Páginas

lunes, 8 de julio de 2013

El Alcázar recupera la Puerta de Marchena


Coincidiendo con el centenario de su traslado, la Puerta de Marchena del Alcázar de Sevilla, ha recuperado su colorido original tras su restauración. Este elemento arquitectónico perteneció al palacio que los duques de Arcos tenían en la localidad sevillana de Marchena. A principios del siglo XX el edificio se encontraba en ruinas y se puso a la venta. El rey Alfonso XIII se hizo con este elemento y lo entregó a los Reales Alcázares, donde fue instalada por el arquitecto Vicente Traver siguiendo las ideas del marqués de la Vega Inclán. En la misma época se acometió la remodelación de esta zona de los jardines del conjunto palaciego.

Las obras comenzaron el pasado mes de febrero y han contando con la colaboración del Ministerio de Cultura, que ha sufragado los 133.000 euros que ha costado la intervención. La portada ha recuperado así su estética original y ahora es posible contemplar con deleite el laborioso despliegue de relieves tardo góticos atribuidos a Esteban Jamete.

1 comentario:

Zapateiro dijo...

Estuve en el Alcázar el sábado y está espléndida.