Páginas

jueves, 15 de septiembre de 2011

Los muebles del Alfonso XIII serán subastados públicamente


Visto lo que ocurre en esta ciudad cada vez que se "restaura" o se "recupera" un edificio histórico, deberíamos echarnos a temblar por la "modernización" que se está llevando a cabo en el Hotel Alfonso XIII. Podríamos estar más tranquilos si nuestras administraciones hicieran un seguimiento de las obras en edificios patrimoniales pero la Casa de la Moneda es el mejor ejemplo de que los técnicos visitar, no visitan mucho las obras.

Los primeros damnificados por la remodelación son los muebles del Hotel. Hasta 1.500 piezas serán subastadas por el Ayuntamiento al haber sido rechazadas por la Concesionaria del Hotel que pretende colocar una decoración más andaluza (a saber lo que significa eso). La gran incógnita es de qué época son esos muebles, un dato que se han resistido a dar pero que parece que ya conocemos. Algunos muebles puestos a la venta son los originales del Hotel, por lo tanto, ya estaban cuando abrió sus puertas en 1929 para la Exposición Iberoamericana. Siendo el Hotel Bien de Interés Cultural, no sé hasta qué punto es lícito despojarlo de lo que tiene en su interior para ponerlo a la venta, pero no sería ni la primera ni la última vez que aprovechando unas obras, se desvalija un edificio.

De momento se está buscando un lugar para celebrar una subasta en la que todos podremos participar para tener en nuestra casa un pedacito del Hotel Alfonso XIII. ¡Cuánta bondad permitiéndonos participar! Al final el mobiliario quedará repartido y se terminará perdiendo un trocito más de nuestra historia. Y lo peor de todo es que parece que esto no tiene vuelta atrás.


2 comentarios:

J dijo...

De verdad esto pasa y nadie va a hacer absolutamente nada ????
Es que a nadie le importa una m.... nuestro pasado ??? Siento tantísimo que estas personas sean tan ignorantes como para deshacerse de tales reliquias. No soy experto en nada de esto pero no hace falta para saber que siempre se hace lo que el dinero manda o lo que manda el que tiene dinero, qué pena, siempre lo mismo. Te doy la razón en que se pierde por momentos, pedacitos de nuestra historia.

Un saludo

Rafa dijo...

Totalmente de acuerdo en renovar el hotel, pero deberían mantener ciertos muebles para que no perdiese su historia.