Páginas

lunes, 9 de marzo de 2015

El Ayuntamiento recurre al 'y tú más' para justificar la cesión de los Baños


Tras la polémica decisión tomada por el Ayuntamiento esta mañana de ceder de manera gratuita los Baños de la Reina Mora a la Hermandad de la Vera Cruz, la respuesta de los partidos de la oposición no se ha hecho esperar y tanto PSOE como IU han denunciado lo que consideran un escándalo. Desde el Ayuntamiento la delegada de Cultura ha querido salir al paso de las acusaciones utilizando la vieja táctica del "y tú más" no dando explicaciones sobre el por qué de esta cesión.



Después de recordar que la Hermandad es una entidad sin ánimo de lucro, que el edificio se destinará a actividades culturales propias de la Hermandad y que se abrirá al público un par de días en semana (nadie pone en duda estas cuestiones) la delegada ha arremetido contra Izquierda Unida acusando a la formación de estar "involucrada en los principales escándalos de la ciudad como Mercasevilla o la Fundación DeSevilla", una acusación algo torpe por cuanto el propio Partido Popular tiene varias causas pendientes a nivel nacional por múltiples presuntos delitos por lo que carece de sentido encender el ventilador únicamente en una dirección. Otra de las cuestiones que ha puesto sobre la mesa la delegada ha sido la cesión por parte del anterior Gobierno municipal formado por PSOE e IU del Pabellón de Estados Unidos a la Fundación Madariaga. Arremeter de este modo contra otra institución cultural como la Madariaga resulta poco elegante y más cuando si bien es cierto que el edificio le fue cedido, fue la propia Fundación la que corrió con los gastos de rehabilitación del inmueble, una inversión que ascendió a varios millones de euros. Precisamente esto es lo que se está criticando en el caso de los Baños, que la rehabilitación se ha hecho con dinero público para después cederle el edificio a la misma entidad a la que le fue expropiado por 190.000 euros. La labor que hace la Fundación Madariaga en la difusión del arte contemporáneo en Sevilla es digna de elogio por lo que utilizarla como arma arrojadiza no tiene sentido alguno y más cuando sus puertas están siempre abiertas a proyectos culturales de todo tipo.

Con estas palabras la delegada de Cultura demuestra que esta cesión no tiene fundamento alguno y que si bien el Ayuntamiento es libre de ceder sus espacios municipales para ponerlos en valor, la fórmula y las formas utilizadas no han sido nada transparentes. Si querían ceder el espacio lo lógico y normal hubiera sido convocar un concurso público al que se pudieran haber presentado todas aquellas asociaciones y entidades que estuvieran interesadas en darle un uso al edificio. A día de hoy es prácticamente imposible conseguir que el Ayuntamiento te ceda un espacio (que se lo pregunten a la Asociación Legado Expo, por ejemplo) por lo que resulta todavía más doloroso ver como siguen existiendo ciudadanos de primera y de segunda.

No hay comentarios: