Páginas

lunes, 30 de mayo de 2016

Los Jardines del Guadalquivir caen en el abandono (otra vez)


Cinco años han pasado desde la reinauguración de los Jardines del Guadalquivir, herencia verde junto con el Jardín Americano que parece condenada a estar sumida en el más absoluto de los abandonos. A un año de la celebración del XXV aniversario de la Expo, lamentablemente parte de su legado presenta un estado muy mejorable tras varios años de dejadez y vandalismo.


Pasear un domingo cualquiera por los Jardines del Guadalquivir se convierte en un auténtico revés para la nostalgia. Si el estado del Jardín Americano ha mejorado algo tras el cambio de Gobierno, no se puede decir lo mismo de su hermano verde. Quizás su ubicación más recóndita y su diseño paisajístico más delicado contribuyan a que su degradación sea mayor, pero no es de recibo que un parque público de una ciudad desarrollada presente el estado que muestran estos Jardines.

Jardín de las aromáticas, prácticamente perdido 
Jardín de las rosas sin rosas

Del Jardín de aromáticas apenas queda el nombre. Lo mismo ocurre con el jardín dedicado a las rosas, absolutamente cubierto por la maleza y donde únicamente algunos rosales consiguen sobresalir entre las hierbas que han crecido sin control.

Farola arrancada y tirada entre la vegetación

Sin Título de Per Kirkeby

Los elementos abandonados y destrozados se pueden encontrar por todo el jardín, desde farolas hasta papeleras pasando por baldosas rotas, recubrimientos de los arriates arrancados, bancos pintarraqueados o tapas de alcantarillas desaparecidas. No han corrido mejor suerte las obras de arte que decoran algunas zonas como la obra de Per Kirkeby, la 'Fuente para pájaros' de Ettori Spalletti o el 'No-Ma-De-Ja-Do' de Eva Lootz. A las pintadas se suman la falta de material (a la obra de Lootz le han arrancado algunos ladrillos) y el daño que puede hacer el crecimiento incontrolado de la naturaleza (a la misma pieza de Lootz le está creciendo un árbol que puede dañar la estructura de ladrillo).

'Fuente para pájaros' de Ettori Spalletti

'No-ma-de-ja-do' de Eva Lootz


Cuando se llevó a cabo la última restauración de los Jardines, se dejaron varias asignaturas pendientes como la recuperación de las fuentes. En estos cinco años ha habido tiempo para, al menos, ir arreglando alguna de ellas. Recuperar la imagen del 92 es prácticamente imposible, pero al menos podríamos mantener su legado. Hace unos días un miembro de la Asociación Legado Expo colgaba en redes sociales fotografías del Parque de las Naciones de Lisboa, heredero de la Exposición de 1998, la comparación es dramática.


Basura amontonada en lo que antaño fueron fuentes




El mantenimiento de nuestras zonas verdes es una lacra que pesa enormemente sobre nuestra ciudad. Somos incapaces de mantener lo que tenemos pero seguimos inaugurando más y más zonas verdes cuyo único fin es terminar abandonadas. Hay que cambiar de una vez la mentalidad hacia nuestros parques y jardines, la sociedad debe implicarse en su mantenimiento y el Ayuntamiento debe velar porque su estado sea el mejor posible. Siempre habrá cosas que mejorar, pero resulta frustrante viajar a otras ciudades y ver con el mimo que son cuidados parques y jardines. Si es cuestión de educación y respeto, ¿a qué estamos esperando para lanzar campañas de concienciación? Y si es cuestión de presupuesto, ¿de qué sirve inaugurar más zonas verdes que somos incapaces de asumir? Hay que buscar una solución y hay que hacerlo ya. El estado que presentan los Jardines del Guadalquivir no son el resultado de un par de semanas sin barrer, sino de meses de dejadez y en esto es el Ayuntamiento el que debe tomar cartas en el asunto pues estamos hablando de un espacio abierto al público que debe guardar un mínimo de garantías para su uso.


Enlaces recomendados: Legado escultórico de la Exposición Universal de 1992 (parte I) y (parte II)

5 comentarios:

Gabriel Maestre dijo...

Gracias pour tu llamada de atención, Sergio. Me pregunto si las campañas de concienciación servirían de algo. Supongo que los autores de los destrozos serán juerguistas de fin de semana, así que quizás sólo sirva una policía de parques y jardines, sanciones disuasorias y a lo mejor adaptar el diseño de las zonas verdes para hacerlas más 'antivándalos'. ¡Un saludo!

Carlos Bravo dijo...

Que desidia...las comparaciones son odiosas pero sólo hay que ver la diferencia entre Zaragoza y su legado después de la Exposición y este vergonzoso pasotismo de Sevilla.

Arturo dijo...

Por favor que alguien del ayuntamiento de Sevilla se tome en serio estos jardines de una vez! es una vergüenza para la ciudad :(

francisco jose exposito dijo...

Propongo la fundación de un grupo de participación ciudadana por la recuperación y mejora de este espacio

francisco jose exposito dijo...

Es una lastima que se restaure para de nuevo abandonar, algo tan necesario y tan cercano como este pulmon verde y de frescor para la ciudad, pienso que con poco que se haga puede estar bastante bien, para mantener a raya los posibles estropicios con algo de vigilancia seria suficiente y me refiero a que la policia local los incluya en su ruta, no haría falta mas que pasar 2 o 3 veces al dia por ahi, y con unos servicios de limpieza minimos y algo de concienciación de los usuarios y papeleras suficientes, seria sufuciente para ir manteniendo y mejorando las instalaciones, propongo que fundemos un grupo de colaboración ciudadana por la recuperación y mejora de este espacio tan necesario para la ciudad, probablemente el mejor debido a su dimension, cercanía, verdor, fuentes,proximidad al rio... Es algo que no solo agradecerá el ciudadano sino también el visitante