Páginas

sábado, 31 de octubre de 2015

El Ayuntamiento recuperará los jardines de la Expo por fases

Canales del Jardín Americano de nuevo con agua. Foto de Curro Oñate

Sin grandes inversiones difícilmente asumibles en estos momentos y contando en todo momento con la ciudadanía. Ese es el planteamiento que el otro día, Adolfo Fernández, director de Medio Ambiente del Ayuntamiento, puso sobre la mesa en un encuentro celebrado en el Aula Bioclimática con diferentes entidades y asociaciones interesadas en la recuperación del Jardín Americano y los del Guadalquivir.


Umbráculo del Jardín Americano

En un giro de 180º con respecto al anterior equipo de Gobierno que no respondió en ningún momento a los requerimientos planteados por entidades como SOS Jardín Americano, Adolfo Fernández tomó buena nota de las necesidades y problemas que presentan, a día de hoy, las zonas verdes públicas heredadas de la Expo. Tras una primera limpieza a fondo del Jardín Americano y la recuperación hace una semana del circuito de agua que permite llenar el lago y canales de esta zona verde, el siguiente objetivo es recuperar en la medida de lo posible la vegetación perdida durante los últimos años. Ante todo Fernández habló de la necesidad de que sea la ciudadanía la que dote de vida estos espacios, todo un reto para unos jardines que no cuentan con vecinos y que, por lo tanto, se encuentran bastante alejados de núcleos de viviendas. Frente al abandono y la falta de mantenimiento, el Ayuntamiento plantea facilitar al máximo que la ciudadanía haga suyos el Jardín Americano y los del Guadalquivir, convirtiendo esta zona de la ciudad en un tramo más del paseo ajardinado que podría discurrir desde el Puente de Triana hasta el Alamillo. 

Jardines del Guadalquivir

El vandalismo se ha convertido en una gran lacra para estas dos zonas verdes, que además han quedado relegadas al olvido en los planes del Ayuntamiento. Recuperar estos espacios va a suponer un esfuerzo enorme y sobre todo, una labor de concienciación ciudadana muy importante. Los parques y zonas verdes de la ciudad no son reductos marginales, sino lugares de disfrute y ocio, y como tal debe verlos y valorarlos la ciudadanía. En la reunión se habló mucho del potencial que tiene el corredor verde del río, en ambas márgenes, un privilegio que los sevillanos debemos cuidar y mantener. Pero no sólo es algo que ataña a los ciudadanos, el Ayuntamiento debe tomar cartas en el asunto y preocuparse de que las zonas verdes sevillanas presenten el mejor aspecto posible. A estas alturas se antoja como una utopía que el Jardín Americano vuelva a tener el esplendor que tuvo en la Expo. Quizás tampoco hace falta, lo que no podemos permitir es que caiga de nuevo en el olvido y se siga perdiendo su riqueza botánica. Hace falta establecer un plan de acción urgente que ponga en valor estos espacios, contando con la ciudadanía, sí, pero también con la implicación directa del Ayuntamiento, máximo responsable del estado de los mismos.

1 comentario:

Juanma Jiménez dijo...

Antes se nada, deberian controlar-prohibir esa concentración de jovenes en el Embarcadero que cada fin de semana se dezplaza alli.
Tampoco es llegar al extremo de prohibir, pero si controlar donde hacen sus necesidades, las peleas, las botellas que tiran al rio, y la de destrozos que ocasionan.