Páginas

jueves, 15 de diciembre de 2016

¿Quién vela por el Patrimonio en Sevilla?

Casa Nogueira (1908), uno de los edificios más representativos de Aníbal González


Navegando por la web que la Comunidad de Madrid creó hace unos meses para difundir la obra de uno de los principales arquitectos de la capital, Antonio Palacios, no hago más que pensar en lo fácil y económico que resulta difundir el Patrimonio cuando hay interés y voluntad. En la web se puede conocer la biografía del arquitecto, ver imágenes de sus obras (algunas tan célebres como el Palacio de Cibeles, actual Ayuntamiento de Madrid, o la sede central del Instituto Cervantes), analizar su trayectoria y visión arquitectónica, inscribirte en visitas guiadas e incluso crear tu propia ruta gracias al mapa con la ubicación de todos sus edificios. Insisto, es tan económico y simple difundir el Patrimonio.


En cuestiones de arquitectura sevillana siempre he sentido una especial predilección por Aníbal González. Si normalmente sufro cuando veo cómo se maltrata cualquier edificio histórico, cuando la víctima es una obra de Aníbal, el sufrimiento se acrecienta. Personalmente creo que hay dos arquitectos fundamentales en la historia de Sevilla, dos creadores que con sus obras modificaron la imagen de nuestra ciudad para siempre. Uno es Leonardo de Figueroa y el otro es Aníbal González. Por supuesto hay muchos arquitectos sevillanos o que hayan trabajado en la ciudad cuyo es papel es interesantísimo y sin los cuales el patrimonio sevillano quedaría huérfano, pero lo que supusieron estos dos arquitectos para la imagen de la ciudad es sin duda un papel a tener en cuenta.

Años se lleva hablando de dedicarle un museo a Aníbal González. Del mismo modo que durante mucho tiempo se persiguió la idea de erigirle un monumento. Del museo nada más se supo, pero su monumento ya lo tiene y poco ha contribuido a divulgar su obra. Siempre he defendido que el mejor homenaje que le podríamos hacer a Aníbal González es cuidar y proteger sus edificios, de nada sirve dedicarle un monumento o inaugurar un museo con su nombre mientras sigamos dejando que la Plaza de España se deteriore a pasos agigantados o que sus edificios sean cercenados y vaciados, eliminando el carácter que les profirió el arquitecto. Hace unos días saltaba la noticia del derribo de un edificio de Talavera y Heredia en Nervión. ¿De verdad un museo evitaría tales desmanes? Es evidente que no.

Es curioso que una ciudad como Sevilla, con tantísimo patrimonio y que aparece en todas las guías de viaje como un potente foco patrimonial, no cuente ni siquiera con un área municipal de Patrimonio. Tenemos una delegación de Fiestas Mayores para dos eventos que duran una semana al año, pero no existe estructura alguna para velar por nuestro patrimonio. Se comprende así que a diario se destruyan edificios dejando únicamente sus fachadas (o a veces ni la fachada), que edificios como la antigua iglesia de San Hermenegildo, de propiedad municipal, lleve años cerrada sin el menor mantenimiento o que nuestros museos estén a la cola de Europa en cuanto a instalaciones. Somos una ciudad patrimonial, pero a nadie le interesa el patrimonio. Y por eso cada vez tenemos menos. Cuando se tiran edificios del siglo XVIII enteros, ¿cómo se puede pretender que haya una conciencia en cuanto a mantener pavimentos originales, azulejos o cancelas?

Como decía al principio, crear una web donde difundir la obra de Aníbal González no sería complicado. Es más, su obra se reparte por Sevilla, Huelva y Cádiz, por lo que podría servir de nexo patrimonial entre las tres provincias. Pero ¿quién va a poner en marcha un proyecto así si no hay una mínima infraestructura destinada a garantizar la conservación y difusión del Patrimonio?

8 comentarios:

nini desempleado dijo...

Me muero de pena al leer todo esto. Pienso que el cambio para que esta situación se revierta es cultural, y la cultura no se cambia de un día para otro. Mientras tanto, ¿qué podemos hacer para no seguir perdiendo nuestros valores patrimoniales a este ritmo tan desolador?

Sergio Harillo dijo...

Cierto, la cultura no se cambia de un día para otro, por eso las personas a las que nos interesa debemos unirnos, crear conciencia e insistir en que las cosas se pueden hacer de otro modo :)

manolo dijo...

Por personas como tu que siente Sevilla Y si no fuera por mi invalidez me ofreceria para acompañarte.

manolo

.

nini desempleado dijo...

¿Qué opciones efectivas hay para que los que estén interesados puedan hacer algo por la ciudad que se pueda plasmar en cambios más allá del simple granito de arena que pueda aportar cada uno visitando una exposición o tirando los papeles a la papelera?
Un post sobre esto podría orientar a mucha gente.
Sé que es una cuestión difícil de abordar, pero si eres conocedor del tema, te animo a que crees un post sobre esto, si es que no has publicado ya alguno.
Soy consciente de que la propia iniciativa de crear este blog es ya aportar mucho más que ese simple granito de arena.
Muchas gracias.

Sergio Harillo dijo...

Hola Nini desempleado. Pues no sabría decirte. Yo siempre digo lo mismo, cada uno desde nuestra pequeña parcela podemos hacer mucho, desde reciclar, a tener plantas en tu balcón o utilizar el aire acondicionado sólo si realmente lo necesitamos. En el tema patrimonial es más complicado ya que está tan institucionalizado que es complicado aportar, pero aún así también podemos hacer algo dentro de nuestro ámbito, como recomendar a nuestro entorno que vaya a ver tal obra de teatro o visitar 'x' exposición. Soy de la opinión que aportando pequeños granitos de arena se puede hacer mucho.

Por mi parte, me encantaría que hubiera más blogs centrados en el tema cultural para poder hacer fuerza todos juntos y dar voz a todas esas cosas que aparecen en este blog. Pero tampoco puedo obligar a nadie a hacerse un blog, es algo muy personal.

No sé si te he contestado o si me pedías alguna medida concreta, pero ahora mismo es lo único que se me ocurre.

¡Saludos!

nini desempleado dijo...

No, no. No te pedía nada concreto. Era sólo por tener perspectivas. Muchas gracias.

Crear un blog es una iniciativa tan loable como valiosa. Algunos blogs llegan a ser referentes en sus materias y creo que tu blog es puntero en lo que a cultura en Sevilla se refiere.
Ahora bien, no todo el mundo reúne los conocimientos necesarios para hacer un blog cultural de calidad. Yo, por ejemplo, soy de ciencias y, aunque me interesa todo lo que tenga que ver con el arte y la cultura, no poseo el trasfondo o sustrato que haría falta para poder elaborar algunos de tus artículos y publicar un par de entradas a la semana. Me llevaría mucho tiempo recopilar esa información y, aun así, no tendría mucha certeza de que lo que pudiese ofrecer fuese veraz o contrastado. Alguien de tu formación tiene muchos más recursos para ello.
Por eso, si quisiese colaborar con alguna iniciativa que pudiera tener un empuje o repercusión similar al que pueda tener un buen blog cultural, tendría que dedicarme a otro tipo de actividad, aunque no se me ocurre nada ahora mismo dentro de mis posibilidades, y eso me genera sensación de impotencia para luchar de una forma más activa contra los graves problemas culturales que afectan a Sevilla.

Sergio Harillo dijo...

@ Nini: Entiendo lo que dices pero creo que nada más que mostrando ese interés ya estás haciendo mucho. Sin duda el interesarte por el tema cultural y querer conocer ya es un gran paso a la hora de valorar la cultura y el patrimonio.

Por otro lado, hay un Blog que sigo de Málaga que está escrito por una persona que no es historiador del arte ni nada relacionado con el sector, de hecho por lo que cuenta en el Blog nunca se había interesado por estos temas hasta que en su ciudad empezaron a abrir tantos museos. Ahora en su blog hace reportajes sobre las exposiciones y los museos que hay en Málaga contado de una manera muy cercana que a mí personalmente me parece muy interesante. Es otra forma de hacer difusión :)

¡Saludos!

nini desempleado dijo...

Sí, es buena idea, me lo plantearé de otro modo.

Muchas gracias. ¡Saludos!