Páginas

martes, 20 de octubre de 2015

Concentración para pedir la protección de la becqueriana Venta de los Gatos


Hay lugares y edificios que poseen un aura mágica, no poseen retablos ni barrocas molduras, pero conservan el espíritu vivo de la historia de un lugar. Ayer, mientras veía la muy recomendable serie Cosmos, me fascinaba que espacios como la casa natal de Isaac Newton o la celda de la abadía donde Joseph von Fraunhofer estudió el espectro de la luz no sólo se conservasen, sino que se hayan convertido en lugar de peregrinaje de aquellas personas interesadas en los avances de la Ciencia. En el campo de las artes ocurre algo similar, ¡qué maravilla poder encontrarte con los paisajes y edificios que John Constable inmortalizó en sus pinturas mientras paseas por la campiña inglesa! El patrimonio no es sólo grandes catedrales, palacios y monumentos, también está formado por esos pequeños detalles que dotan de alma a una ciudad, pueblo o paisaje.


Esta tarde está convocada (si la lluvia lo permite) una concentración en apoyo a la Venta de los Gatos, edificio destartalado que sobrevive a duras penas al norte del Hospital de la Macarena. No se trata de un antiguo palacio, ni siquiera tiene un interés artístico que permita inscribirlo en un determinado estilo, su importancia radica en que Gustavo Adolfo Bécquer tuvo a bien inmortalizarlo en su Rimas y Leyendas, donde no sólo describe el edificio -"figuraos una casita blanca como el campo de la nieve, con su cubierta de tejas rojizas las unas, verdinegras las otras..."- sino que se lamenta de que con el paso del tiempo y el propio crecimiento de la ciudad aquello que había sido un lugar lleno de vida ahora "estaba mucho más ruinoso, abandonado y triste". Podríamos hoy en día tomar sus mismas palabras para definir el lamentable estado del viejo caserón.

La Asociación 'Con los Bécquer en Sevilla', lleva ya varios años luchando por poner en valor la figura del conocido poeta y entre sus principales caballos de batalla está la salvaguarda de este pequeño edificio que durante años ha sido utilizado como garaje de motos. Las alarmas saltaron cuando el edificio se puso a la venta y, ante la posibilidad de que se convierta en un bazar, la asociación, junto con otras plataformas ciudadanas como la Institución Literaria Noches del Baratillo, la asociación Cultural El Pinsapo, Busilis Escritores, la asociación Itimad y ACE, ha convocado la concentración de esta tarde para pedir a las administraciones que protejan el edificio. Desde el Ayuntamiento, el alcalde ya ha mostrado su interés por el tema aunque descarta la posibilidad de que el Consistorio compre el edificio por el alto precio que tiene. De momento se ha comprometido a hacer todo lo posible para que la Venta de los Gatos siga estando ligada a la memoria de la ciudad, una memoria desvencijada y no siempre respetuosa con su pasado y sus ilustres hijos.

>> No te pierdas el post que le dedicó Sevillanadas (enlace)
Recogida de firmas en change.org (enlace)