Páginas

martes, 13 de abril de 2010

Reapertura de los Jardines del Valle

.
Ayer fueron reabiertos al público los Jardines del Valle tras varios meses de remodelación y 300.000€ de inversión por parte del Ayuntamiento. Si bien se ha actuado en la vegetación del parque, el aspecto más destacado ha sido la eliminación del muro que cerraba el espacio verde hacia la Ronda, sustituyéndose por una verja que le da transparencia y que busca dotarlo de mayor vida para evitar que vuelva a degradarse.
.
.
El origen de estos Jardines se remontan al siglo XV cuando fue fundado el convento del Valle aprovechando la muralla almohade que aún se conserva dentro del Jardín y que sirvió y sirve de muro a diferentes edificios. En 1757 desaparece el convento y se ubica en esta zona una fábrica de salitre que pronto dejará paso al Colegio del Sagrado Corazón, construido por iniciativa de la marquesa de Villanueva tras la compra de los terrenos en la segunda mitad del siglo XIX.
.
.
Precisamente la puerta que aún se conserva de acceso a los Jardines cumplía esa misma función en tiempos del colegio conservándose todavía los escudos de la orden de los Sagrados Corazones.
.
.
Además de la riqueza botánica y natural que tiene el parque, lo que más llama la atención dentro de este oasis urbano son los 250 metros lineales de muralla almohade que sirve de cierre perimetral del espacio. El tramo de muralla conserva varios torreones de planta cuadrada, algunos en mejor estado que otros. La actuación en los Jardines podría haber servido para iluminar adecuadamente la muralla así como para instalar información sobre su origen y los diferentes usos que ha tenido este espacio. Sin embargo, no podemos pedir peras al olmo.
.




.
Mientras que otros parques históricos de la ciudad albergan varios monumentos en su interior, los Jardines del Valle no han sido prolíficos en este aspecto, únicamente encontramos este monumento levantado en honor a Santa Rosa de Lima, heredado del antiguo colegio.
.
.
Interesante es la otra puerta del parque, metálica, que imita el volumen de la histórica que aún se conserva. Cuando se construyó se quiso decorar con rosales que dieran colorido a la estructura pero la sombra del eucalipto que hay justo al lado dio al traste con la idea. Ahora se ha plantado hiedra, más resitente a la sombra.
.

.
Que Sevilla goce de este espacio verde es prácticamente un milagro. Tras el derribo del colegio del Sagrado Corazón, tanto Ayuntamiento como los propietarios del terreno pretendía arrasar con lo que había y hacer pisos. La presión ciudadana hizo que en lugar de hormigón y ladrillo se hiciese una zona verde que lamentablemente fue decayendo con el paso de los años hasta convertirse en una zona con bastante mala reputación. Esperemos que ahora, tras la reforma, los sevillanos hagan suyo el espacio y lo disfrutemos por mucho tiempo.
.
.
Más información sobre los Jardines del Valle en Sevillanadas
.

No hay comentarios: