Páginas

domingo, 7 de septiembre de 2014

El Ayuntamiento recupera los jardines de la Torre de don Fadrique


A principios del siglo XX Juan Talavera y Heredia diseñó, como arquitecto municipal, un jardín arqueológico en torno a la Torre de don Fadrique, en el convento de Santa Clara. En esta zona del antiguo cenobio se dispuso la colección arqueológica municipal y delante de la torre se habilitó un estanque artificial en el que se reflejara el edificio gótico y que sirviera como telón de fondo para representaciones teatrales y conciertos de música. Con el traslado de la mayoría de las piezas al Museo Arqueológico Provincial esta zona del convento quedó cerrada y se fue degradando con el paso del tiempo. Hubo intenciones de recuperarla para la Exposición Universal de 1992 pero finalmente ha habido que esperar hasta 2014 para que el Ayuntamiento se decida a restaurar este jardín.


Acceso abocinado a la torre con arcos de medio punto, reminiscencias románicas únicas en Sevilla 

Las obras, que empiezan mañana lunes, cuentan con un presupuesto de 150.000 euros y un plazo de 45 días. Las piezas arqueológicas que quedaban en los jardines ya han sido trasladadas al Depósito de Patrimonio Municipal de la calle Baños, por lo que los trabajos consistirán en la limpieza de los jardines, su iluminación, la habilitación de las salidas de emergencia y lo más importante, la limpieza interior de la torre así como el cierre de sus ventanas para evitar que sigan entrando pájaros. El objetivo de esta intervención es "recuperar un espacio patrimonial y cultural único para poder ofrecer una oferta dedicada al teatro, artes escénicas y música en un enclave único".

Ventana con arco de medio punto en el primer cuerpo de la torre. Otro detalle románico

La torre formó parte del palacio que don Fadrique, hijo del rey Fernando III, se construyó en Sevilla una vez conquistada a los almohades, por lo que su construcción data de mediados del siglo XIII. Es uno de los ejemplos más interesantes de la arquitectura civil en Andalucía occidental ya que además del carácter gótico evidente, conserva reminiscencias románicas tanto en la puerta de acceso como en la ventana del primer cuerpo. El Románico es un tipo de arquitectura que se dio de forma muy escasa en Andalucía ya que, por cuestión de tiempo, cuando llegaron los cristianos al sur de la Península, el gótico ya estaba más que asentado, de ahí el interés de este edificio, algo anacrónico por las fechas, pero único en Sevilla.

Vista de la torre desde las dependencias del antiguo Museo Arqueológico Municipal

Con esta recuperación no sólo se recupera un espacio escénico fantástico para la ciudad de Sevilla, sino que se pone en valor un bien de incalculable valor. La única pena es que no vaya a estar restaurado para la Noche en Blanco que se celebra el próximo 3 de octubre y no se vaya a poder utilizar como espacio escénico hasta el próximo verano al estar al aire libre.


Más sobre el convento de Santa Clara en nuestro reportaje de 2009 (enlace)

No hay comentarios: