Páginas

lunes, 9 de febrero de 2015

Los álamos regresan al Paseo Juan Carlos I

Nuevos ejemplares de álamos en Paseo Juan Carlos I

Hace unos días denunciábamos en el Blog que se estaba llevando a cabo una nueva tala de árboles en el paseo Juan Carlos I. Concretamente se estaban eliminando gran parte de los álamos que daban sombra entre la pasarela de la Cartuja y el puente de la Barqueta. Entre los huecos dejados por los álamos se están plantando palmeras de la variedad 'coco plumosa', que vienen a completar los ejemplares de la misma especie plantados hace ya varios meses.



Ante la advertencia de un lector del Blog que nos comunicaba que se estaban reponiendo los álamos, hemos vuelto al paseo para comprobar, in situ, la nueva plantación. Efectivamente, han sido plantados hasta ochenta álamos a lo largo de todo el paseo, desde la pasarela hasta el Puente del Alamillo, además de varios almeces que habían desaparecido con el paso del tiempo. El elevado número de árboles plantados da una idea de la cantidad de ejemplares que han sido talados en los últimos meses, además de los que se hubieran ido secando. Se podría entender que alguno estuviera enfermo y no hubiese forma de salvarlo, pero ochenta árboles es una cantidad demasiado elevada como para que todos supusieran un riesgo para los transeúntes. Como ha ocurrido en tantas otras ocasiones, en la página web del Servicio de Parques y Jardines no se da explicación alguna sobre por qué han sido eliminados estos árboles por lo que habrá que conformarse con que, al menos, han sido replantados. Algunos de los ejemplares retirados tenían una antigüedad de veinte años por lo que habrá que esperar otros tantos para que el Paseo Juan Carlos I recupere el estado que tenía hasta hace unos meses. Insistimos, los árboles no son farolas que se puedan quitar y reponer, son seres vivos que necesitan años para desarrollarse.


4 comentarios:

Isaac Chalmain dijo...

Buen final para el post. Toda la razón, Sergio. Gracias por recordarnos cosas tan básicas como el respeto a la vida y la biodiversidad, que parece que se nos olvidan... ¡Enhorabuena!

Sergio Harillo dijo...

Muchas gracias, Isaac. El respeto por nuestros árboles y zonas verdes es una tarea pendiente en nuestra ciudad.

¡Saludos!

Giraldillo dijo...

Los álamos que había antes eran álamos blancos de la variedad piramidal de jardinería, seguramente enfermos en su mayoría. Si estos que están plantando son álamos negros como los que hay en el muelle de Nueva York, crecen muy rápido y dan muy buenos resultados, además de ser autóctonos.

Sergio Harillo dijo...

Bueno, eso de "seguramente enfermos la mayoría" me suena a la excusa que utiliza siempre el Ayuntamiento a la hora de talar árboles: estaban enfermos. No dudo de que hubiera alguno, pero sinceramente, no veo diferencia entre los ejemplares salteados que se han salvado y los que han dejado. Es más, las podas a los que eran sometidos estos árboles eran tremendas por lo que es probable que, de estar enfermos, fuera por culpa de las podas.

Efectivamente los nuevos árboles parecen más oscuros en el tronco. Habrá que ver cómo crecen, en el Muelle de Nueva York no es que estén creciendo precisamente bien, me imagino que porque no se les está dando una poda correcta de formación desde jóvenes.

¡Saludos!