Páginas

lunes, 9 de marzo de 2015

El Ayuntamiento cede los Baños de la Reina Mora tras pagar su rehabilitación

Produce gran desasosiego la noticia publicada hoy por Diario de Sevilla en la que se desgrana el acuerdo alcanzado entre el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla y la Hermandad de la Vera Cruz por el que se ceden los Baños árabes de la Reina Mora por un período de 25 años a la entidad religiosa.

Los Baños de la Reina Mora, declarados Bien de Interés Cultural, fueron restaurados con dinero público (más de un millón de euros) ante la dejadez de sus propietarios (la Hermandad de la Vera Cruz y la comunidad de vecinos contigua). Tras la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana se comenzaron los trámites para expropiar el edificio y destinarlo a equipamientos culturales del barrio, una expropiación que costó a las arcas municipales 380.000 euros de los que la Hermandad recibió 192.000 euros. El actual equipo de Gobierno llegó a definir los Baños como uno de los espacios del proyecto Patrimonium Hispalense.


El acuerdo firmado entre el ICAS y la Hermandad no puede ser más dañino para la ciudad y más injusto. El Ayuntamiento paga la restauración de un bien privado, lo expropia y luego se lo cede durante 25 años (ampliables a 75) al propietario que mantuvo el espacio en estado de ruina. Y todo ello a dos meses de las elecciones para impedir que el nuevo equipo de Gobierno pueda darle un uso distinto al inmueble. Por supuesto la Hermandad no pagará canon alguno por el uso de este espacio público y podrá disponer del inmueble a su antojo, con la única obligación de abrirlo determinados días al mes para su visita (habrá que ver el régimen de visitas que se establece). Este favoritismo hacia determinados sectores de la sociedad sevillana contrasta con el absoluto desprecio llevado a cabo hacia otros como es el caso de La Carpa, colectivo que fue expulsado de unos terrenos municipales sin contemplaciones. Desde el Ayuntamiento se intentará justificar este chanchullo pero lo único que se demuestra con este convenio es que en Sevilla hay dos varas de medir y que hay ciudadanos de primera y de segunda.

3 comentarios:

Victor González dijo...

Esto es increíble incluso para nuestro habitual trato del patrimonio sevillano. Este monumento en Málaga o Valencia sería uno de los principales atractivos turísticos y culturales y aquí no es más que un espacio abandonado en manos de una hermandad que no se lo ofrece ni a sus propios hermanos. Así nos va... Y lo peor es que salga quien salga estas tonterías se seguirán haciendo. Que será lo siguiente? Temo y mucho por el cementerio inglés de San Jerónimo, me da que con esta "recuperación económica" van A darle a la piqueta.

Sergio Harillo dijo...

Lamentablemente el cementerio inglés tiene los días contados ya que sobre su solar está previsto construir viviendas, algo que nunca entendí del actual Plan General de Ordenación Urbana.

Saludos

Ciencias Sociales dijo...

Con la Iglesia (y los ediles capillitas naconalcatolico s) hemos topado, Sancho.