Páginas

jueves, 29 de octubre de 2015

El nuevo centro cultural de Cajasol contará con 10.000 metros cuadrados


La Fundación Cajasol se encuentra en proceso de reorganizar y renovar su sede central en la Plaza de San Francisco para convertirla en "uno de los mayores centros culturales de Andalucía", en palabras de su presidente, Antonio Pulido. La adecuación a los nuevos usos se ha dividido en tres fases consecutivas cuyos resultados podrán disfrutarse desde mañana mismo cuando se abra al público la Sala Murillo, un espacio de 500 metros cuadrados con acceso desde la calle Entrecárceles y que acoge hasta el 5 de enero la exposición 'Obras emblemáticas del siglo XIX en la Colección Cajasol'.


Autorretrato de José Jiménez Aranda, 1901

El proyecto presentado esta mañana a los medios es de lo más ambicioso y convertirá, a finales del año 2017, la antigua Audiencia Provincial, sede de Cajasol, en un potente centro cultural dotado de múltiples equipamientos al servicio de la ciudadanía. La primera fase se ha centrado en la dotación de una sala de exposiciones dividida en dos plantas, bautizada como Sala Murillo, en honor del artista sevillano de cuyo nacimiento se conmemorará el año que viene el IV centenario, y una sala de conferencias denominada Sala Antonio Machado. Completa la intervención una tienda donde estarán a la venta el centenar de publicaciones que ha editado Cajasol en los últimos años.

Vista de las afueras de Sevilla, de Andrés Cortés y Aguiar, 1858

Las obras se sucederán en el tiempo para que el año que viene se pueda inaugurar la segunda fase de los trabajos, la incorporación del antiguo Bazar Victoria como nueva sala de exposiciones, así como la instalación de una gran biblioteca en la segunda planta que vendrá acompañada de una serie de aulas para la organización de actividades y talleres relacionados con las diferentes disciplinas artísticas, desde la danza hasta la música pasando por el teatro y la poesía. La tercera y última fase tendrá que esperar a 2017 y se centrará en la adecuación del teatro, dotándolo de nuevas tecnologías y modernizándolo para que pueda acoger más y mejores espectáculos, conservando su acceso por la calle Chicarreros. Una vez culminadas las obras de remodelación, la sede de la Fundación Cajasol contará con 10.000 metros cuadrados dedicados única y exclusivamente a temas culturales y sociales, convirtiéndose en uno de los centros culturales más importantes del país. En esta nueva etapa la propia Colección Cajasol, formada por más de 7.000 obras, tendrá un protagonismo absoluto, mostrándose una parte de forma permanente y el resto se irá descubriendo al público por medio de exposiciones temporales que viajarán por diferentes ciudades andaluzas (Cajasol cuenta con sedes culturales en Jerez, Cádiz, Huelva y Córdoba) y nacionales (Guadalajara) al mismo tiempo que se llevará a cabo una labor de colaboración con entidades y administraciones para el intercambio de exposiciones y proyectos culturales.

Juegos orientales, de José Villegas Cordero, 1880

La primera muestra que inaugura esta nueva etapa está centrada en el patrimonio del siglo XIX conservado por la Fundación gracias tanto a las sucesivas compras realizadas como a la propia labor de mecenazgo llevada a cabo en sus más de 175 años de historia. La muestra, comisariada por Juan Fernández Lacomba, reúne 61 obras entre pinturas, litografías, escultura y dibujos de los principales artistas sevillanos y andaluces del siglo XIX como José Jiménez Aranda, José Villegas Cordero, José Arpa y Perea, Emilio Sánchez Perrier, Joaquín Sorolla, Valeriano Bécquer, Gonzalo Bilbao o Joaquín Turina, entre muchos otros. El recorrido se ha estructurado en bloques que analizan las diferentes tendencias artísticas de una época calificada por Lacomba como 'convulsa' por la cantidad de transformaciones políticas, económicas y sociales que tuvieron lugar en nuestro país. 'Romanticismo', 'Realismo', El Retrato', 'Exotismo y orientalismo' o 'El Paisaje' son algunas de las secciones en las que se ha dividido la exposición y donde se muestran obras de una gran calidad como el autorretrato de José Jiménez Aranda, la 'Santa Isabel de Hungría' de Antonio María Esquivel, 'Juegos orientales' de Villegas Cordero o el delicioso 'Busto de dama como Flora' esculpido en mármol por Alfred Jacquemart. Una selección que no sólo mostrará una parte fundamental de la colección atesorada por Cajasol, una de las más importantes de Andalucía, sino que dará a conocer al gran público el arte de un siglo minusvalorado durante décadas pero que cada vez tiene un mayor reconocimiento.

Concierto en la terraza, de Gonzalo Bilbao, 1880

La Sala Murillo abre sus puertas mañana viernes al público y lo hará con intención de convertirse en un nuevo referente cultural de la ciudad. La exposición dedicada a las obras del XIX estará abierta hasta el 5 de enero de 2016 y los responsables de la Fundación ya están preparando la que será la siguiente gran exposición. Antonio Pulido también ha avanzado que se está trabajando para firmar acuerdos con otras entidades de modo que las salas de exposiciones temporales de la antigua Audiencia tengan siempre actividad, ya sea con montajes propios o acogiendo muestras de otras instituciones. A la espera de que se definan los usos de las Atarazanas (donde Cajasol también participará) y tome cuerpo el nuevo Caixaforum, la Fundación Cajasol pone los pilares para convertirse en un punto crucial en el panorama cultural de la ciudad. Tras una época en la que los vaivenes asociados a la absorción por parte de La Caixa, con el cierre de las sedes de Laraña e Imagen y la conversión de la que iba a ser la sede del gran museo Cajasol en calle Sierpes en una oficina bancaria de La Caixa, habían generado bastantes dudas en cuanto al futuro de la entidad, la apertura de este nuevo espacio viene a confirmar su apuesta por seguir teniendo una estrecha relación con la ciudad que le ha servido de sede durante un siglo.

Bursto de dama como Flora, de Alfred Jacquemart, 1870

La Sala Murillo con la exposición 'Obras emblemáticas del siglo XIX en la Colección Cajasol' se podrá visitar del 30 de octubre de 2015 al 5 de enero de 2016, de lunes a sábado de 11:00 a 21:00 y los domingos de 11:00 a 18:00 horas. Más información aquí

6 comentarios:

Sergio Sánchez dijo...

Buena noticia, ¿Se sabe que obras formarán parte de la colección permanente? Yo creía que era lo primero que se iba a inaugurar.

Sergio Harillo dijo...

De momento no se ha avanzado nada sobre la exposición permanente, tampoco se quiso anticipar ningún detalle sobre la muestra que seguirá a la actual, tan sólo se dijo que estará dedicada a un pintor sevillano muy importante.

Imagino que la colección de piezas barrocas será la que integre la parte permanente ya que contar con obras de Murillo, Zurbarán, Alonso Cano y Valdés Leal es un gran reclamo, incluso podría formar un triángulo con el Museo de Bellas Artes y el Centro Velázquez para difundir el siglo XVII sevillano, pero esto ya son suposiciones mías.

¡Un saludo!

José Becerra dijo...

Hola, Sergio.
¿Permiten hacer fotos?
Saludos.

Sergio Harillo dijo...

Hola José, la verdad es que no lo sé. En la visita para la prensa sí que lo permitieron, pero para el público en general habrá que preguntarlo.

¡Un saludo!

Enrique Carreño Russi dijo...

Se pueden hacer fotos pero si flash.

Sergio Harillo dijo...

Gracias por la información, Enrique.

Un saludo