Páginas

domingo, 3 de enero de 2016

La Puerta del Guadalquivir será demolida




Comenzamos el año con una noticia agridulce para el patrimonio sevillano. Tras una intensa negociación entre el Ayuntamiento y La Caixa en torno al parque que Guillermo Vázquez Consuegra ha diseñado para la margen fluvial de Puerto Triana, la mayor parte de los elementos heredados de la Exposición Universal serán derribados a lo largo de este mes de enero. Perderemos así para siempre la Puerta del Guadalquivir y lo que queda de la Puerta de Triana, conservándose únicamente las dos luminarias diseñadas por Perry King y Santiago Miranda, que serán restauradas y darán servicio al nuevo parque.


La Puerta del Guadalquivir, diseñada por Guillermo Vilches Cocoví, será demolida

¿Cómo hemos llegado a esta situación? La recuperación del frente fluvial en la zona de Puerta Triana estuvo contemplada desde el principio del proyecto, pero quedó fuera del diseño que César Pelli hizo para el complejo comercial y de oficinas. Tras desestimar el Ayuntamiento la construcción de la pasarela peatonal que el Plan General preveía en este punto del Guadalquivir, se abrió un nuevo camino hacia la integración de la gran parcela existente entre el Puente del Cachorro y el Pabellón de la Navegación. La construcción de una zona verde siempre estuvo clara, pero había dos formas de enfocar el proyecto, o bien se integraba el legado de la Exposición Universal conservado o se hacía tabla rasa para empezar de cero eliminando todo cuando se ha heredado del evento internacional. Y Consuegra ha optado por lo segundo. 

Escultura Media Esfera Azul y Verde de Jesús Soto, durante Expo92

Como moneda de cambio, La Caixa se ha comprometido a recuperar la Media Esfera Azul y Verde, una obra de Jesús Soto que formó parte de Puerta Triana y que fue desmontada y enviada a París cuando comenzaron las obras en la zona. La escultura volverá, pero no a su lugar original, ya que éste no existirá ni se parecerá en nada a lo que hubo. Como único recuerdo de la Puerta de Triana tendremos un monolito donde se explicará que aquello fue en su día uno de los accesos a la última Exposición Universal del siglo XX. ¿Tiene sentido poner un recordatorio a algo que se derriba sin contemplaciones? ¿Por qué no conservarlo en lugar de poner un "aquí estuvo"? Cuando acaben las obras tendremos un carísimo parque (2'5 millones de euros) de diseño en el lugar donde se conservaba la última de las puertas al evento que cambió Sevilla para siempre. Me alegro muchísimo de que se recupere la pieza de Jesús Soto, fue una injusticia que nos la quitaran y recuperándola se le devuelve a la ciudad una obra de arte que jamás debimos perder, pero no puedo estar de acuerdo con un proyecto que borra la memoria de un lugar sin justificación alguna. Adiós Puerta del Guadalquivir, te recordaremos en los libros de "la Sevilla que perdimos".

Más información sobre el proyecto aquí
Posts relacionados: "¿Por qué conservar las estructuras de la Expo en Puerto Triana?", "Urbanismo de usar y tirar en la Cartuja" y "El acceso a las exposiciones universales como referente en el paisaje"

2 comentarios:

mari carmen garcia franconetti dijo...

¿Queeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeé?
Estos días, con la familia en casa, apenas he podido ojear la prensa y por tu blog me entero de este nuevo disparate. ¿En nombre de qué se nos arrebata un lugar que fue emblemático, histórico, universalmente célebre? Me uno a tu protesta y la apoyo por completo.
Es un contrasentido, un gasto innecesario, ese dinero debe ser invertido en otras verdaderas necesidades para Sevilla, es una imposición, esto es un abuso. Los sevillanos tenemos que decir algo al respecto y es negarnos a que se lleve a cabo. Gracias Sergio, es de gran mérito tu dedicación y muy positiva.
¿Dónde hay que ir para firmar en contra?
Feliz año para tí y los seguidores.
Un abrazo.

Sergio Harillo dijo...

¡Feliz año Mari Carmen! Un abrazo y muchas gracias por tu comentario :)