Páginas

jueves, 24 de noviembre de 2016

Sevilla acoge la I Feria Nacional de Urbanismo Verde y Sostenible



El Palacio de Exposiciones y Congresos acoge durante estos días la I Feria Nacional de Urbanismo Verde de Sevilla, Urve2016, un foro de encuentro organizado por el Ayuntamiento que pretende erigirse como espacio de reflexión para los profesionales que apuestan por un desarrollo más sostenible de nuestras ciudades.


Puede resultar paradójico que una ciudad como Sevilla, en la que el Urbanismo Verde y Sostenible es toda una quimera, se lance a organizar una Feria de este tipo, pero si las ponencias, charlas y encuentros que se desarrollen estos días en FIBES sirven para que el Ayuntamiento cambie radicalmente el modelo de ciudad que tenemos, algo se habrá conseguido.

"Queremos convertir a Sevilla en referencia en estrategias para hacer una ciudad más habitable, verde y sostenible". Son las palabras que pronunció ayer el alcalde de la ciudad durante la inauguración de URVE2016, un encuentro al que el Ayuntamiento únicamente ha podido asistir con la promesa de que una vez aprobado el nuevo macrocontrato de zonas verdes para el año que viene, se dará un paso de gigante en materia de cuidado de nuestro patrimonio vegetal. ¿Pero y lo demás? El Urbanismo Verde no radica únicamente en cuidar de las zonas verdes y del arbolado urbano, va mucho más allá, y es en ese 'más allá' donde las medidas tomadas por el Ayuntamiento en los últimos meses parecen chocar con el objetivo de hacer de Sevilla "una ciudad más habitable, verde y sostenible". Medidas como el giro en la calle Torneo para permitir el acceso de más coches al centro histórico por la calle Baños, la reforma de la calle San Vicente para alargar la cola de vehículos hacia el aparcamiento de la Gavidia o la cada vez mayor prohibición del uso de bicicletas en determinadas calles que fueron diseñadas con carril bici (Avenida de la Constitución, Asunción, San Jacinto) van precisamente en contra de un modelo de ciudad sostenible.

El sábado pasado conocíamos que la propuesta de la Red Sevilla por el Clima de que Sevilla opte a ser capital verde europea tomaba visos de realidad al ser apoyada por el Ayuntamiento. De hecho, ya somos ciudad candidata para el año 2019. El camino que tenemos por delante es largo y el trabajo, ingente. No estamos hablando únicamente de cambiar el modelo de ciudad, sino de cambiar la mentalidad de la gente para que empiece a tomarse en serio los problemas del cambio climático y los daños nocivos para la salud de nuestra forma de vida actual. Si queremos optar a una calidad de vida mejor, son muchos los hábitos que debemos cambiar y sobre todo, debemos empezar a sacrificar determinadas cosas por el bien de las futuras generaciones. 


>> Si quieres conocer más sobre Urbanismo Sostenible, consulta estas entradas del Blog:

- ¿Es Sevilla una ciudad sostenible? (enlace)
- ¿Es posible diseñar una ciudad peatonal? (enlace)
- Un nuevo modelo de ciudad (enlace)
- ¿Qué es un ecobarrio? (enlace)
- El Ayuntamiento plantea 78 medidas contra el cambio climático (enlace)
- Los techos verdes como apuesta de futuro (enlace)
- El auge de lo local en un mundo global (enlace)
- ¿Por qué una Tablada verde? (enlace)
- El arbolado viario, una asignatura pendiente (enlace)

No hay comentarios: