Páginas

jueves, 17 de septiembre de 2015

Los árboles en maceta, una solución a las calles desérticas

Ficus microcarpa en macetones en Los Remedios

El uso de árboles en maceteros como elemento ornamental no es ninguna novedad, pero es un recurso tan simple como poco utilizado en Sevilla. La calle Tetuán es un ejemplo de vía donde podemos ver cómo los árboles aparecen y desaparecen en función de la época del año, retirándose en períodos de mayor tránsito. Otro ejemplo interesante es la calle Virgen de Araceli, en Los Remedios, una minúscula vía peatonal donde hay una serie de maceteros con Ficus microcarpa que se alternan con arbustos y que le dan un verdor muy interesante al espacio, llegando a alcanzar varios metros de altura (lo que ha provocado que en alguna ocasión los mutilen y talen sin miramientos).


Árboles en macetas (fuente)

Árboles en macetas (fuente)


Una vez dicho esto, ¿por qué no le damos una vuelta de tuerca y utilizamos los árboles en maceta para dotar a la ciudad de mayor verdor? La propuesta que lanzamos desde el Blog es utilizar los árboles que están en los viveros municipales en aquellos espacios de la ciudad en los que por el motivo que sea no se pueden plantar en el suelo. Calles y plazas desérticas las tenemos a montones en Sevilla, ¿os imagináis la avenida República Argentina, la calle Virgen de Luján o Plaza de Armas repletas de árboles en macetas? Por supuesto esta medida sería transitoria, de modo que cuando estos árboles alcanzaran la madurez necesaria para ser trasplantados se usaran en nuestros parques y calles. De este modo se le daría un uso estético y medioambiental a los árboles que hay en los viveros, se harían más amables espacios desangelados y se incrementaría la calidad de vida de las personas que transitan o viven en estos espacios ya que se los dotaría de sombra y se reduciría el nivel de CO2.

Árboles en macetas (fuente)
Árboles en macetas (fuente)

El objetivo de la propuesta es extender lo realizado en la calle José Laguillo sobre el aparcamiento subterráneo pero con un carácter efímero que permita jugar con árboles y maceteros de forma que se podrían crear pequeños jardines temporales. Para evitar que los árboles se desarrollen de manera incorrecta, el control de las especies y el tiempo que están en macetas es fundamental, ya que un período excesivamente largo podría acarrear problemas para el ejemplar como ya ha ocurrido con los pinos del Parque del Alamillo que tuvieron que ser talados por el erróneo desarrollo de sus raíces. Sin embargo, el uso temporal de estos árboles en las calles no sólo sería una forma barata de mejorarlas estéticamente sino que se aprovecharían unos ejemplares que ya se encuentran en los viveros amontonados y que son fácilmente trasladables en un camión.

Árboles en maceta (fuente)