Páginas

jueves, 5 de febrero de 2015

Exposición: La restauración del San Roque de Hernando de Esturmio


El Espacio Santa Clara acoge durante el mes de febrero una pequeña exposición que gira en torno al proceso de restauración de la tabla de Hernando de Esturmio 'San Roque', originaria del propio convento y que ha sido restaurada en el IAPH durante el último año.

La figura de Hernando de Esturmio es capital para entender la evolución de la pintura sevillana en el transcurso del Gótico al Renacimiento, junto con el otro gran artista instalado en Sevilla en la misma época, Pedro de Campaña. Esturmio nace en Zierikzee (Holanda) hacia 1515 (se cumple este año su quinientos aniversario) y ya en 1537 está trabajando en Sevilla, donde realizará importantes obras como el retablo de los Evangelistas de la Catedral. La figura de San Roque alcanzó, según ha matizado el profesor Vicente Lleó, encargado de realizar el catálogo de la pieza, una gran devoción en la Europa medieval y moderna debido a la creencia de que sus milagros podían curar la peste, enfermedad muy extendida en aquella época. El propio santo, oriundo de Montpellier, contrajo esta enfermedad durante un viaje de peregrinación que realizó a Roma, retirándose a un bosque para no contagiar a nadie. Según narra la leyenda, una fuente manó junto al santo de forma milagrosa para saciar su sed, mientras que de su alimentación se ocupó un perro que cada día le traía una pieza de pan. Ambos elementos iconográficos aparecen en la obra de Esturmio, al igual que el bello ángel que sanó sus heridas.


La calidad de la pintura, tanto en lo referente a las figuras de San Roque y el ángel como en el paisaje, es extraordinaria. El trabajo realizado en los talleres del IAPH ha devuelto todo su esplendor a una pieza que presentaba multitud de patologías, tanto ataques de insectos como pérdidas de la capa pictórica o mala adhesión de ésta al soporte de madera. Los sevillanos y visitantes podrán disfrutar de este espléndida pintura durante este mes de febrero, antes de que se inaugure la próxima exposición en Santa Clara. ¿Qué ocurrirá después? Es una respuesta a la que el alcalde no ha querido contestar durante la presentación de la obra. A pesar de haber sido restaurada en gran parte con dinero público del Ayuntamiento (la otra parte la ha puesto la Real Maestranza de Caballería) el destino más probable de la obra será el Palacio Arzobispal, que no es visitable. El alcalde ha asegurado que se está "en conversaciones" para evaluar el lugar donde acabará el San Roque, pero después de un año de restauración, es más que evidente que sabe perfectamente a dónde irá.

No hay comentarios: