Páginas

lunes, 22 de enero de 2018

Proyectos de futuro para una ciudad más competitiva

Uno de los espacios de la Fábrica de Artillería que están siendo habilitados para su uso como centro cultural



Sevilla cuenta ahora mismo con una serie de grandes proyectos que buscan diversificar su economía para hacer la ciudad más atractiva, dinámica y competitiva. De momento todos ellos están sobre la mesa y ninguno ha dado el salto del papel a la realidad, pero de llegar a buen puerto, en unos años Sevilla podría contar con cuatro grandes referentes económicos si estos proyectos se desarrollan tal y como están planteados.

Quizás el proyecto más avanzado y del que antes podamos disfrutar sea la Fábrica de Artillería. El enorme contenedor patrimonial de San Bernardo, con sus 20.000 metros cuadrados, está siendo sometido a una profunda rehabilitación que lo convertirá en un epicentro cultural de primer orden. El objetivo del Ayuntamiento es que además de acoger espectáculos y actividades culturales relacionadas con la oferta ya implantada en la ciudad, Artillería genere sus propios proyectos y sirva de lugar de creación. Este laboratorio cultural tendrá como referentes espacios nacionales e internacionales como Matadero Madrid, La Harinera de Zaragoza o el Centquatre de París.



Naves de Renfe en San Jerónimo


Algo más alejado en el tiempo se sitúa la conversión de las Naves de Renfe de San Jerónimo en un "centro de referencia para las empresas y los emprendedores de la industria de las nuevas tecnologías y las telecomunicaciones". El proyecto cuenta con un presupuesto de 2'3 millones de euros que ya han sido aportados, en un 80%, por la Unión Europea a través del programa DUSI. Precisamente hace unos días el gupo municipal de Izquierda Unida denunciaba que a pesar de que ha pasado un año desde que fue concedida la ayuda de 15 millones de euros para varios proyectos de la zona norte de la ciudad, el Ayuntamiento no ha activado ninguno de ellos. Desde las filas socialistas se asegura que se está trabajando en el desarrollo de los mismos y que el horizonte para tenerlos acabados es 2022. Hay tiempo de sobra, dicen, para sacar adelante una serie de proyectos que persiguen "atender a los retos económicos, laborales, sociales, demográficos, ambientales y climáticos de la ciudad de Sevilla". Se trata de nuevas iniciativas que procuran "fomentar la actividad económica y el empleo, la movilidad sostenible, la administración electrónica, la eficiencia energética y una economía baja en carbono, la economía digital y la acción social".

El proyecto de recuperación de las Naves de Renfe, edificio de 4.000 metros cuadrados, fue encomendado el pasado verano a la empresa municipal Emvisesa para que se encargue del estudio de patologías del inmueble así como de su rehabilitación y adaptación a su nuevo uso. Al tener garantizada la inversión, es de suponer que más pronto que tarde podremos ver convertido este enorme edificio en un centro generador de actividad que servirá de complemento al cercano CREA.


Render de la Comisaría de la Gavidia realizado por Entre Adoquines


Más utópicos son otros dos proyectos que, si bien han sido planteados como una oportunidad para sendos edificios en desuso, el hecho de carecer de financiación pone en riesgo que salgan adelante. El primero propone convertir la Comisaría de la Gavidia en un centro de investigación y emprendimiento vinculado a la Universidad que permita a los jóvenes desarrollar sus ideas de negocio. El proyecto planteado por la Asociación Entre Adoquines tiene como objetivo evitar la fuga de talentos fomentando que el tejido productivo local revierta en la propia ciudad. La incubadora de empresas compartiría espacio con un centro socio-cultural y una zona de ocio en la azotea que permitiese generar dinero para la recuperación del edificio. A pesar de las bondades del proyecto y de la implicación de esta asociación, desde el Ayuntamiento se ve con mejores ojos entregar el edificio a un tercero para que se ocupe de su recuperación, habiendo varias propuestas de uso hotelero que cuentan con el beneplácito del equipo de Gobierno municipal.

La última idea para dar uso a un edificio abandonado desde hace años parte de la Iniciativa Ciudadana Sevilla 2019, cuyo objetivo es rememorar el quinto aniversario del viaje que Magallanes y Elcano iniciaron en Sevilla hace quinientos años y que les llevó a dar la vuelta al mundo por primera vez en la historia. 


Altadis vista desde la otra orilla del río Guadalquivir


La semana pasada se presentaron una serie de proyectos e ideas para celebrar este aniversario y uno de los más interesantes proponía hacer de la fábrica de Altadis en Los Remedios el epicentro de la conmemoración. Desde Sevilla2019 se plantea que los mares del siglo XVI han sido sustituidos por Internet como principal medio de propagación de ideas y, por tanto, del conocimiento. 'El Faro' es el nombre dado a un proyecto que convertiría el recinto fabril "en un centro de gestión, tratamiento y explotación de los datos que genera el big data y la indexación de la información que existe y circula por Internet, el 'Archivo de Indias del siglo XXI', convirtiendo la ciudad en un nodo de información mundial".

Precisamente esta semana se ha firmado un nuevo acuerdo entre el Ayuntamiento y Altadis para desbloquear los terrenos de la antigua fábrica y poder sacar adelante una serie de proyectos vinculados al desarrollo del barrio donde se asienta. Según el acuerdo, una parte del edificio (incluyendo zonas verdes y paseo del río) pasarían a formar parte de la ciudad a cambio de una explotación de uso terciario del resto de las instalaciones. Todo ello dependerá de los informes patrimoniales emitidos por la Junta de Andalucía y del proceso de participación ciudadana que pretende poner en marcha el Ayuntamiento. 

La apuesta por las nuevas tecnologías, el medio ambiente y el desarrollo sostenible son caminos que se pueden (y deben) explorar en Sevilla para mejorar la economía de nuestra ciudad. Ya no se trata de competir con otras ciudades, sino de tener más ambición y ofrecer una mejor calidad de vida a los ciudadanos. Sevilla pierde población desde hace años y no consigue crear empleo ni generar un mayor dinamismo económico que le permita crecer. Proyectos como los cuatro descritos plantean un cambio de rumbo, otro modelo a explorar. Podrán dar más frutos o menos, pero desde luego no perdemos nada por intentarlo. 

No hay comentarios: