Páginas

miércoles, 20 de abril de 2011

Sevilla oculta: Primitivo acceso al Alcázar (siglo XI)



La apertura de la actual calle Joaquín Romero Murube (antigua Alcazaba) en 1961 permitió recuperar la muralla y torres del primitivo Alcázar de época taifa. En uno de los tramos del muro, el más cercano a la Plaza de la Alianza (bello nombre que a punto estuvo de desaparecer) nos encontramos una puerta cegada, medio hundida entre la maleza. Se trata del primitivo acceso al recinto fortificado construido en el siglo XI, más cerca del barrio de Santa Cruz que el actual alcázar cristiano que se visita desde la Plaza del Triunfo.



Retazos de la historia de la ciudad que podemos completar con la visita al Foro de la Biodiversidad, institución que el CSIC puso en marcha hace unos meses en una de las casas del Patio de Banderas, en concreto en el número 16. La sorpresa nos la llevamos cuando a través de un angosto pasillo desembocamos en lo que actualmente es el salón de actos del edificio.



Y allí nos la encontramos, majestuosa, imponente, la primitiva puerta del alcázar taifa construido en el siglo XI. Lo que vemos es justo la parte interior de esa puerta cubierta por la maleza de la calle Romero Murube. En el interior de este edificio de 1876 podemos disfrutar de parte del acceso en recodo que formaba el acceso al recinto palaciego. Los musulmanes no solían construir las puertas a eje con el interior del edificio, siempre había que sobrepasar varios quiebros para impedir y dificultar el asedio. Por ello, una vez cruzábamos la puerta que se conserva nos encontrábamos un primer vestíbulo abierto en el que debíamos girar a la derecha para poder entrar al Alcázar. Esto posibilitaba la defensa en caso de asedio ya que desde los altos muros se podía mermar al ejército invasor, que se veía obligado a pasar por un reducido acceso y se encontraba con un muro que le obligaba a perder tiempo en derribar una segunda puerta, tiempo que los defensores utilizaban para contraatacar desde arriba.



La puerta conserva el arco de herradura exterior, el interior se ha perdido mostrando únicamente el arranque del mismo. Llama poderosamente la atención el muro, construido a base de piedra y argamasa, nada que ver con los lienzos de tapial de la muralla de la Macarena, de época almohade (siglo XII). Precisamente fueron los almohades los que cegaron este acceso, trasladando la puerta principal hacia Puerta de Jerez (arco de San Miguel y calle Miguel Mañara).





Los dos agujeros que vemos en la parte superior se utilizaban en caso de asedio, lanzando por ellos aceite hirviendo contra los atacantes.



La espectacular visita culmina con esta maqueta donde podemos contemplar cómo era la puerta en el siglo XI, con su juego de quiebros y su sistema defensivo.





Sin duda otro ejemplo más de la Sevilla oculta, esa Sevilla que, por desconocida, nos asombra todavía más y que no sólo nos muestra su riqueza histórica, sino que nos da una idea de las posibilidades que tiene de cara al turismo cultural y patrimonial.



Foro de la Biodiversidad. Patio de Banderas, nº 16. De martes a domingo de 10.00 a 21.00 horas.

6 comentarios:

De Tarso dijo...

Magnífica la labor que realizan blogs como este en el descubrimiento del patrimonio, para al conocerlo, valorarlo y cuidarlo. También un llamamiento, de un ciudadano común, para que este patrimonio se aproveche y pueda disfrutarse por todos los ciudadanos. Solo mediante el conocimiento se preserva todo lo que tenemos, que es mucho, pero podría ser más si muchas cosas no se hubieran despreciado y destruido.

Culturadesevilla dijo...

Precisamente esa es la idea que tengo en la cabeza cuando hago este tipo de posts. Siempre he creído que sólo se valora aquello que se conoce y de ahí la labor de difusión de este Blog.

Un saludo!

Isabel dijo...

Cómo me alegro de haber descubierto tu blog,especialmente porque estoy descubriendo más cosas "ocultas" de Sevilla en este corto tiempo desde que hallé tu blog que durante los años de vida en esta ciudad; una ciudad que sigue mostrando siempre las mismas cosas y, sin embargo, mantiene maravillas que por lo general pasan desapercibidas a los sevillanos y visitantes...
Gracias por darlas a conocer y ánimo para seguir cumpliendo con el magnífico cometido de sacar a la luz parte de estos tesoros escondidos.
Un abrazo. :-)

Culturadesevilla dijo...

Isabel, muchas gracias por tus palabras. Me alegro de que te guste el Blog y te animo a participar siempre que quieras a través de los comentarios.

Un saludo!

Pepe Becerra dijo...

Hola Culturadesevilla.
Acabo de descubrir tu blog buscando documentación para otro de similar temática que estoy publicando desde primeros de año.
Te felicito por el resultado obtenido, con datos tan interesantes como la posibilidad de visitar el interior de la antigua Puerta principal del Alcázar.
Pongo a tu total disposición mi humilde contribución (más cantidad que calidad) a la difusión de la cultura en nuestra ciudad.
leyendasdesevilla.blogspot.com
Saludos.

Giraldillo dijo...

El otro día pasé hacia la plaza de la Alianza y me estuve fijando. Qué pena que pase tan desapercibida. Ni siquiera un cartelito. Y ya no digo unas puertas de madera y no el tapiado que tiene ahora.