Páginas

viernes, 5 de septiembre de 2014

La fuente desaparecida en el Paseo Catalina de Ribera

Estado actual de la glorieta de acceso al Paseo Catalina de Ribera

El acceso al Paseo de Catalina de Ribera desde la calle San Fernando suele hacerse por uno de los laterales, estando la entrada principal muchas veces cerrada. Justo delante existe esta pequeña glorieta con una yuca en su centro rodeada de césped y flores de temporada. Una composición contemporánea que esconde una bella fuente desaparecida hace décadas.


Postal de la Exposición Iberoamericana (fuente: todocoleccion.net) 

Esta zona verde se remonta a finales del siglo XIX cuando formaba parte de los Jardines del Alcázar. En 1860 Patrimonio Real cede la conocida como 'Huerta del Retiro' a la ciudad, para uso y disfrute de la ciudadanía, creándose una de las primeras zonas verdes públicas modernas de Sevilla (la Alameda de Hércules ostenta el privilegio de ser uno de los paseos ajardinados más antiguos de Europa, creado en 1574). Con vistas a la Exposición Iberoamericana se reordenó todo el espacio según el proyecto de Antonio Gómez Millán primero y Juan Talavera y Heredia después. Las obras comienzan en 1920 y se rematarían un año después con la instalación del monumento a Colón de Coullaut Valera.


Como se puede comprobar en las postales de la época, la fuente toma como modelo la del Hospital de los Venerables o la del convento de Los Terceros, con varios escalones hacia abajo, un surtidor central y un pequeño estanque. Alrededor se colocan pedestales de ladrillo con jarrones cerámicos, todo ello completado con macetas y geranios, al estilo de las glorietas y plazas del Parque de María Luisa. La imagen fotográfica de unos años después muestra ya una primera remodelación, un seto alrededor del perímetro de la fuente que evitara el acceso o las caídas. Por razones que no hemos podido aclarar, la fuente desapareció con el paso del tiempo, convirtiéndose este espacio en una nueva glorieta ajardinada, pero según parece la fuente no fue destruida, sino que se encuentra enterrada, por lo que sería fácilmente recuperable. Como dato curioso, es interesante reparar en el tipo de farolas que alumbran el Paseo, auténticas farolas sevillanas y no las fernandinas que tanto abundan en la ciudad y que han usurpado su lugar a las originales.

1 comentario:

Sofía Serra Giraldez dijo...

Podríamos intentar pelear por recuperarla. Es una preciosidad, y en aquella zona, esa "esquina" tan extensa, vendría muy bien para dar cierto toque de medida humana. Esa glorieta con plantas es casi inabarcable para la vista humana.
Gracias por esta información. No tenía ni idea de que allí hubiera habido una fuente.
Un saludo.