Páginas

viernes, 11 de marzo de 2016

La Plaza de Montesión, un enorme vacío urbano


Tras varios años de abandono y unos meses de obras, uno de los edificios de la Plaza de Montesión luce su fachada restaurada. El cambio cromático es evidente y del interior nada se ha conservado (ignoro si quedaba algo que conservar), pero al menos en lo que respecta a la fachada la restauración ha sido muy comedida, respetándose todos y cada uno de los elementos que la conforman. Si bien se trata de un edificio muy sencillo, alberga algunos detalles sumamente interesantes como las originales rejas de los balcones o la curiosa ventana triple de la primera planta de herencia modernista-art decó. Es un edificio que podríamos inscribir dentro del movimiento Regionalista pero que va un paso más allá hacia la simplificación de las formas en un intento de renovación estética y arquitectónica sumamente interesante.


Edificio antes de su rehabilitación. Fuente Google Maps

La plaza de Montesión se ha convertido, con el paso de los años, en un vacío urbano incómodo y desagradable. Ni es una plaza ni es un lugar de estancia, simplemente es un aparcamiento indiscriminado que por perder, ha perdido hasta los árboles que en su día tuvo, facilitando que los coches y camionetas de reparto ocupen más espacio. La intervención en este punto del centro histórico, al igual que en otras muchas plazas, es una asignatura pendiente y urgente. Con una remodelación de su superficie, la plantación de árboles (de gran porte al fondo junto al edificio del supermercado y de tamaño medio en la propia plaza) y la recuperación de gran parte del espacio para el ciudadano, el cambio sería abismal. Ojo, no estoy hablando de llenar la plaza de veladores (lo que suele ocurrir en Sevilla cada vez que se "recupera" una plaza) sino de un uso ciudadano que mejore el espacio y de paso se extienda hacia la Plaza de los Maldonados, contigua a Montesión y también en un estado lamentable.

Plaza de Montesión. Fuente Google Maps

Desde hace tiempo llevo barajando la idea de hacer una nueva sección en el Blog en la que se pudiera comparar, por medio de infografías e imágenes virtuales, cómo cambiarían determinados espacios de la ciudad con una mínima intervención. Lamentablemente mis conocimientos informáticos no llegan a tal extremo y mi búsqueda de un "arquitecto de cabecera" ha resultado infructuosa. Mientras prosigo mi búsqueda no nos quedará más que la imaginación, pero a poco que imaginemos, seguro que todos somos capaces de ver cómo sería la Plaza de Montesión si aplicásemos el sentido común.