Páginas

domingo, 26 de abril de 2015

La muralla de la Buhaira encara la fase final de su recuperación


La historia del palacio de la Buhaira y sus jardines es sumamente interesante y poco conocida. Del antiguo palacete islámico poco se conserva llamando la atención el recreo neomudéjar decimonónico rehabilitado como centro cívico en 1998 que se construyó precisamente sobre las ruinas del palacio anterior. Desde época del califa Abu Yaqub Yusuf (siglo XII) esta zona de la ciudad ha estado relacionada con la aristocracia, de ahí que se conociera como Huerta del Rey. Se trataba de una zona de recreo y descanso que en el siglo XVI fue comprada por la familia Ribera que reutilizaría parte del antiguo palacete islámico para construir su residencia a las afueras de la ciudad. A esta época pertenece la interesante muralla que actualmente está siendo restaurada por el Ayuntamiento.



Pruebas de colores en el muro

De la muralla que en su día cerraba la zona de recreo tan sólo se conserva un pequeño tramo en la calle Párroco José Álvarez Allende donde podemos disfrutar de dos magníficas portadas, una de ellas cubierta por un tejaroz de madera y la otra con un interesante arco apuntado y remate almenado. La intervención está presupuestada en 36.000 euros y debe culminar a lo largo del mes de mayo.


Azulejo que hace referencia a la obra de Miguel de Cervantes 'Rinconete y Cortadillo'

La restauración incluye no sólo la limpieza de paramentos y recuperación de elementos de madera, sino el enfoscado y enlucido del muro que hasta ahora se encontraba en ladrillo, devolviéndole al conjunto una apariencia mucho más cercana a la original. También se están realizando pruebas de color para el muro y elementos decorativos por lo que la imagen resultante de la intervención distará bastante de la que presentaba hace tan sólo unos meses.


Con esta actuación se cierra en gran parte el programa de intervenciones en monumentos públicos emprendido por la Gerencia de Urbanismo hace unos años, restando únicamente la recuperación y puesta en valor del puente de la Avenida de Jerez, cuyas farolas de forja presentan un alarmante estado de deterioro.


No hay comentarios: