Páginas

jueves, 15 de septiembre de 2011

Cuello de botella


Las obras de la nueva glorieta construida frente al Casino de la Exposición, que comunica las avenidas de María Luisa, Palos de la Frontera y Portugal, han tenido un efecto colateral para los peatones y ciclistas.

El paso de peatones que cruza la avenida de Portugal ha sido desplazado varios metros, obligando al peatón ha recorrer más camino para llegar a su destino. Con este traslado se consigue ganar más espacio para los coches, imagino que para que no se queden en la glorieta entorpeciendo el tráfico, pero a cambio se condena al peatón a desviarse varios metros cuando lo lógico sería seguir en línea recta. El problema no pasaría de ser anecdótico si no fuera por la desaparición del carril bici en este punto. Mientras que antes las bicis podían cruzar por este punto, ahora el carril bici queda cortado en ambos lados debiendo invadir el espacio peatonal para poder cruzar. Si a esto le añadimos que el espacio es relativamente pequeño para el trasiego que soporta este punto, nos encontramos con un auténtico cuello de botella donde peatones y ciclistas se pelean por conservar su espacio vital.

Cuando se hacen las obras no estaría mal que se pensase en todos los colectivos que pululamos por la ciudad, de ese modo, se haría la convivencia más fácil en lugar de complicarnos el día a día un poquito más.

3 comentarios:

Carboanion dijo...

No te preocupes, para los coches también es un descontrol... Sin contar que eso parece las obras de la Catedral, tanto se están alargando.

Anónimo dijo...

Lo que han hecho ha sido un auténtico despropósito que tendría una fácil solución: reurbanizar la delantera de la Fábrica Tábacos, donde hay sitio suficiente para peatones, carril bici, jardines,...
Pero no caerá con este alcalde, una pena.

Culturadesevilla dijo...

La delantera de la fábrica de Tabacos tiene los días contados. Antes o después alguien decidirá eliminar ese aparcamiento y ajardinar el espacio. Es uno de los puntos mejor comunicados por transporte público de toda la ciudad por lo que el aparcamiento es bastante prescindible. Coincido contigo en que el sitio natural para el carril bici sería ese espacio ya que es donde más metros hay y se comunicaría mejor con el del Paseo Catalina de Ribera.

Saludos!