Páginas

domingo, 8 de febrero de 2015

La muralla de la Buhaira será recuperada por el Ayuntamiento


Si bien en otros aspectos en Cultura de Sevilla somos muy críticos con las actuaciones del gobierno municipal de Juan Ignacio Zoido, hay que reconocer que la labor de recuperación y restauración de monumentos públicos ha sido constante durante estos cuatro años. En el Blog hemos ido dando cuenta de los monumentos que se han ido limpiando y restaurando, muchos de ellos pertenecientes a la Exposición Iberoamericana, pero también ha habido otros como la muralla de la calle Goles, que gracias a la inversión municipal han sido salvados de la ruina.



Actualmente se trabaja en varios monumentos públicos, como la fuente de la Glorieta de San Diego, el cerramiento artístico de los accesos a la Exposición Iberoamericana en la zona del Prado, la fuente de Puerta Jerez o el Cristo de las Mieles del Cementerio. En los próximos días comenzará la recuperación de la muralla del siglo XVI que cierra los Jardines de la Buhaira hacia la Fábrica de Artillería. Esta construcción, realizada en ladrillo, cuenta con dos accesos, uno de los cuales se cubre con un tejaroz mientras que el otro aparece almenado.


Las patologías que presenta este muro son las típicas de un elemento de estas características: humedades, pérdida de decoración cerámica, ataques de xilófagos en la madera, pintadas y desprendimientos. Las obras, presupuestadas en 67.500 euros, tendrán una duración de un mes y medio y contemplan la recuperación integral del monumento, que forma parte de la protección BIC de estos jardines.


En el verano de 2013 el Ayuntamiento presentó un ambicioso plan de actuación en diferentes elementos patrimoniales. De los siete proyectos incluidos, tan solo resta por iniciarse la recuperación del puente de la Avenida de Jerez, mientras que los otros monumentos ya han sido restaurados o están en proceso. La recuperación de nuestro patrimonio debe ser una de las principales tareas del Ayuntamiento, no sólo por el correcto mantenimiento de los monumentos, sino porque de este modo se genera empleo altamente cualificado.


5 comentarios:

Isaac Chalmain dijo...

¿Esas pintadas eran necesarias? Me parece más respetuoso un xilófago que un vándalo con un bote de spray.

Sergio Harillo dijo...

Al menos la pintada se puede quitar, el xilófago termina comiéndose hasta la última espina :)

Carmonensi Restauro dijo...

¿ Está documentado que el enlucido del paramento de ladrillos luciera esa policromía? De ser así, ¿ se están utilizando pigmentos tierras naturales, o... la consabida " pintura de lata", cuya resitencia a la luz solar vira a rosa pasteloso?

Sergio Harillo dijo...

Son detalles técnicos que habría que consultar con la empresa que se está encargando de las obras de restauración. Por lo que he podido ver in situ, el enfoscado aplicado al muro parece un mortero de cal, no pintura al uso. Imagino que se habrá realizado un estudio pormenorizado del muro al igual que se está haciendo en la restauración de otros monumentos que están siendo intervenidos en estos últimos años.

Lo que me ha extrañado es que se hayan dejado tres huecos en una de las puertas, como si se fueran a encastrar azulejos cuando antes de la intervención no los había. Ignoro si se habían retirado con anterioridad para evitar su pérdida y ahora van a ser reintegrados o si se trata de un añadido contemporáneo.

Habrá que esperar para ver el resultado final de la intervención.

¡Un saludo!

Carmonensi Restauro dijo...

Me daré una vuelta..., así podré ver intervención restauratoria "in situ".
Gracias.
Cordial saludo.
Carmonensi Santaella Restauro.