Páginas

jueves, 2 de julio de 2015

Bruselas estudiará el abandono del Jardín Americano


La denuncia llevada a cabo por la Plataforma 'Salvemos el Jardín Americano' ha tenido ya respuesta de la Comisión Europea que ha trasladado la situación a la Comisión de Peticiones para valorar si la Unión Europea tiene competencias en la materia. 


La reapertura del Jardín Americano en el año 2010 puso fin a años de desidia y abandono de una de las zonas verdes más importantes y de mayor calidad botánica de la ciudad. El esfuerzo y trabajo constante de diferentes instituciones entre las que destacaba la Fundación Naturalia XXI devolvió a la ciudadanía un espacio que si bien había perdido gran parte de las especies que tuvo durante la Exposición Universal de 1992, ofrecía múltiples posibilidades para convertirse en un auténtico jardín botánico. El cambio de gobierno en mayo de 2011 supuso el absoluto abandono de esta zona verde, que quedó relegada al olvido, maltratada y destrozada hasta el exceso. De nada sirvieron las continuas quejas y alertas ciudadanas, desde el Ayuntamiento no se hizo absolutamente nada para mantener el Jardín Americano en una legislatura en la que las zonas verdes han sufrido un grave retroceso en nuestra ciudad. Ante esta situación, la Plataforma no tuvo más remedio que acudir a Europa ante la negativa del Ayuntamiento a reunirse con sus miembros. 

Con la llegada de un nuevo equipo de Gobierno al Ayuntamiento podría darse la paradoja de que la Unión Europea (que fue quién pagó en parte las obras de recuperación del Jardín) expediente a unos responsables municipales que nada han tenido que ver en el hecho denunciado. La famosa "herencia recibida" de la que tanto se quejaba el Partido Popular. En manos de Juan Espadas está el tomar cartas en el asunto y atajar de una vez por todas el maltrato de nuestras zonas verdes, en especial de los jardines Americano y del Guadalquivir. Cuatro años de abandono no se solucionan en unos meses, pero hay que empezar cuanto antes a cuidar esta joya botánica para evitar que se siga degradando y termine desapareciendo. Urge poner en marcha un plan de choque que atienda las necesidades fundamentales de las zonas verdes de la ciudad y destierre para siempre las prácticas llevadas a cabo durante los últimos años, con podas salvajes y un total y absoluto abandono del que sólo se ha salvado el Parque de María Luisa.

No hay comentarios: