Páginas

jueves, 17 de mayo de 2018

El Bubble Pavilion, el último eslabón de la arquitectura efímera en Sevilla



Sevilla cuenta con una larga trayectoria en cuanto a construcciones efímeras. A día de hoy quizás son dos los grandes referentes, la portada de la Feria de Abril y la decoración que se distribuye a lo largo del recorrido de la procesión del Corpus Christi, pero históricamente los monumentos levantados en la ciudad causaron gran asombro por su monumentalidad y, en ocasiones, extravagancia. Es por ello que proyectos como el Bubble Pavilion de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Edificación no sólo sirven como ejercicio educativo para sus alumnos, sino que entroncan con la historia de la ciudad.




El Bubble Pavilion es un proyecto de innovación docente en el que han participado más de cien alumnos y profesores. La instalación, construida en madera de eucalipto "se inspira en las burbujas de jabón y ha sido diseñada con el objetivo de traducir la estructura de las pompas de jabón en un sistema arquitectónico aplicable a cualquier tipo de formaLa geomería de las pompas de jabón, al unirse entre ellas, es el punto de partida de este proyecto. Cuando un conjunto de burbujas esféricas de igual radio se disponen sobre una superficie plana, los centros generan de forma natural una red de triángulos equiláteros. Para aplicar esta red a cualquier tipo de superficie, han empleado algoritmos que tratan de imitar este fenómeno de la naturaleza" (fuente). Cuatro meses de trabajo han sido necesarios para diseñar, fabricar y montar esta pequeña instalación de once metros de largo formada por 14.000 piezas. 





Salvando las distancias, el Bubble Pavilion me ha recordado mucho al Serpentine Pavilion que cada verano se construye en el londinense Hyde Park. Se trata de un proyecto encargado por la Serpentine Gallery a un reconocido arquitecto que, durante los meses estivales, sirve como espacio cultural. La instalación de la Escuela de Ingeniería de la Edificación ha surgido con un propósito diferente, pero la intención de los promotores es repetir el experimento el año que viene por lo que se podría plantear un proyecto más amplio que dialogara con la ciudad. Sin ir más lejos, en Logroño se celebra Concéntrico, el Festival Internacional de Arquitectura y Diseño que cada año invita a una serie de profesionales a intervenir el espacio público para convertirlo en espacio de reflexión. La relación entre Universidad y ciudad es un filón que aún se puede explotar más en Sevilla. Hacer llegar a la ciudadanía las investigaciones y aportaciones de la Universidad es fundamental para crear sinergias y proyectos como este, por su propia idiosincrasia, pueden servir de puente entre ambas.




El Bubble Pavilion se podrá disfrutar durante los próximos meses en el jardín de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Edificación.

Más información aquí
Blog del proyecto aquí

No hay comentarios: