Páginas

miércoles, 29 de abril de 2015

La zona verde de Puerto Triana, una oportunidad para la ciudadanía

Nuevo Camino de los Descubrimientos

La remodelación del entorno de la Torre Pelli está prácticamente terminada a excepción de la gran pastilla de terreno que une el Puente del Cachorro, el nuevo Camino de los Descubrimientos, el Pabellón de la Navegación y el río, una zona con un inmenso potencial que se convertirá en una zona verde.



El proyecto original de Puerto Triana (entendamos como original el actual, no el que se retrotrae al inicio de los tiempos) planteaba una pasarela peatonal que comunicara el complejo comercial con la antigua estación del Telecabina, al otro lado del río, con el objetivo de acercar peatonalmente Puerto Triana al centro histórico. El cambio de planes del actual equipo de Gobierno del Ayuntamiento, que optó por un puente ubicado más al norte, eliminó dicha pasarela y por tanto lo que iba a ser el gran acceso ajardinado a la Torre quedó postergado a un segundo plano (a pesar de que Puerto Triana ya pagó la reurbanización de esta zona).


Con la obra de la Torre a punto de acabar, la zona presenta un estado lamentable a la espera de que se inicien los trabajos de reurbanización. Pero, ¿qué se va a hacer en esta zona? Del proyecto se está encargando Guillermo Vázquez Consuegra y consistirá, según planteó hace unos meses, en una inmensa pradera con árboles. Rápido y económico. Pero todos sabemos que así no se hace ciudad, no basta con plantar árboles y esperar a que crezcan, si no se plantea un mínimo diseño esta zona verde está destinada a convertirse en una zona marginal.


¿Qué se podría hacer? Lo fundamental hubiera sido contar con la ciudadanía para hacer el diseño de esta zona verde. ¿Qué queremos los sevillanos que haya allí? Tal vez se podrían integrar las caracolas de los clubes de piragüismo instaladas, mejorar el frente fluvial para que sea una zona de paseo, instalar juegos infantiles, zonas deportivas o incluso recuperar la antigua Puerta fluvial de acceso a la Expo (por favor, que no derriben esta maravilla) como mirador hacia el río y el centro histórico. Por supuesto, ni Ayuntamiento ni Puerto Triana han tenido el más mínimo interés en preguntar a la ciudadanía por este espacio para construirlo entre todos. Este tipo de urbanismo realizado de espaldas a los ciudadanos tiene los días contados y antes o después nuestros munícipes se darán cuenta de que no sólo es más rentable electoralmente contar con los ciudadanos, sino que los proyectos salen infinitamente más baratos que si se contrata al arquitecto estrella del momento

Antigua Puerta fluvial a la Expo, condenada a desaparecer

4 comentarios:

mari carmen garcia franconetti dijo...

Sergio, estoy bastante de acuerdo con tus reflexiones, se puede hacer más y mejores cosas con no mucho dinero. La buena gente trianera y de más lugares sevillanos, se manifestó públicamente sobre la Torre Pelli. En una zona monumental como esa, la Pelli, resulta un verdadero adefesio, un egendro que hiere la sensibilidad, menos a los que la diseñaron y permitieron que se edificara donde está, no se tuvo en cuenta el criterio de los sevillanos. Si tiene que edificarse, que se haga, da puestos de trabajos, pero no en esa zona, (es mi opinión).
Con un presupuesto módico, buen gusto, clarividencia de futuro y gente responsables con sensibilidad se hacen cosas excelentes, a ver si alguna vez tenemos esa suerte.
Gracias, Sergio, tu sevillanía está fuera de la mínima duda...
Afectuosamente.
Mari Carmen.

Sergio Harillo dijo...

Bueno, aún a riesgo de perder parte de esa 'sevillanía' que no pones en duda, he de decirte que particularmente estoy a favor de la Torre en su emplazamiento actual, como ya he manifestado en alguna otra ocasión en el Blog. Puedo ser más crítico con determinados aspectos como el tema de la movilidad, pero creo que este proyecto puede venirle muy bien a la ciudad y contribuye a coser la Cartuja y el barrio de Triana, que han permanecido aislados prácticamente desde que cerró la Exposición Universal por el esporádico uso que han tenido estos suelos.

¡Saludos!

mari carmen garcia franconetti dijo...

Para mí no tienes el menor riesgo de perder un ápice de tu sevillanía ¡Nada de eso, Sergio!

Si releemos nuestros comentarios, los dos valoramos lo conseguido. Reconozco y así lo dije que la Torre Pelli da puestos de trabajos, y eso en la actualidad es tan necesario como útil. El diseño de la Pelli es lo que no me gusta y por ello creo que debería estar más retirada de la zona monumental, pero con eso que nadie piense que estoy contra el progreso, sí lo estoy si no armoniza con el buen gusto. Es opinión personal, absolutamente, a otros les podrá gustar, que de todo habrá y respeto todos los criterios. En lo básico, estamos bastante de acuerdo. A mi juicio, más allá la Pelli habría estado mejor situada.
Bueno, estoy dispuesta a recibir los puntos de vistas, jeeeeee...
Tu labor me parece encomiable, necesaria y admirable, que es lo importante.
¡(Pero qué feíta es la Torre, carámba)!

Afectuosamente.
Mari Carmen.

Sergio Harillo dijo...

Muchas gracias, Mari Carmen. Me alegro de que podamos debatir sobre un tema tan espinoso como la Torre :)

¡Un saludo!