamente restauradas las dos farolas veleta heredadas de la Exposición Universal que serán reubicadas en una posición diferente a la original pero en el mismo espacio. Estos marcadores lumínicos cerraban todo el recinto de la Expo y su característica forma recuerda a las velas de un barco. Son un diseño de Perry A. King y Santiago Miranda y tras el derribo de la Puerta del Guadalquivir, la de Triana y el Pabellón de los Descubrimientos, serán el único elemento del sector sur que recordará el que fue uno de los accesos a la Expo a la espera de que se materialice la recuperación de la escultura 'Media esfera azul y verde' de Jesús Soto.

Veletas lumínicas ya restauradas y a la espera de ser colocadas sobre los mástiles

5 comentarios:

Carlos Bravo dijo...

Y esos árboles que comentas en la entrada ¿sabes si serán reubicados?

Sergio Harillo dijo...

Hola Carlos, por lo que he podido saber, los árboles retirados serían transplantados dentro del mismo parque, pero no lo sé a ciencia cierta, habrá que esperar a ver qué se hace con ellos. Por eso hablo de "retirada" en el artículo y no de "tala".

¡Saludos!

Guillermo Daza dijo...

Me alegra mucho saber que al menos la obra de Soto volverá a Sevilla, ( estaba en París si no recuerdo mal ), siempre me pareció un disparate que perdiéramos esa obra por el abandono y desidia de nuestros gestores, espero que regrese pronto y podamos disfrutar de lo poco que ha sobrevivido de la antigua Puerta de Triana de la Expo´92. Un saludo

Myrdim dijo...

Hola Sergio, lo que no me queda claro es si el nuevo parque tendrá continuidad con el paseo de la O, por debajo del puente del Cristo de la Expiación. Me parecería una majaderia inmensa que no fuera así, pero de esta ciudad se puede esperar cualquier cosa...

Sergio Harillo dijo...

Efectivamente, Myrdim, el nuevo Parque tiene su límite sur en el Puente del Cachorro por lo que se comunicará con el Paseo de la O. Lo que no sé es si el nuevo parque irá vallado, en ese caso se rompería la posible fluidez por el paseo del río. De todos modos, al otro lado, junto al Pabellón de la Navegación, hay vallas que cierran el paso y dudo mucho que estén dispuestos a quitarlas, más que nada porque hay conflicto de administraciones. El Parque será municipal (al igual que el Paseo de la O y demás) mientras que el Pabellón es de la Junta de Andalucía. Y cuando dos administraciones tienen que hacerse cargo de un espacio... al final ninguna se ocupa de él.

¡Saludos!