Páginas

viernes, 29 de agosto de 2014

La desértica calle Almirante Lobo

Campo de batalla tras la tala de más de veinte ejemplares de plátano de sombra 

Justificar lo injustificable es prácticamente imposible y por muchas razones que se den, la evidencia es la evidencia. La remodelación de la calle Almirante Lobo conlleva la eliminación de la veintena de árboles de gran porte que había en la avenida y que serán sustituidos por ejemplares nuevos de otras especies. Ante las críticas y denuncias, el Ayuntamiento ha intentado salir del paso alegando que los árboles estaban enfermos, que se van a transplantar aquellos que se puedan salvar (habrá que verlo), que las obras impedían, por seguridad, mantener los árboles en su sitio y que el Ayuntamiento siempre actúa siguiendo los informes de Parques y Jardines.


Árboles sanos talados en Almirante Lobo

A tenor de los árboles que han sido impunemente talados (lo llaman "apeos" pero son talas) es bastante fácil de comprobar que habría alguno enfermo, pero los que se ven en la imagen estaban muy sanos, sin huecos ni podredumbres internas. ¿Era necesario por tanto talar todos estos árboles? No. La siguiente cuestión, la incompatibilidad con las obras, quizás el hecho de que la obra se haya adjudicado por la mitad del presupuesto de licitación tenga algo que ver con la disminución de costes y por lo tanto sea mucho más rápido y barato talar los árboles que adaptar el proyecto a los mismos. 

Por otro lado, volvemos a insistir, el único culpable del mal estado de los árboles en Sevilla es el propio Ayuntamiento. Cuando se poda un árbol en exceso, en una época inapropiada y sin tener en cuenta sus necesidades, el árbol termina enfermando, pudriéndose y suponiendo un peligro para los viandantes. ¿Cómo se soluciona esto? Muy fácil, haciendo caso a los expertos que llevan años y años diciendo que las podas en Sevilla se hacen mal. Hace falta un plan estratégico para el arbolado de la ciudad que estudie caso por caso y que sustituya aquellos ejemplares que están enfermos. Eso sí, de nada servirá si se siguen haciendo podas dañinas. El problema está en el propio Ayuntamiento por lo que no tiene sentido que se empeñen en negar la evidencia

El delegado de Urbanismo decía ayer que este Ayuntamiento no realiza talas indiscriminadas al contrario que el anterior equipo de Gobierno municipal. Lleva razón el delegado en lo segundo, durante el mandato de Monteseirín los árboles de la ciudad sufrieron muchísimo, con actuaciones incomprensibles como las llevadas a cabo en la avenida de la Constitución o la Alameda, pero se equivoca en lo primero ya que este Ayuntamiento está haciendo las cosas igual de mal que el anterior, sólo hay que recordar el caso de la calle Avicena, la eliminación de los naranjos de la Plaza de la Pescadería o las podas en pleno verano que se están realizando este año.

Desde aquí pedimos, una vez más, que se cuide de verdad el Patrimonio verde de la ciudad. Las cosas se están haciendo mal y hasta que no se reconozca no podremos mejorarlo.

5 comentarios:

José Manuel Ríos Valiente dijo...

Qué poca vergüenza, ¿cómo han podido quitar estos árboles?

"ercojo" dijo...

No seais mal pensados, se trata de "quitar" los plataneros, por peligrosos, para cambiarlos por acacias, que son más seguras y ademas dan más o menos igual de sombra. ¿no?.

Sergio Harillo dijo...

Los árboles han sido eliminados, según el Ayuntamiento, porque estaban enfermos y entorpecían el desarrollo de las obras. Tanto la oposición como Ecologistas en Acción ha solicitado los informes en los que se basa el Ayuntamiento, pero hasta ahora no han tenido acceso a los mismos.

Efectivamente se van a sustituir por otros árboles, de hecho se van a plantar más, porque hasta ahora había una treintena de plátanos y tras la obra se anuncian 44 ejemplares de naranjos y bauhinias.

¿Cuál es el problema? En primer lugar que los árboles son seres vivos y eliminarlos no es precisamente lo mismo que cambiar de sitio unas farolas. En segundo lugar, los árboles que se van a plantar son de pequeño porte y la sombra no será la misma. Por último, en la mayoría de los casos los árboles enferman por las podas que realiza el propio Ayuntamiento puesto que se hacen mal y en épocas inadecuadas por lo que el problema de fondo, que son las podas, nadie lo soluciona. Podemos seguir talando y plantando árboles durante años o podemos empezar a cuidarlos para evitar estas situaciones.

Saludos!

Teresa dijo...

Falta de profesionalidad y de sentido común¿ todos enfermos? no lo creo les he visto hacer demasiados disparates, como cuando dicen que los gatos que recogen en la calle no son para sacrificar.¡¡que vergüenza¡¡ Sevilla sin árboles es una ciudad inhabitable y , por cierto, los narajos no son alternativa porque apenas dan sombra.

mari carmen garcia franconetti dijo...

Muy pocas veces Sevilla ha tenido un alcalde medianamente aceptable y desde luego, el actual, a mi criterio, no lo es.

Lo primero que debe hacer un buen alcalde es atender a las prioridades de la ciudad y atender a los sevillanos, escuchándo, así como rodearse de un eficaz equipo para que en su trabajo destaque: el sentido común, buena administración, gestión clara, precisa y justa, aplicar sensibilidad y responsabilidad y equidad, en todos los departamentos que conlleva la ardua pero edificante labor de trabajar por y para Sevilla, señores...
Magnifica tarea, Sergio, gracias a tu blog y otros similares se van conociendo y enmendando cosas muy importantes, basta con visitar tus páginas...

¡¡¡GRACIAS!!!

Un abrazo.