Páginas

sábado, 27 de diciembre de 2014

Las nuevas tecnologías en los centros culturales

Museo del Diseño de Barcelona, en Plaza de las Glorias

El pasado 14 de diciembre abría sus puertas el Museo del Diseño de Barcelona, un nuevo espacio que engloba las colecciones de cuatro centros, el Museo de Artes Decorativas, el de la Cerámica, el del Textil y de la Indumentaria y el Gabinete de Artes Gráficas. Un total de más de 70.000 piezas de fondo que dotarán de contenidos al nuevo edificio de la Plaza de las Glorias, que cuenta con más de 6.000 m2 de superficie expositiva, un Centro de Documentación especializado en artes decorativas y diseño, espacios educativos y zona de conservación. El Museo del Diseño ha abierto sus puertas con cuatro exposiciones temporales en las que el visitante podrá disfrutar de los tres itinerarios en los que se ha dividido la colección: la de artes decorativas, textiles y gráficas de Barcelona, la de diseño gráfico, industrial y de moda y la denominada como 'artes de autor' que incluye cerámica, esmaltes o joyería entre otras piezas. El concepto expositivo se aleja de la simple exposición de obras para buscar una interrelación entre las diferentes colecciones. El Centro nace con el objetivo de ser un museo de referencia internacional y para ello una de las principales cartas de presentación es su página web, donde no sólo podemos encontrar información práctica sobre el Museo, sino un enlace al Blog del Centro, piezas destacadas y una importante presencia de redes sociales, Facebook, Twitter, canal de Vimeo, Instagram y Pinterest. De la importancia de la presencia en Internet de los centros culturales y museos nos habla el Blog 'La Cultura Social' en esta interesante entrada que deja patente que en pleno siglo XXI las instituciones culturales están prácticamente obligadas a relacionarse con el público a través de las nuevas tecnologías.


Centro de la Cerámica de Triana

En Sevilla, la relación de nuestros espacios culturales con las Redes Sociales dista mucho de ser la ideal. Tomando como ejemplo el Centro Cerámica Triana, que cumple el próximo 29 de diciembre sus primeros cinco meses de vida no sólo se observa la ausencia de una página web propia en la que consultar la información del Centro sino que la presencia en Redes Sociales se ciñe únicamente a la cuenta general del Ayuntamiento de Sevilla. Por no tener, no tiene ni una programación de actividades que contribuyan a difundir el patrimonio del museo a los visitantes. Al margen de espacios como el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, el Pabellón de la Navegación  o el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (todos ellos dependientes de la Junta de Andalucía pero con cierta autonomía), los centros culturales sevillanos no tienen una presencia destacada en Internet, algo incomprensible a día de hoy. En un momento en el que la oferta de ocio es tan amplia y el usuario tiene a su disposición todo un abanico de opciones a través de Internet, los centros culturales deben salir en busca del posible cliente ofreciéndole la oportunidad de recabar información sobre sus actividades, interactuando con él, y para ello Internet es una herramienta básica y las Redes Sociales la principal ventana al mundo.

No hay comentarios: