Páginas

miércoles, 9 de marzo de 2016

Nueva tala en el Paseo Juan Carlos I


La noticia se repite cada 'x' semanas demostrando que a pesar del cambio de Gobierno la situación de nuestros árboles no ha variado en absoluto. Se talaban árboles con Monteseirín, se siguieron talando con igual crudeza durante el mandato de Zoido y con la llegada de Espadas los árboles siguen siendo tratados de manera cruel en nuestra ciudad. La última tala salvaje (última que yo haya visto, seguramente ha habido otras en zonas de la ciudad que no suelo frecuentar) ha tenido lugar en el Paseo Juan Carlos I donde en los últimos años han sido talados todos y cada uno de los álamos que habitaban en el paseo ribereño.



 ¿La razón? Nunca se ha dado una explicación. En diferentes campañas se han ido talando todos los árboles, con más de veinte años de vida, para ser sustituidos por nuevos ejemplares en algunos casos o por palmeras en otros. Si bien es cierto que con la plantación de cipreses de los pantanos y ginkgo biloba en la misma ribera el número de árboles ha aumentado en comparación con hace unos años, la tala sistemática de ejemplares grandes no tiene justificación alguna. O si la tiene desde el Ayuntamiento no se ha facilitado. Además, la época en que han sido talados no puede ser menos propicia, a las puertas de la primavera, cuando ya no se pueden plantar nuevos ejemplares por la cercanía de las altas temperaturas. Con esta actuación lo único que se consigue, además de arrasar con la vida de más de una veintena de árboles, es que cuando llegue el verano esa zona sea un páramo sin sombra.

Árboles podados en exceso en Puerta Triana


Y si cruzamos de orilla la situación tampoco mejora. En la remodelación que se está haciendo de la antigua Puerta del Guadalquivir, ya demolida, también han empezado las podas de aquellos árboles que simplemente "estorban" para el desarrollo de la obra. El Ayuntamiento tiene un protocolo de actuación cuando se llevan a cabo obras en la vía pública para garantizar que los árboles no sean dañados pero a la vista está que no se está cumpliendo.

Es una verdadera lástima que sigamos tratando a nuestros árboles como mercancía de usar y tirar, como mobiliario urbano que se retira sin contemplaciones sin importar la edad que tengan o que estén sanos. Con el cambio de Gobierno se prometieron muchos cambios en el área de Parques y Jardines, pero a la vista está que las cosas siguen igual que siempre.

2 comentarios:

Evita jimenez dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con los comentario precedentes. Los respectivos partidos políticos cuando están en la oposición, sólo hacen criticar las actuaciones del que está en el poder, pero, cuando cambia el orden de gobierno, nada de lo que criticaban lo enmiendan, e incluso me atrevo a decir que lo empeoran. No miran el bien, el desrrollo de la ciudad por mucho que, vervalmente o a través de los medios, traten de ilusionar a los sevillanos con la realización de todos los proyectos prometiods, si no que, lo único que persiuen es conseguir la poltrona durante 4 años y si pueden más, mejor.

Sergio Harillo dijo...

Hola Evita, le he pedido una reunión al director de Medio Ambiente del Ayuntamiento para poder tratar todos estos temas y aclarar algunos asuntos. En cuanto se produzca lo contaré con detalle en el blog :)

¡Un saludo!