Páginas

sábado, 26 de octubre de 2013

La nueva cara de la Nave del Paraguas


Hay edificios a los que, por su ubicación o bien por lo que tienen alrededor, es prácticamente imposible sacarles una fotografía que muestre cómo son. Es más fácil verlos en directo. Esto le ocurre al nuevo polideportivo de la Universidad de Sevilla en la zona de Pirotecnia, que reutiliza la conocida como Nave del Paraguas, una estructura metálica de origen industrial construida en el primer tercio del siglo XX.




El proyecto arquitectónico corresponde al arquitecto de la Universidad Miguel González Vílchez, que diseñó una nueva fachada para la histórica estructura. El característico oxidado del acero corten es el principal protagonista del nuevo edificio, que permite vislumbrar en algunas zonas el entramado de hierro original.


Como decía al principio de la entrada, fotografiar el edificio es una difícil tarea. Ya sea desde la calle Maestra de Artillería o desde Presidente Cárdenas, captar con la cámara una imagen es harto complicado ya sea por los árboles o por las perspectivas de los edificios que lo rodean. 


El edificio se encuentra en la última fase de construcción. La obra ha terminado y ahora falta equiparlo para que pueda entrar en funcionamiento. Hace unas semanas se inauguró la guardería que se ha adosado a uno de los laterales y que forma parte de la contigua Facultad de Ciencias de la Educación.


El nuevo polideportivo en sí pasa bastante desapercibido en la zona. Sin estridencias se asienta en la zona verde con materiales que recuerdan su pasado industrial cuando formaba parte del complejo fabril de Pirotecnia.


No hay comentarios: