Páginas

domingo, 28 de diciembre de 2014

La Térmica de Málaga, un lugar para emprender

Fachada principal de La Térmica, Málaga. Imagen de su web

Desde Málaga nos llega un interesante proyecto puesto en marcha por la Diputación provincial. Se trata de La Térmica, un gran contenedor cultural que ocupa un edificio de principios del siglo XX completamente rehabilitado. La filosofía principal de La Térmica es abrirse a la ciudadanía para desarrollar su programa de actividades. El centro, que trabaja en colaboración con diferentes espacios culturales nacionales e internacionales, cuenta con salas de exposiciones, auditorio y, quizás lo más interesante, dos programas específicos de creación y producción cultural contemporáneas


Auditorio de La Térmica, Málaga. Imagen de su web

Además de las actividades propias de un centro cultural (exposiciones, conferencias, ciclos, talleres...), La Térmica es un vivero cultural en el que artistas y gestores culturales pueden desarrollar su trabajo con la colaboración y orientación del equipo del Centro. Para ello la Diputación ha puesto en marcha dos líneas de trabajo, una orientada a creadores y otra a emprendedores culturales. La primera va más allá de una mera residencia de artistas ya que intenta que los proyectos reviertan en el propio centro dotándolo de contenidos y programación cultural. En el caso de los creadores, cuentan con un espacio en el que desarrollar su idea de negocio, asesorados por expertos culturales y con la posibilidad de presentar su proyecto en sociedad para testar su viabilidad. Gracias a estos programas de emprendimiento, creadores y gestores culturales pueden desarrollar sus ideas con el apoyo de una institución como la Diputación de Málaga al mismo tiempo que verifican su competitividad antes de lanzarse al mercado. Lo que viene siendo un vivero de empresas, pero orientado al sector cultural, tan en boga en la Málaga del siglo XXI.


El proyecto malagueño es una decidida apuesta por la Cultura y la innovación que bien podría extrapolarse a nuestra ciudad, donde contamos con emblemáticos edificios completamente abandonados y sin un futuro a corto o medio plazo que los salve de la ruina (salvo para convertirse en mercados gourmet, claro). Hoy nos queremos centrar en las antiguas naves de Renfe de San Jerónimo, un lugar ideal para un proyecto de este tipo. Lo curioso es que la idea no es nueva, ya aparecía en los programas electorales de PSOE y PP en las pasadas elecciones municipales aunque luego la realidad se ha llevado por delante la propuesta. Las naves de Renfe, una vez rehabilitadas y acondicionadas podrían convertirse en un espectacular vivero de empresas destinado a la creación, producción y desarrollo de productos culturales. En ellas podría haber un equipo de profesionales (pero profesionales de verdad) que orientaran a aquellos que quieran poner en marcha su proyecto cultural. Además de espacios comunes (salas de exposiciones, auditorio, cafetería, incluso una tienda-librería) este nuevo centro podría ofrecer un espacio para que los emprendedores pudieran tener una primera toma de contacto con el mundo real, cediéndose oficinas para que tuvieran su sede y dónde pudieran compartir ideas con otros emprendedores. Poner un proyecto cultural en marcha en Sevilla es muy, pero que muy complicado, todo son trabas y pocas las ayudas por lo que un espacio así no sólo es necesario, sino que sería muy beneficioso para captar talento y generar movimiento económico. Claro está que para que un proyecto así funcione hace falta interés institucional ya que un centro de este tipo necesita un equipo de profesionales y un presupuesto que lo conviertan en un referente. Ese tipo de impulso es el que está teniendo ahora mismo Málaga, una ciudad de la que tenemos mucho que aprender.



Más información sobre La Térmica aquí

No hay comentarios: