Páginas

miércoles, 12 de febrero de 2014

Sevilla oculta: Teatro del Grupo Escolar Reina Victoria


En 1906 Aníbal González recibe el encargo, por parte del alcalde de la ciudad Cayetano Luca de Tena, de construir un edificio destinado a escuelas infantiles que, además, serviría de presente a los Reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia durante su visita a Sevilla. El arquitecto, que en estos momentos ya estaba coqueteando con los estilos del pasado dejando atrás su etapa modernista, diseña un moderno edificio que ocuparía una antigua plaza decimonónica abierta a la calle Pagés del Corro. El Grupo Escolar Reina Victoria se convertirá, con el paso del tiempo, en un modelo a seguir en este tipo de equipamientos educativos por sus comodidades y novedades constructivas. 




En 1909 se daban por concluidas las obras, inaugurándose el 24 de marzo de dicho año. Aníbal González diseña su edificio en torno a un generoso patio, con cuatro fachadas exteriores a la calle y una original secuencia de vanos en sótano y plantas altas. Las diferentes crujías del edificio quedan por tanto completamente iluminadas por ambos frentes, convirtiéndose la luz en la principal protagonista, favoreciendo además la circulación del aire y la ventilación natural. Tanto el exterior como el interior del edificio denotan la evolución del arquitecto desde el Modernismo hacia un estilo más personal y ecléctico que tendrá en la historia de la arquitectura sus principales modelos. Así, mientras que determinados vanos de las fachadas y del patio, además de zócalos de azulejos o incluso las barandillas de las escaleras principales tienen un claro lenguaje modernista (particularmente la azulejería interior es una maravilla por su originalidad en nuestra ciudad) el salón de actos del colegio se vuelca hacia el clasicismo y toma como referente el Renacimiento. Precisamente en este pequeño teatro vamos a centrar nuestro reportaje para dejar constancia del estado de conservación del mismo antes de las obras de restauración que pretende acometer el Ayuntamiento en los próximos meses.


Abierto a la fachada principal por medio de grandes ventanales y con acceso independiente, el salón de actos se diseña de acuerdo a la escala de sus principales protagonistas, los niños. Se trata de un pequeño teatro cubierto por bovedillas y de planta rectangular con gallinero en la parte posterior. La decoración se concentra (al menos a día de hoy) en el escenario y el techo, decorado con motivos florales y los nombres de diferentes escritores y literatos españoles.



La embocadura del pequeño escenario se decora con grutescos y candelieri de inspiración renacentista con el escudo de la Nación en su centro (no podemos olvidar a quién estaba dedicado este edificio). En la parte inferior, el frons scaenae se forra con azulejos con motivos alusivos a las artes escénicas.


Las bovedillas del techo se decoran con guirnaldas, frutos y demás decoración clásica ubicando en el centro de cada una de ellas el nombre de distinguidos literatos españoles como los Hermanos Machado, Lope de Rueda, Lope de Vega o Calderón de la Barca. La cornisa también se decora con frutos generando una cenefa natural que abarca todo el espacio.



La iluminación se concentra en una serie de grandes lámparas de pared donde la forja vuelve a tomar como referente el Renacimiento español, sujetándose el farol a la pared con un aplique que representa el águila bicéfala, símbolo de los Austria. 


En la parte posterior del teatro nos encontramos un pequeño anfiteatro de madera con decoración pintada y una barandilla que nos recuerda a los corrales de comedia del Siglo de Oro español.


Tampoco podemos dejar pasar la oportunidad de contemplar los fabulosos suelos hidráulicos que conserva tanto el salón de actos como el resto del edificio. Nada más que en este espacio nos encontramos hasta tres tipos de suelos diferentes.


Una auténtica joya que presenta en la actualidad diferentes patologías, como las humedades de techos y paredes, que deberán ser solucionadas con las obras que pretende llevar a cabo el Ayuntamiento. Entre las actuaciones que se llevarán a cabo está previsto recuperar las butacas fijas, devolviéndole una imagen más cercana al original. Quizás también sería interesante investigar qué tipo de paramentos tuvo en su día el teatro pues no sería extraño que zócalos y paredes mostraran algún tipo de recubrimiento (maderas o telas) que también podrían recuperarse en esta intervención.



Desde Cultura de Sevilla quiero agradecer al Colegio de Infantil y Primaria 'José María del Campo' su colaboración para poder realizar este reportaje, en especial la disposición de su directora, María Angeles Caravaca. 
También quiero agradecer a Antonio Álvarez Gordillo su atención y colaboración para poder contactar con el Colegio.

Más información sobre el edificio aquí

No hay comentarios: