Páginas

viernes, 2 de enero de 2015

Plaza Carmen Benítez, una reurbanización a medias

Colegio Carmen Benítez con su plaza delantera y monumento a Machín

El Ayuntamiento ha dado por concluidas las obras de repavimentación de la plaza Carmen Benítez, ubicada junto a la calle Recaredo, llamada así por la benefactora que pagó el colegio de finales del XIX que da a la plaza. Las obras han consistido en cambiar el pavimento de la plaza delantera, la colocación de varios bancos y la plantación de dos árboles que se habían perdido (los otros ejemplares desaparecidos delante del colegio no han sido repuestos). Una vez más, la intervención se ha quedado a medias por la falta de tacto municipal.


Iglesia de San Roque rodeada de tráfico

Según ha recordado en un comunicado la delegada del Distrito Nervión, la remodelación de esta plaza era una demanda vecinal solicitada desde hacía varios años debido a su mal estado de conservación. Sin embargo, no se han aprovechado las obras para remodelar de forma integral la plaza y abrirla a  la calle Recaredo, uniendo de forma peatonal el Colegio público y la iglesia de San Roque. A día de hoy media plaza, la parte que da a Recaredo, es un aparcamiento indiscriminado que aísla la plaza y afea el entorno. Una remodelación en condiciones habría regulado los aparcamientos y el tráfico, además de actuar en toda la plaza, de forma que ésta comenzara frente a la propia iglesia, realzándola y ampliando el espacio de disfrute vecinal y ciudadano. Incluso se podrían haber ampliado el número de árboles para hacer de esta plaza un pulmón verde que contrarreste la polución de la Ronda histórica. El resultado de la intervención es muy positivo, pero no ha tenido en cuenta el bien general y se ha quedado en lo mínimo e imprescindible, sin buscar una verdadera mejora del entorno.

Plaza Carmen Benítez desde la calle Recaredo, repleta de coches

No hay comentarios: