Páginas

miércoles, 17 de febrero de 2016

El Pabellón del Futuro acogerá el Archivo General de Andalucía


Empiezan a llegar buenas noticias con respecto al XXV aniversario de la Exposición Universal de 1992. Mientras Vázquez Consuegra derriba en la zona sur la Puerta del Guadalquivir para dar paso a su nuevo parque, EPGASA, la Sociedad que gestiona el legado inmobiliario de la Expo ha iniciado los trámites para la transformación de parte del Pabellón del Futuro en Archivo General de Andalucía, un uso que lleva varios años de retraso, al haberse anunciado su apertura para 2012.


Según informaba ayer la Asociación Legado Expo en su página web, el proyecto ocupará la mitad norte del edificio, concretamente donde estaban los pabellones de Medio Ambiente y Energía. El proyecto contempla el uso de los sótanos de todo el edificio (incluyendo los pabellones de la zona sur) como depósito documental del Archivo, espacio que se completaría con una pequeña biblioteca y sala de lectura para investigadores. Ya en la zona de los antiguos pabellones de Medio Ambiente y Energía se ubicarían el Archivo Histórico, los talleres de restauración, el depósito de la biblioteca, despachos y salas de reuniones, además de la entrada tanto para público general como para investigadores y personal, que se haría por la conocida como Plaza del Futuro. La novedad del proyecto, según recoge Legado Expo, es que en las plantas superiores del edificio se reserva una amplia zona como 'uso cultural y expositivo' e incluso se ponen en valor algunos elementos heredados de la Exposición Universal como los salones de actos de ambos pabellones. Este espacio cultural tendría una entrada independiente por la zona norte, junto al antiguo Pabellón del Comité Olímpico Internacional, por lo que se abre la puerta a que se adecente de una vez por todas este espacio, actualmente muy degradado, y que se organicen actividades ajenas al Archivo que doten de vida al antiguo Pabellón.

Croquis del proyecto. Fuente EPGASA-Asoc. Legado Expo


Una vez redactado el proyecto, tras el verano, se licitaría la obra, que podría comenzar a finales de este año para estar culminadas a lo largo de 2017. Unos plazos muy justos para llegar al aniversario de la Expo, que se celebra precisamente el año que viene. El presupuesto estimado para la intervención en el edificio ronda los dos millones de euros, una cantidad nada desdeñable pero que podría quedarse corta a la vista del tamaño del edificio y de los años de desuso a los que ha sido sometido. Personalmente no considero que éste sea el mejor uso que se le puede dar a un edificio de la categoría del Pabellón del Futuro, pero celebro que por fin se haya tomado la iniciativa de recuperarlo y sobre todo que se contemplen usos culturales para el mismo al margen de que acoja el Archivo General de Andalucía. Sin duda el cambio que puede dar esta zona de la Expo es digno de tener en cuenta, si bien la recuperación del Camino de los Descubrimientos, el canal y los Jardines del Guadalquivir se antojan fundamentales para que el Pabellón vuelva a lucir como se merece. Ubicar una institución como el Archivo General de Andalucía será un revulsivo para el Pabellón, pero el resto de administraciones competentes en materia urbanística deben hacer todo lo posible por terminar con la imagen de abandono que presenta desde hace años la zona del canal y Puerta de la Barqueta.

Más información sobre el proyecto en la web de Legado Expo (enlace)