Páginas

martes, 30 de septiembre de 2014

Crónicas urbanas: Acuario de Sevilla


El azar ha querido que el Acuario de Sevilla abra sus puertas el mismo día en el que la Asociación ecologista WWF ha dado a conocer su informe Planeta Vivo en el que ha denunciado que la población de especies de animales ha descendido un 52% en los últimos cuarenta años; es decir, que si seguimos a este ritmo en apenas unos años se habrán extinguido muchas de las especies que hoy viven con nosotros en el Planeta Tierra como ya ha ocurrido con el delfín chino de agua dulce o como podría pasar con otras que están en grave peligro de extinción por el reducido número de ejemplares que quedan. Los datos del informe son terribles y ponen una vez más encima de la mesa que el ser humano no puede seguir siendo el principal causante de la destrucción del Planeta.


Hall de acceso al Acuario

Tienda del Acuario de Sevilla

Ante esta tesitura es de agradecer que uno de los principales objetivos del Acuario de Sevilla (además del turístico y comercial) sea la investigación, la concienciación y la salvaguarda de las especies que en él habitan. Gracias al convenio suscrito con el área de Biología Marina de la Universidad de Sevilla se pretende no sólo estudiar y garantizar el óptimo mantenimiento de los ejemplares que viven en el Acuario sino contribuir a la mejora de los animales cuyo ecosistema peligra por la acción del hombre.


Acuario de Sevilla abre sus puertas en Sevilla y lo hace con las miras puestas en conseguir los 600.000 visitantes anuales. El recorrido, de noventa minutos de duración, adentra al visitante en el viaje que la expedición Magallanes-Elcano realizó hace quinientos años, cuando en 1519 partieron del Puerto de Sevilla cinco naves para buscar una nueva ruta hacia las Islas de las Especias. Tres años después apenas dieciocho de los doscientos cincuenta hombres que habían iniciado el viaje regresaron a Sevilla a cargo de la única nave que sobrevivió, la Nao Victoria.

Esturiones en el acuario dedicado al Guadalquivir

El recorrido se inicia por tanto en el Puerto de Sevilla y a través de 35 acuarios se podrá conocer el hábitat y la fauna del río Guadalquivir, el océano Atlántico, la Amazonia y el Pacífico. En total el Acuario cuenta con más de 7.000 ejemplares de 400 especies diferentes entre las que encontramos tiburones, crustáceos, pulpos, reptiles y un variado número de peces de todas las formas y colores. 




La inversión realizada en el proyecto por la empresa Aquagestión y la Junta de Andalucía a través de un crédito alcanza los 8 millones de euros. Se pone fin a quince años de proyectos y obras en los que han recogido el guante hasta tres empresas diferentes sin que hasta ahora, en plena crisis, se haya llegado a la ansiada inauguración. El cambio de promotores, unido al contexto de crisis en el que vivimos, ha hecho que el Acuario se haya tenido que adaptar a las circunstancias actuales. Si bien en el proyecto anterior se apostaba por un edificio mucho más ambicioso, los actuales responsables han optado por abrir lo antes posible con lo justo y necesario para, en los próximos años, ir añadiendo nuevos atractivos. Entre las actuaciones que se han quedado para una segunda fase está el auditorio con 250 localidades que tendrá como fondo el oceanario y que está previsto que se termine a lo largo del año que viene. Esperemos que en esa segunda fase se vayan añadiendo nuevos contenidos al recorrido ya que hay algunas zonas donde se hace patente la necesidad de incluir más contenidos, ya sea museográficos o (especialmente) nuevos acuarios y hábitats naturales.


Cría de sepia en la 'guardería'


A la inauguración de esta mañana han acudido representantes de todas las administraciones del Estado con el alcalde, la presidenta de la Junta de Andalucía, el presidente de la Diputación y la directora del Puerto como representante estatal a la cabeza. Un despliegue que da idea de la importancia de este proyecto que arrancó a finales del siglo pasado y que estaba llamado a ser el gran revulsivo del Muelle de las Delicias. Su apertura y la próxima inauguración de la noria panorámica justo al lado vienen a sumar dos grandes atractivos no sólo a esta zona de la ciudad sino al panorama cultural y de ocio de la misma.

Zona de terrario

Anacondas

Tortuga MataMata 
El Acuario tiene como objetivo "la educación, divulgación y conservación de los océanos" y para ello contará con un variado repertorio de actividades dirigidas a todos los públicos como visitas guiadas, talleres, conferencias, acciones de sensibilización y, lo más importante, un interesante programa de cría en cautividad gracias al cual los visitantes podrán ver los pequeños y absolutamente adorables ejemplares de algunas de las especies que viven en el Acuario como las sepias o los tiburones. Otra actividad de gran interés es el proyecto de conservación de tortugas de la especie 'Caretta Caretta' (tortuga boba) en colaboración con la Junta de Andalucía y el CSIC, "un proyecto que permitirá que esta especie anide en el Acuario para posteriormente realizar la suelta en el Cabo de Gata". El primer ejemplar de este programa es una tortuga rescatada en las playas de Valencia y que tras su paso por el Oceanogràfic de la ciudad levantina estará en Sevilla hasta que se encuentre perfectamente recuperada. La importancia de esta especie dentro del Acuario ha llevado a sus responsables a adoptarla como mascota del mismo, bautizándola como Chelo. Aunque esta primera 'Chelo' regrese al mar, siempre habrá nuevas tortugas que hagan del Acuario de Sevilla su hogar durante una temporada.

Oceanario

Tiburones toro

Pulpo gigante

Entre las especies que podemos contemplar en el Acuario destacan, por su tamaño, los dos tiburones toro de casi tres metros de largo y 200 kg. de peso. Ambos nadan en el tanque central, el Oceanario, uno de los más profundos de Europa con 9 metros de columna de agua. Junto a ellos nadan otras especies como rayas, doradas o meros, entre otros. En el resto del Acuario podemos ver desde caimanes hasta anacondas pasando por caballitos de mar, estrellas y el famoso pez payaso, mundialmente conocido por ser el protagonista de la película de Disney Pixar 'Buscando a Nemo' y que se encuentra en los acuarios destinados a los peces tropicales.




La visita al Acuario se completa con una cafetería, tienda y aulas para talleres y actividades pedagógicas. Con su apertura Sevilla no sólo gana un nuevo atractivo turístico y de ocio, sino un centro de investigación y difusión del medio ambiente de lo más necesario en una época en la que la crisis económica ha desplazado a un segundo plano la preocupación por nuestra huella ecológica, el recalentamiento de la Tierra y el cambio climático. 

Pez globo

Caimanes
Acuario de Sevilla abre sus puertas desde hoy, a las 17 de la tarde, en horario de lunes a jueves de 10 a 20 y de viernes a domingo de 10 a 21 horas. Toda la información sobre el Acuario así como las tarifas podrás encontrarla en su web. Desde Cultura de Sevilla queremos agradecer no sólo la invitación a la inauguración de esta mañana (los bloggers no solemos formar parte de las agendas de las instituciones) sino de la buena organización, con un necesario pase previo para la prensa y una posterior visita para políticos e invitados.

'Chelo', la tortuga Caretta Caretta

3 comentarios:

Jujo dijo...

Gracias por el reportaje. ¿En líneas generales que puntuación le das? ¿Crees que el precio de la entrada no es el más recomendado? Sobre todo teniendo en cuenta que para el turista que visita Sevilla existen muchos espacios museísticos y monumentales ya consolidados que son más baratos. Creo que será más un atractivo para el sevillano, sobre todo teniendo en cuenta que existen en el mundo muchos acuario más famosos e impresionantes.
Pero bueno, a pesar de que el edificio en sí no es gran cosa, su contenido parece que puede atraer bastante con tantas especies y el famoso tanque de tiburones. Esperemos que sea un espacio que se consolide. También me gusta la idea de que el acuario sirva también de espacio de investigación.

Pedro dijo...

Gracias por el reportaje! Muy bueno para los que estamos fuera.
Solo un apunte. La tortuga laud no esta extinta. Ahi ha habido un baile de informacion.

Saludos

Sergio Harillo dijo...

@Pedro: Gracias por el apunte. Lo escuché en las noticias hoy y lo di por válido. Efectivamente la tortuga laúd está en peligro de extinción pero no extinguida. Lo he corregido ;)

@Jujo: Mi nota general sería un 7. Me ha gustado mucho la visita. Soy un apasionado de los acuarios y la verdad, comparado con los que conozco (Barcelona, Valencia y Lisboa) pues este está a un nivel inferior. No conozco el de Zaragoza, que quizás sería con el que mejor se podría comparar.

Sobre el precio, yo lo veo bien. Teniendo en cuenta lo que cuesta mantener un Acuario lo veo un precio muy razonable. No estamos hablando de un museo al uso donde se muestran una serie de cuadros inertes, sino que los animales requieren unos cuidados y un personal que esté pendiente de ellos. Eso cuesta dinero.

El edificio, a mí personalmente no me gusta estéticamente, pero cumple su función. Le veo muchas posibilidades pues no está, ni mucho menos, al 100 por 100 y puede seguir creciendo con el paso de los años si sus gestores deciden seguir invirtiendo en él, tanto en el interior como en la plaza delantera, en la cual se podría recuperar la idea del anterior proyecto que cerraba ese espacio para añadir una especie de invernadero donde ubicar más especies y alargar de ese modo el recorrido.

Espero haber respondido a tus "impertinentes" preguntas ;)

Saludos!