Páginas

miércoles, 18 de junio de 2014

Los grupos escultóricos de la Glorieta de Covadonga recuperan su esplendor


Sin duda uno de los lugares más bellos y peor tratados de la ciudad es la Glorieta de Covadonga. En ella se encuentran cuatro espléndidos grupos escultóricos diseñados para la Exposición Iberoamericana de 1929 que flanquean el que fuera Pabellón de la Prensa, cerca de la Plaza de España. Estos conjuntos escultóricos representan cuatro alegorías simbolizadas por tres esculturas cada una: El Genio y El Arte, de Lorenzo Coullaut Valera y El Trabajo y La Ciencia, de Manuel Delgado Brackembury. Las cuatro piezas están construidas en piedra, pero la relativa calidad del material, muy poroso, hace que hayan sufrido un proceso de deterioro importante a lo largo del siglo XX. Ya en el año 2009 fueron restauradas, pero actualmente las empresas Benza y Carmocon están interviniendo de nuevo en ellas para que luzcan en el mejor estado posible gracias al Plan de Restauraciones de la Gerencia de Urbanismo. Una de las grandes sorpresas de la actuación ha sido la recuperación de fragmentos que se habían perdido y que en la intervención de 2009 no habían sido restituidos. El caso más llamativo es el del grupo de El Arte donde faltaba el busto de la figura que representa a la Escultura. Según nos ha confirmado muy amablemente la restauradora que está trabajando en estas esculturas, se ha reconstruido esta pieza siguiendo la documentación existente utilizando un material diferente a la piedra original para que se pueda diferenciar lo original de lo nuevo.



El Arte. Junio de 2014 

El Arte. Año 2007 

En el grupo escultórico de El Genio, de Lorenzo Coullaut Valera también se han reconstruido algunos elementos como las manos de las dos figuras que están de pie.

El Genio. Año 2007 

El Genio. Junio de 2014

 El Genio. Año 2007

El Genio. Junio de 2014 

El primer grupo en ser restaurado fue El Trabajo, de Manuel Delgado Brackembury, que también ha recuperado su monumentalidad original tras haber sido eliminados los líquenes y las grietas que presentaba hace unos años.

El Trabajo. Año 2007 

El Trabajo. Mayo de 2014 

Ahora mismo se está terminado de limpiar el último grupo, el que representa a La Ciencia, también obra de Manuel Delgado Brackembury, el gran artífice de los espacios monumentales de la Exposición Iberoamericana ya que participó en la decoración de todos y cada uno de los conjuntos escultóricos y fuentes que se diseñaron para la Muestra de 1929.

La Ciencia. Año 2007 

>> Actualizamos el reportaje para añadir el último grupo escultórico, el de La Ciencia, que ya ha sido restaurado (14 de julio de 2014).

La Ciencia. Julio de 2014

Lamentablemente, la ubicación de estas esculturas y el nulo interés por parte del Ayuntamiento en adecentar la zona las hace más proclives a sufrir ataques vandálicos como el que se puede ver en la siguiente imagen, una fotografía tomada en el año 2009, apenas unas semanas después de haber sido restauradas las piezas.


La Glorieta de Covadonga es a día de hoy un inmenso y horrible aparcamiento en superficie que los fines de semana se convierte en zona de botellona. El Ayuntamiento lo sabe (más que nada porque Lipasam tiene que limpiar la zona) pero no se toman cartas en el asunto. Esta glorieta debería integrarse en el Parque de María Luisa, incluyéndola dentro de su vallado, impidiendo el aparcamiento en ella y convirtiendo en un jardín lo que ahora es asfalto. Ahora mismo estas bellas esculturas pasan completamente desapercibidas por encontrarse en una zona trasera pero si se recuperase la zona, se ajardinase e incluso se colocase una sencilla fuente en su parte central, el cambio sería abismal y pasaría a ser uno de los accesos más bellos del Parque de María Luisa.


No hay comentarios: