Páginas

jueves, 31 de diciembre de 2015

¿De qué hablaremos en Sevilla en 2016?

Último día del año y cualquiera que esté un poco enganchado a Twitter verá que lo que más predomina en webs y medios de comunicación es 'Lo más leído de 2015'. Por ser un poco diferente, en Cultura de Sevilla he querido despedir el año con aquellos temas que seguro que serán tendencia a lo largo de 2016 en nuestra ciudad.

Antigua Estación de Cádiz a la espera de un proyecto de recuperación



Cerramos 2015 con el anuncio de la rescisión del contrato para recuperar la antigua Estación de Cádiz. Deberán pasar varios meses hasta que la Gerencia de Urbanismo pueda decidir qué hacer con este edificio cuyas obras deberían haber comenzado hace ya varios meses. La intención siempre ha sido que el mercado de abastos se quede en una parte del edificio mientras que el resto se destina a otros equipamientos privados que garanticen la inversión, pero ahora se abre una nueva etapa en la que el Ayuntamiento puede mejorar el proyecto para hacerlo más atractivo, tanto para la ciudad en general como para un posible inversor. Fundamental es que se huya de las licitaciones a la baja que terminan siendo inviables.

En una situación similar está el proyecto del Mercado de la Puerta de la Carne. Si bien la idea de convertirlo en un espacio gourmet planteada por el Gobierno de Zoido sigue adelante, tanto la Junta como el Ayuntamiento han puesto varias condiciones antes de darle luz verde. Por un lado, asegurar la protección e integridad del edificio y por el otro aumentar los espacios de uso socio cultural. No podemos olvidar que el edificio es un SIPS (Suelo de Interés Público y Social) por lo que no se puede convertir en un centro comercial sin más.

Comisaría de la Gavidia, abandonada desde hace años

Y de un SIPS pasamos a otro. La Comisaría de la Gavidia es el eterno quebradero de cabeza del Ayuntamiento desde que pasó a manos municipales hace ya varios años. Tras varios intentos por convertirlo en una superficie comercial, el actual Gobierno municipal aboga por transformarlo en un hotel para garantizar la viabilidad del proyecto. Las ganas de deshacerse del edificio por parte del Consistorio son tales que Espadas incluso llegó a plantear hace unos meses su demolición, un extremo que chocaría de pleno con la legislación vigente al contar el edificio con protección. De la imaginación del nuevo equipo de gobierno depende que la antigua comisaría se convierta en una oportunidad de futuro para la ciudad.

Siete meses después de las elecciones todas las miradas están puestas en la nueva corporación municipal. En este tiempo se han tomado algunas medidas en diferentes materias pero aún falta por ver ese gran cambio que tanto se pregonaba desde la oposición. 2016 será el primer año en el que Juan Espadas y su equipo tendrán libertad para plantear otro modelo de ciudad. De momento la apuesta por el turismo parece ser su mejor baza, algo que no varía mucho de lo que se hacía con el Gobierno anterior. En el apartado cultural, el establecimiento de una hoja de ruta en las políticas culturales de la ciudad se antoja como un gran reto que debería contar con el apoyo de todas las fuerzas políticas para plasmar, de una vez por todas, un rumbo en Sevilla.

Ladrillo y cerámica en el Pabellón Real, futura sede del Museo Bellver

Entre los proyectos municipales de los que se hablará en este año que empieza destaca el Museo Bellver, que ocupará el Pabellón Real de 1929. La fecha tope para inaugurar este espacio es diciembre de 2016, algo a todas luces imposible de conseguir habida cuenta de la profunda restauración que necesita el edificio, el cual ha sido tan maltratado en las últimas décadas que requiere prácticamente una reconstrucción. Frente a este edificio, ya propuse la alternativa del edificio de la calle Pajaritos

Tampoco podemos dejar de lado actuaciones de envergadura como la restauración de las fachadas de las Casas Consistoriales, cuyas obras continuarán tras las Navidades por los espacios construidos en el siglo XIX (Plaza de San Francisco, calle Granada y Plaza Nueva) o el plan director para la Fábrica de Artillería, en cuya rehabilitación ya se trabaja a la espera de consensuar qué usos tendrá el edificio del siglo XVIII.

Fábrica de Ballestas (1918) condenada al derribo para construir pisos

El Patrimonio Industrial también dará mucho que hablar durante este año. El proyecto para las Atarazanas, la recuperación de la Fábrica de Vidrio, las Naves de Renfe de San Jerónimo o el derribo de la Fábrica de Ballestas estarán bien presentes en el blog. La concienciación ciudadana es uno de los grandes objetivos que tenemos como sociedad para que se empiece a valorar el patrimonio industrial como merece. Y en este lote entra también Altadis, cuyo rumbo ha quedado en papel mojado tras la llegada de Espadas a la alcaldía. El acuerdo firmado entre el anterior alcalde y la multinacional ha quedado en suspenso a la espera de que se decidan unos nuevos usos menos agresivos con el entorno (el acuerdo permitía la destrucción de los Jardines de Manuel Arellano) y con mayores dotaciones para el barrio de Los Remedios.

Otros proyectos que deberán ir tomando forma durante este año 2016 son el futuro Caixaforum, cuya fecha de apertura prevista se sitúa en 2017 pero que ya va tomando forma o Murillo 2017, año en el que se celebrará el IV centenario del nacimiento de uno de los pintores más valorados y queridos en la ciudad. Más lejano en el tiempo queda el V centenario del viaje de Magallanes-Elcano alrededor del mundo (2019-2022) pero en este año que entra deberían sentarse las bases para el proyecto conmemorativo.

Sevilla desde el Cerro de Santa Brígida

Proyectos, muchos proyectos para un año clave en la ciudad. 2016 puede ser el momento en el que Sevilla asuma un cambio de rumbo que la saque de la inercia en la que vive desde hace algunos años. Hay que apostar por un modelo diferente de ciudad, un modelo sostenible respetuoso con el Medio Ambiente (seguiremos hablando de árboles, claro que sí) en el que se potencien los acuerdos de la Cumbre de París, un modelo que apueste por las nuevas tecnologías como fuente de empleo y sobre todo un modelo de ciudad con una mejor calidad de vida para todos los que en ella habitamos. Sevilla lleva demasiado tiempo posponiendo definirse en el mundo y no podemos esperar más, no podemos seguir esperando a que llegue el maná del cielo, debemos trabajar y muy duro para mejorar nuestra ciudad y nuestro entorno. 2016 puede ser un gran año, cojámoslo con ganas, fuerza e ilusión.

No hay comentarios: