Páginas

viernes, 18 de diciembre de 2015

¿Cuánto espacio dedican los medios al deporte y cuánto a la cultura?

Regresaba ayer a casa después de la I Jornada de Medios de Comunicación y Difusión de Arte Contemporáneo organizada por el Instituto del Arte Contemporáneo en el CAAC y todavía resonaba en mi cabeza la pregunta que lanzó al aire Concha Jerez, Premio Nacional de Artes Plásticas 2015 y vicepresidenta de la Institución, ¿cuánto espacio dedican los medios de comunicación al deporte y cuánto a la cultura? Sin duda es una cuestión sobre la que se puede reflexionar largo y tendido. De hecho la primera mesa redonda la componían periodistas de diferentes medios andaluces como Charo Ramos (Diario de Sevilla), Nieves Grosso (El Correo de Andalucía) o José María Rondón (El Mundo) y giró en torno al papel de los medios de comunicación con respecto a la Cultura en general y el arte contemporáneo en particular.


Mientras iba camino a casa reflexionaba sobre la pregunta y se me ocurrían diferentes situaciones. ¿Qué pasaría si en lugar de tener un espacio de 10, 15 o 20 minutos en todos los telediarios dedicado a los deportes se destinara ese mismo tiempo a hablar de Cultura? Personalmente soy de las personas que en cuanto el presentador de turno dice aquello de "les dejamos con los deportes" apaga la tele, incluso me da rabia perderme los pronósticos del tiempo porque al ir después de los deportes, opto por buscar la información meteorológica en internet. Es más, sin ver absolutamente nada de las noticias de deportes, sé perfectamente quién es Zidane, Messi, De Gea o Sergio Ramos. Y lo que es peor, sé por ejemplo que éste último tiene dos hijos con Pilar Rubio o que De Gea sale con la cantante Edurne. ¿Por qué sin interesarme lo más mínimo el fútbol sé quienes son estas personas? ¿Alguien en España no sabe quiénes son? Pero resulta que hoy veo en prensa que ha muerto Elena Asins y al leer la noticia descubro que una persona cuyo nombre no me sonaba de nada ha sido una de las artistas más importantes de las últimas décadas del siglo XX en España, que nuestro Centro Andaluz de Arte Contemporáneo tiene obra suya y que recibió premios como la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes o el Nacional de Artes Plásticas. Soy historiador del arte y si bien el arte contemporáneo no es mi especialidad, procuro visitar las exposiciones que se hacen en Sevilla para abrir mi mente al arte más actual, porque como bien dijo ayer también Concha Jerez, "todo arte ha sido contemporáneo". Es evidente que saber de todo es imposible y siempre tendremos lagunas que habrá que ir rellenando (pobre de aquél que crea que lo sabe ya todo) pero también es evidente que el papel de los medios de comunicación es fundamental de la misma manera que la escuela y las universidades deben contribuir a la divulgación cultural y científica

Comentaban en la mesa de debate que un periódico es, ante todo, una empresa y que como tal busca unos beneficios. Si la sociedad no demanda algo, pues el medio de comunicación se siente libre de recortar en determinadas secciones que no son rentables para ocupar ese espacio con titulares que reporten ingresos. Es cierto, un medio de comunicación es una empresa pero, ¿a quién se le ha preguntado qué prefiere leer en un periódico? Volvemos al ejemplo de los deportes, ¿de verdad la gente demanda tantísima información sobre este tema o se ha creado una necesidad que se alimenta cada vez más con titulares, fichajes y demás? Claro que la gente no demanda cultura; si no sabe ni que existe, ¿cómo la va a demandar? Por supuesto el problema no es sólo de los medios de comunicación, ni ellos son los principales responsables, el origen está mucho más arriba, en determinadas políticas que no quieren ciudadanos críticos y exigentes. El daño sin embargo vendrá en el futuro cuando toda esa falta de educación y de cultura dé la cara; sin educación ni cultura no hay civismo, sin civismo no hay valores y sin valores, impera la ley de la jungla. Recortar en cultura y educación sale barato a corto plazo, pero carísimo a largo plazo. Haceos la siguiente pregunta: ¿qué nombre te suena más, Cristiano Ronaldo o Miguel Zugaza? Si la respuesta es el primero, quizás te interesará saber que Zugaza es el director de la principal institución cultural española, buque insignia de nuestro patrimonio, el Museo del Prado. ¿De verdad no hay espacio en nuestros medios de comunicación para hablar de Cultura o Ciencia?

2 comentarios:

Gabriel Maestre dijo...

Sergio, sigo y aplaudo tu fantástico blog desde hace tiempo. He vuelto a mi Sevilla tras pasar bastante tiempo fuera, y me algra ver que se ha desarrollado una Sevilla moderna, culta y cosmopolita, aunque sea más o menos minoritaeia.Me apasionan las humanidades y estoy de acuerdo contigo en muchas cosas, pero, ¿sabes?? con el tiempo me he vuelto más y más 'libertario'. No soy anarquista, pero creo que lo público debe centrarse en varias áreas, tales como urbanismo, orden público y seguridad, y dejar que la gente elija cómo vivir y por qué interesarse. Me duele a veces que la gente no se interese más por las humanidades, pero ese interés no puede ser inducido por las administraciones públicas.
El gobierne debe preservar el patrimonio artístico y monumental público, creo que sí, porque de lo contrario se perderían demasiadas cosas valiosas. Y debe haber una educación básica en valores cívicos y humanos, pero la cultura no debe ser 'oficial'. Te aseguro que hoy en día cualquier actividad puede difundirse por internet y las redes e irse creando afición entre la gente, sin que intervenga ningún estamento 'oficial'. Y es que además tampoco es que eñla Administración tenga muchos recursos para ello.
La verdad es que la poesía, la pintura impresionista o el teatro clásico son más difíciles de asimilar para las masas de hoy en día que el fútbol o la música pop, pero los que amamos las humanidades no desaparecemos y se puede mantener una red, en Sevilla y en todo el mundo, de amantes de la cultura, gracias también a internet. Un afectuoso saludo,

Gabriel Maestre

Sergio Harillo dijo...

Hola Gabriel, coincido contigo en que la política y la cultura deben ser totalmente independientes (igual que la política y la justicia o la política y los medios de comunicación). La reflexión de la entrada gira no tanto en el apoyo directo de las administraciones a la cultura, sino en facilitar que la sociedad acceda a esa cultura. Personalmente creo que es mucho más útil a largo plazo fomentar en los colegios que los niños valoren y disfruten del teatro, por poner un ejemplo, que subvencionar desde la administración un determinado teatro u obra. Si se subvenciona un espectáculo concreto, sólo se apoya a ese espectáculo, si desde las escuelas se fomenta que los niños sean curiosos y tengan interés por la cultura, en el futuro serán consumidores de cultura.

En el debate al que asistí se justificaba en parte la falta de espacio dedicado a la cultura en los medios en que la sociedad no demandaba esos contenidos. Como los medios son una empresa, apuestan por aquellos contenidos que creen que van a atraer a más lectores. Sin embargo algo no me cuadra en esta ecuación, cada vez se venden menos periódicos. ¿No será que la gente que lee periódicos no está tan interesada en tener 20 páginas dedicadas a deportes? Si realmente los periódicos ofrecen lo que pide la gente, deberían venderse cada vez más, ¿no? Luego entra el tema Internet y la facilidad con la que se puede acceder a la información, pero creo que la cultura sí interesa a la sociedad, a los que no les interesa es a los que dirigen esa sociedad.

¡Saludos!