Páginas

viernes, 16 de enero de 2015

SOS Jardín Americano denunciará en Europa el estado de las zonas verdes de la Cartuja


Cuando el actual equipo de Gobierno llegó al Ayuntamiento en mayo de 2011 heredó un Jardín Americano y unos Jardines del Guadalquivir en perfectas condiciones, recuperados gracias a una inversión de más de 10 millones de euros financiados en un 80% por la Unión Europea y una gestión modélica por parte de Naturalia XXI. Una de las primeras medidas tomadas por el nuevo Ayuntamiento fue la eliminación de Naturalia XXI para posteriormente relegar al olvido unos jardines que fueron un auténtico vergel durante la Exposición Universal de 1992. En apenas cuatro años el Jardín Americano y los Jardines del Guadalquivir han llegado a un grado de deterioro similar al que tenían antes de la recuperación de 2010. Las especies perdidas se cuentan por decenas, los ejemplares desaparecidos por cientos y la imagen que muestra a sevillanos y visitantes es nauseabunda.


Ante este desprecio hacia el legado de la Expo, varias asociaciones, entidades y personas a título individual se reunieron hace un año creando una plataforma en defensa de los Jardines, incluso se llevaron a cabo actividades de concienciación ciudadana. En marzo de 2014 se le envió al delegado de Urbanismo y Parques y Jardines un escrito solicitando una reunión para abordar el estado de conservación de estas zonas verdes, misiva que fue completamente ignorada, por lo que la Plataforma ha decidido emprender otro tipo de medidas como denunciar ante la Unión Europea la situación. Habida cuenta de que el 80% de los fondos empleados para recuperar estos jardines vinieron de Europa, podría llegar el caso en que la Unión Europea reclamase al Ayuntamiento la devolución de ocho millones de euros ya que el empleo de este tipo de fondos implica un compromiso de mantenimiento de los proyectos en los que se ha invertido el dinero.

Cada vez que ha salido en los medios el estado de estas zonas verdes, desde el Ayuntamiento se ha achacado el problema a la herencia recibida e incluso se ha hecho un balance muy positivo del macrocontrato de Zonas Verdes y de la labor de poda llevada a cabo en estos últimos años. Los ciudadanos sólo tienen que pasear por el Jardín Americano o los Jardines del Guadalquivir para comprobar la realidad. A este Ayuntamiento no le ha interesado en ningún momento el patrimonio verde de la ciudad y el estado de estos jardines no es más que otra consecuencia de una gestión nefasta en materia medioambiental. En cualquier ciudad desarrollada, los jardines de la Cartuja junto con los edificios que albergan (Pabellones de la Naturaleza y Futuro) serían un orgullo y un referente científico, social y cultural; lamentablemente en Sevilla no son más que un vacío urbano del que nadie quiere ocuparse.

No hay comentarios: